Edición n° 2747 . 30/05/2024

Los ceos que juegan atrás de Sergio Massa y Javier Milei

El libertario se lleva a Galperin, los Unicornios, Rocca, la Sociedad Rural y al rey de los cítricos. Brito, Vila, Urtubey, De Narváez, Figueiras, los rebeldes de la UIA, las pymes y los textiles, con el tigrense. 

Leandro Renou

Como pocas veces antes, la campaña presidencial diferenció claramente los grupos que apoyan a los candidatos que se disputan este domingo el balotaje. Massa cosechó casi la totalidad de los respaldos políticos oficialistas y opositores, y Milei se quedó con el macrismo duro. Con una lógica similar se partió el empresariado, con el candidato de Unión por la Patria consiguiendo respaldo de banqueros nacionales, industriales, textiles y algunos históricos; y el libertario cerrando con las empresas Unicornio, constructores financistas, la Sociedad Rural y el holding Techint. A continuación, cómo quedaron los alineamientos en base a posiciones que los propios ceos expresaron en público o bien movidas estratégicas de apoyo o financiamiento de campaña. 

Los que se cuadran con Massa 

José Urtubey: El titular de Celulosa Argentina dijo que «Milei ataca el ADN cultural de Argentina» y rechazó de plano la idea del libertario de dejar de comerciar con Brasil y China. Ex hombre fuerte de la UIA, se expresó en favor de Massa y participó de uno de sus últimos actos de campaña en un teatro de la calle Corrientes. Es hermano de Juan Manuel, ex gobernador de Salta, que esta semana blanqueó su apoyo al tigrense. 

Guillermo Moretti: El químico de Santa Fe, vice de la UIA, fue el primero en mostrar «la preocupación» por el modelo Milei. Hace unos días, la Federación de Industriales de Santa Fe (FISFE), en la que tiene mucho peso, hizo un acto avalando la propuesta industrial de Massa. Moretti fue, ya en tiempos de Macri, quien avisó que el PRO no tenía modelo industrial. Durante el gobierno de Macri cerraron las puertas 25 mil pymes industriales. 

Carolina Castro: «Como mujer y como industrial, creo que la fórmula Milei/Villarruel no sólo no es opción para saldar esa deuda (la crisis que saldó la democracia) sino que además sus ideas pueden hacer que perdamos los pocos acuerdos que sí tenemos», expresó hace unos días la autopartista dueña de Industrias Guidi. Fue en el marco de una carta de 1000 mujeres contra Milei. Castro no es una cruzada de Massa, pero defiende el federalismo, el Estado y pelea contra las dictaduras. Fue funcionaria, en un breve lapso, del gobierno de Mauricio Macri, y luego oficio de pre candidata a diputada por el espacio de Florencio Randazzo. Es la primera mujer que llegó a la mesa chica de la UIA, donde dio peleas internas de género y de poder, se enfrentó a Techint y terminó pagando siendo corrida de su lugar. 

Eduardo Eurnekian: «Tengo 3700 empleados en mi empresa y uno salió fallado», dijo esta semana, mientras Milei entraba al almuerzo del Cicyp, entidad que el empresario armenio supo presidir. El líder de Corporación América (Aeropuertos Argentina 2000, entre otras firmas) fue el empleador central del Milei, y buena parte de sus empleados se fueron a trabajar a LLA. Los que lo conocen aseguran que «hoy banca a Massa», no ve «a Milei con capacidad de asumir tal resposabilidad». 

Daniel Vila: Amigo de años de Massa, han pasado vacaciones juntos y el nexo es más que fluido. El dueño del Grupo América habla seguido con el candidato. En esa mesa chica aparece, también, el ex funcionario menemista José Luis Manzano, hoy empresario multipropósito. Vila apoya a Massa en todas sus candidaturas. 

Marcelo Figueiras: «La propuesta de Massa a mi me atrae en el capítulo de terminar con la grieta», expresó el dueño de Laboratorios Richmond y avisó que lo votará. Fue uno de los fabricantes argentinos de la vacuna del COVID y tiene peso dentro de CILFA, la cámara de laboratorios privados nacionales. Tiene históricos contactos con la política y tenía un nexo, como la mayoría de los ceos, con el alcalde Horacio Rodríguez Larreta. 

Francisco De Narváez: ex propietario de Casa Tía, hoy al frente de Chango Más, acompañó a Massa en el debate en la Facultad de Derecho y ya había estado en la visita del candidato a Santiago del Estero. A quien también lo acompañó hace unos horas en su paso por el Cicyp lo mencionan como posible integrante de un gabinete si Massa gana las elecciones. Ya cuando Massa fue candidato a presidente por el Frente Renovador, tuvo un acuerdo con De Narváez, entonces diputado bonaerense. 

Jorge Brito: el dueño del Banco Macro es amigo de Massa y hablan muy seguido. También presidente de River, Brito es un reconocido enemigo político de Mauricio Macri y, en consecuencia, no comulga con los libertarios. Al igual que su padre, Brito entiende que el país debe tener un acuerdo amplio en política, evitando los extremos. Fue él, como miembro del Cicyp, quien se quejó de cómo la Sociedad Rural politizó un organismo que venía en una tendencia moderada. 

