Lo que vale (caro) es la salud

Los valores de los medicamentos de mayor consumo vienen subiendo más que el promedio general de precios de la economía.

Los medicamentos se vienen encareciendo sostenidamente por encima de la inflación, advierte el último relevamiento del Observatorio de Costos de la Salud de la UAS que confeccionan las empresas prestadoras de servicios médicos. El informe de precios del Indec correspondiente a junio indica que los remedios subieron un 7 por ciento, un punto y medio más que la suba general de precios del período, de 5,5.

Eso se montó sobre la situación de mayo, en donde el documento de la UAS detalla que los productos medicinales, artefactos y equipos para salud se encarecieron un 6,1 por ciento, también por encima del promedio de inflación del 5,1 por ciento. En aquel mes, «14 de los 25 medicamentos más vendidos quedaron por encima de la línea de la inflación general, entre los cuales se destaca el anticonceptivo hormonal Divina (8,2 por ciento), la levotiroxina de GSK (7,9), el Ventolín (7,7), el Actron 600 de acción rápida (7,6) y el Alplax (7,5 por ciento)», dice la UAS.

Más caros

Las empresas de salud aseguran que «hace dos años, se gastaba en medicamentos dos de cada diez pesos destinados a gastos sanitarios en Argentina. Hoy esa relación se expandió a tres de cada diez. Ya se gasta en remedios (30 por ciento del gasto total) más que en internaciones y cirugías (24 por ciento), un rubro que hasta 2021 estuvo a la par». Así, apuntan contra los laboratorios por el encarecimiento de la salud.

Desde la entidad que nuclea a las empresas de salud también reiteraron su clásica queja por «el impacto de los medicamentos de alto costo, que muchas veces se deben cubrir por fallos judiciales y que absorben una gran porción de los presupuestos de obras sociales y prepagas y reducen la capacidad para dar cobertura a los demás afiliados».

El informe de la UAS marca que «en estos meses, se acentuaron las diferencias entre los medicamentos de marca respecto de productos similares. Hay casos en los que ya casi triplican su valor» y cita números relevados por la consultora PxQ: «un ibuprofeno de 200 mg. de Pfizer tiene un precio 177 por ciento mayor a un ibuprofeno similar; un paracetamol de 500 mg de Genomma tiene un precio 49 por ciento mayor a un medicamento similar; un anticonceptivo (drospirenona 3mg etinilestradiol 0,03mg) de Bayer tiene un precio 69 por ciento mayor a un medicamento similar; y una metformina de 850mg de Montpellier tiene un precio 31 por ciento mayor a un medicamento similar».

Las cuotas de las prepagas no se quedan atrás: el Gobierno autorizó un nuevo aumento para las empresas de medicina prepaga del 11,34 por ciento a partir de agosto y se convertirá en la séptima suba en lo que va del año, para totalizar 68,5 por ciento en el período. Los incrementos anteriores fueron en enero (9 por ciento), marzo (6), abril (6), mayo (8), junio (10) y julio (4). 

Con la suba de agosto, las cuotas de las empresas de medicina prepagas se incrementarán 100 por ciento en relación a su valor del mismo mes de 2021, muy por encima de la inflación del período, que ya de por sí será muy alta y se estima superior a la línea del 70 por ciento, luego del nuevo pico que se viene registrando en julio.

Fuente: Pagina 12