Edición n° 2799 . 21/07/2024

Las pymes buscan propuestas y rechazan el RIGI

Luego de la aprobación en el Senado, cámaras empresariales representantes de pymes industriales advirtieron sobre la desventaja competitiva que representa Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones para las firmas locales. 

Por Mara Pedrazzoli/

“El RIGI es un retroceso más para la industria nacional”. Tras la sanción en el Senado de la Ley Bases, las pymes industriales advirtieron sobre la desventaja competitiva que representa Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) para las empresas locales. “En ninguna parte de la Ley Bases el Gobierno dice que esto va a favorecer a las pymes”, sostuvieron las agrupaciones empresarias que día a día intentan no desaparecer. La semana próxima le acercarán al ministro Francos una serie de propuestas de política.

El RIGI representa la vulneración de los recursos económicos del país en manos de grandes empresas extranjeras, y sin la potestad del Estado de legislar sobre los mismos y establecer condiciones que no sean tan desfavorables para la Nación. Como la fuga de las ganancias realizadas o la evasión de impuestos. Más bien facilita que las empresas consigan esos “beneficios”. Lejos quedaron los tiempos en que los gobierno buscaban mejorar Ley de Inversiones Extranjeras, vinculada a proyectos extractivos como la minería o el petróleo históricamente, para promover el desarrollo argentino.

“El RIGI es un retroceso más para la industria nacional”. Tras la sanción en el Senado de la Ley Bases, las pymes industriales advirtieron sobre la desventaja competitiva que representa Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) para las empresas locales. “En ninguna parte de la Ley Bases el Gobierno dice que esto va a favorecer a las pymes”, sostuvieron las agrupaciones empresarias que día a día intentan no desaparecer. La semana próxima le acercarán al ministro Francos una serie de propuestas de política.

El RIGI representa la vulneración de los recursos económicos del país en manos de grandes empresas extranjeras, y sin la potestad del Estado de legislar sobre los mismos y establecer condiciones que no sean tan desfavorables para la Nación. Como la fuga de las ganancias realizadas o la evasión de impuestos. Más bien facilita que las empresas consigan esos “beneficios”. Lejos quedaron los tiempos en que los gobierno buscaban mejorar Ley de Inversiones Extranjeras, vinculada a proyectos extractivos como la minería o el petróleo históricamente, para promover el desarrollo argentino.