Luciano Galfione: «Argentina no es Roma, para incendiarla como Nerón», dijo el titular de la Fundación Protejer esta semana. Dueño de una pyme textil, Galfione agregó, en diálogo con este diario, que «vamos por la racionalidad. Creemos que las cosas hay que cambiarlas cuando están mal, no cuando están bien. En ese sentido la decisión es sencilla”. Los textiles fueron los más golpeados por el modelo Macri, y esperan algo peor si no gana Massa. 

Los que deciden ir por el «riesgo» Milei

Nicolás Braun: Este diario fue el primero en contar que el empresario en cuestión es uno de los que llegó a Milei vía Corporación. Sobrino de Federico Braun, el dueño del supermercado La Anónima, otro de los que les acercó dineros a los libertarios. De esa misma usina salió Guillermo Francos, ex BID y hombre político de Milei. En el último mes, Eurnekian ordenó correr al grupo del nexo con Milei, pero ya sus cuadros habían migrado a esas ideas.

Gonzalo Tanoira: es el titular de Citrícola San Miguel, el mayor exportador de cítricos del mundo, y también propietario de bodegas y dirigente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas. Sostuvo por años al macrismo, pero hoy es uno de los autores del sub grupo de Whatsapp «Dolarización», en el cual miembros de Nuestra Voz debaten la agenda de Milei. Tanoira era uno de los favoritos de Macri. Lo describe una anécdota: cuando Trump era presidente, solía calificar a Macri como «Mr Lemon», por el lobby constante que hacía por los negocios de Tanoira, sobre todo con la exportación de limones.

Eduardo Bastitta: constructor y dueño de una empresa de logística (Plaza Logística), que maneja en el Uruguay la ciudad de exilio de empresarios argentinos. Hace unas semanas, llevó a Milei a Colonia, donde edifica el «+ Colonia», un polo tecnológico donde quiere llevarse ceos nacionales. Las malas lenguas cuentan que la visita de de Milei se pagó con dos propiedades en el Uruguay. Hoy, Bastitta está en el armado de la fiscalización de Milei en provincia de Buenos Aires. 

Ernesto López Anadón: Eltitular del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG), que en la apertura de la muestra Oil and Gas, en La Rural, explicó que «es indistinto que YPF esté en manos privadas o públicas». Anadón, que fue parte este martes del almuerzo que el Club del Petróleo le organizó a Milei, es un ex empleado de la YPF de Repsol que, según cuentan quienes lo conocen, sostiene la relevancia de la política petrolera del Plan Houston y banca la privatización de Milei, algo que le expresó al propio libertario.

Marcos Galperín: Desde su exilio voluntario en el Uruguay, el dueño de Mercado Libre pone militancia de Whatsapp por Milei. Su grupo Nuestra Voz disparó dos subgrupos: uno para debatir la dolarización y otro para hacerle campaña directa. En ese grupo también juegan Martín Migoya y Guibert Englebienne, del unicornio Globant. Ambas empresas se hicieron las más grandes de Argentina con subsidios del Estado. Hoy, ambas pulsean por el libre mercado. Galperín jugó siempre para Macri y hoy ve en Milei a su igual más parecido. 


Paolo Rocca
: El dueño de Techint salió del clóset y aportó 20 millones de pesos de parte de la empresaInurban Inversiones Urbanas Nuevo Milenio, la constructora de holding de Rocca, para la campaña de Milei. Vía esa misma firma, con transferencias desde el banco BBVA, Techint ya había respaldado a Juntos por el Cambio: para pena de Patricia Bullrich, le habían puesto en aquel entonces 16 millones de pesos. En su momento, Rocca bancó otra campaña: la presidencial del radical Ernesto Sanz. Los que vieron que le puso plata a Milei se enojaron luego de haber trabajado tanto tiempo en nexo para llevar adelante el Gasoducto Néstor Kirchner. Además, David Uriburu, hombre de Techint en UIA, había elogiado a Massa en su paso por la central fabril. 

Cristiano Rattazzi: El «Tano», ya afuera de la FIAT y de la Unión Industrial (UIA) pasó de militar por Bullrich a hacerlo por «la liberalización de los mercados» que propone Milei. Quien supo ser el rey del establishment con fiestas monumentales en los veranos de Punta del Este, hoy se atiene a anotarse para fiscal de LLA. Ya lo había hecho, junto a su hijo, para la candidatura de Macri presidente en 2019. 

Marcos Pereda Born: El «hombre del helicóptero», tal el mote que le pusieron en el agro por su vicio de recorrer por el aire sus campos, juega a fondo con Milei. Hábil para filtrarle al Cicyp, entidad que preside, su línea ultra en economía y política, también maneja los hilos de la Sociedad Rural desde su lugar de vicepresidente. Pereda fue el coordinador de la Mesa Forestal del gobierno PRO. 

En cuanto a negocios, es dueño del Grupo Bermejo, que tiene toda la cadena ganadera integrada. Célebre de apellido, es hijo de Matilde Born Frías, hermana de los empresarios Jorge y Juan Born, dueños del emporio Bunge y Born.

Los Neuss: Georgie fue quien bancó la campaña de Patricia Bullrich y le prestó su avión para ir a las provincias. Ahora los hermanos están muy activos bancando a los libertarios. Son propietarios de Harz Energy, la distribuidora eléctrica EDERSA, inversiones de capital en Estados Unidos y España, más las firmas Neuss Agropecuaria y Haras La Lucila y Bodega Cerro Colorado.