Edición n° 2772 . 24/06/2024

Las oportunidades de desarrollo que propone el Proyecto CAREM para la industria nacional

La Comisión Nacional de Energía Atómica fue invitada por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) a presentar el Proyecto CAREM y sus vinculaciones con el entramado productivo, en el marco de la colaboración entre ambas instituciones, consolidado a través del acuerdo firmado hacia fines de 2021.

Organizado por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), ayer tuvo lugar el encuentro “Energía e Industria: oportunidades para el sector metalúrgico”. En el mismo se analizaron los escenarios energéticos de Argentina y las oportunidades de desarrollo para la industria metalúrgica nacional, considerando el contexto de la transición energética a nivel global.

La CNEA expuso sobre el avance de la obra del Proyecto CAREM y los lazos con el sector industrial nacional. Durante el evento organizado por la entidad empresaria, la presentación sobre el reactor CAREM estuvo a cargo de la responsable de Gestión Estratégica del Proyecto Alejandra Calvo, quien reseñó las principales características, alcances y proyecciones del SMR nacional.

“Los SMR como el CAREM, forman parte de un nuevo formato de modelo económico en el ámbito de los reactores nucleares; es un reactor más chico, más seguro, más barato y un modelo de negocios nuevo.”, señaló Calvo durante su disertación. “El mundo generó un nuevo mercado para estos SMR y nuestro desafío fue desarrollar y diseñar gran parte del proyecto a nivel nacional.”, agregó.

En la apertura del encuentro el presidente de ADIMRA Elio del Re remarcó la convicción de la entidad de “que el tema energético es estratégico y transversal a todas las industrias, y actividades de nuestro país”.

Luego tuvo lugar la presentación sobre “Transición Energética: Una oportunidad industrial para Argentina», por parte del especialista en temas energéticos y ex funcionario Diego Roger. “El elemento central de cualquier sociedad es la energía, básicamente porque sirve para sostener todos los demás sistemas sociales.”, aseguró.

También hubo una presentación sobre “Litio en Argentina: oportunidades para la industria metalúrgica”, por parte del vicepresidente de YPF Litio Hernán Letcher. Y finalmente, el director de Nucleoeléctrica Argentina Gabriel Barceló expuso sobre la “Extensión de Vida Atucha 1: impacto en la cadena de valor metalúrgica”. Entre los conceptos más destacados, Barceló remarcó: “Tenemos muchos MWe nucleares que incorporar, por eso también es la oportunidad de los reactores grandes. Argentina tiene una gran historia en este ámbito”.

El cierre del evento estuvo a cargo del presidente de la comisión de Energía de ADIMRA Luis Manini, quien señaló que “el proyecto CAREM es realmente impresionante, no cabe duda de que los argentinos y argentinas podemos ser innovadores y desarrollar tecnología compleja. Hay que transmitir la importancia de estos proyectos trascendentales para que la sociedad misma los apoye. Tenemos que rescatar el compromiso político de fomentar el trabajo argentino en todos los proyectos.”, finalizó.

Objetivo estratégico

Uno de los principales lineamientos del Proyecto CAREM es alcanzar, al menos, un 70% de participación de empresas argentinas en el proceso de diseño y construcción de la planta de 32 MWe que servirá para validar el concepto proyectual y como base del diseño de los futuros módulos comerciales del reactor CAREM.

Para eso, desde el sector de Suministros del CAREM se trabaja con las empresas que integran ADIMRA para establecer posibles líneas de trabajo en común.

El CAREM fue destacado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) como el primer reactor de baja y media potencia tipo SMR (por sus siglas en inglés) en construcción en el mundo.