Edición n° 2762 . 14/06/2024

“Lo que hace falta con o sin el FMI es un estrategia de desarrollo y precisar a qué sectores se quiere apuntalar para que el crecimiento sea inclusivo”

Los sectores y ejes principales que el país debe apuntalar para aumentar las exportaciones. ¿El acuerdo con el FMI permitirá continuar el crecimiento económico alcanzado en 2021? Opiniones en debate, una reflexión sobre la Argentina que se viene.

Datos productivos | Argentina.gob.ar
MOTOR ECONÓMICO/ OPINIONES EN DEBATE/ UN ESPACIO PROPIO ABIERTO AL DEBATE SOBRE QUÉ ARGENTINA SE QUIERE PARA EL MUNDO QUE SE VIENE

( Primera Parte / Motor/ Futuros/ Por Raúl Dellatorre, Director de Motor Económico ) Los sectores a los que debe prestar atención la política oficial para aumentar las exportaciones son aquellos que están ligados a la elaboración de productos con valor agregado. Por lo tanto, resulta imprescindible no quedarse únicamente en los resultados de una buena cosecha y exportaciones primarias. A modo de ejemplo, hay replanteos que es necesario realizar con respecto a la minería. El litio, uno de los productos estrella vinculados a esta actividad para los próximos años, requiere ir más allá de exportar únicamente el producto primario que es el clorato de litio.

«El litio, uno de los productos estrella vinculados a esta actividad para los próximos años, requiere ir más allá de exportar únicamente el producto primario que es el clorato de litio».

Resulta imprescindible apostar a generar valor agregado en origen, en las propias regiones donde se extrae este recurso como es el caso de Jujuy, Salta, Catamarca y también La Rioja. El proyecto máximo sería producir las baterías de litio en esa misma zona, algo que por el momento no estaría previsto. Por el contrario, por ejemplo, el proyecto de Toyota es extraer el litio, transformar ese primer producto de elaboración y llevarlo a Japón para elaborar las baterías allá. Esto debería replantearse.

Lo mismo sucede con otros sectores, donde es necesario evaluar aquellas áreas que pueden encontrar un buen mercado en el exterior y, más aún, pensando en el contexto actual que incluye a China, Rusia y la reconfiguración que va a haber a nivel mundial después del conflicto en Europa Oriental. Es importante determinar qué tipo de productos elaborados podemos enviar a esos mercados,  como pueden ser alimentos, calzados u otros rubros donde Argentina tiene un grado de desarrollo importante. Desarrollo que debemos fortalecer aún más para que las exportaciones vengan de la mano de mayor empleo y distribución de ingresos.

Tampoco se debe descartar el impulso que el Estado sigue dando a las áreas de ciencia y tecnología o la denominada ciencia del Conocimiento. En donde la mano de obra calificada y el nivel profesional se encuentra entre los más desarrollados del continente, entre ellos podemos encontrar a los equipos del INTA/ INTI, el Instituto Malbrán, los especialistas en programas y aplicaciones provenientes de las universidades tecnológicas, los equipos del Proyecto Arsat 1/2/3 y 4 , entre otros.

Argentina y las inversiones de China: los peligros de una nueva deuda |  Argentina | DW | 07.02.2022

Acuerdo con el FMI

El acuerdo con el FMI no impide seguir un proceso de crecimiento siempre que el gobierno tome las medidas y los riesgos necesarios para seguir con una política de crecimiento. No está limitado el uso de los ingresos públicos, más allá de que el gasto no aumente por encima de la pauta que le da el FMI. De todos modos, la evolución de la recaudación está dando un margen importante como para que las políticas de apoyo o de fomento del crecimiento continúen. De hecho, está planteado para que tengan continuidad.

Lo que hace falta con o sin el FMI es un estrategia de desarrollo: a qué sectores se quiere apuntar para que el crecimiento sea inclusivo, que ese desarrollo sea un cambio que vaya en el sentido del cambio estructural que necesita el país y que, de alguna forma, empiece a modificar el condicionamiento que implica la altísima concentración económica que tiene Argentina.

Lo mismo sucede con otros elementos que pueden surgir para mejorar los ingresos de la población, como puede ser vía salarios y también al otorgarle mayor participación a las actividades trabajo-intensivas o de sectores de servicios, pensado en la distribución regional de esos impulsos. Todo esto hace a un modelo de desarrollo económico que, hasta ahora, por distintos motivos se fue postergando en estos dos años y pocos meses que lleva de gobierno de Alberto Fernández.