Edición n° 2741 . 24/05/2024

Las comisiones de energía atómica de Argentina y Francia firmaron un acuerdo que renueva sus lazos de cooperación

La CNEA y la CEA profundizarán su colaboración en los ámbitos del uso pacífico de la tecnología nuclear y de las nuevas tecnologías energéticas. La firma del convenio se hizo en el marco de la 67° Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica.

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Comisión de la Energía Atómica y las Energías Alternativas de Francia (CEA) firmaron un acuerdo de cooperación en los ámbitos del uso pacífico de la tecnología nuclear y de las nuevas tecnologías energéticas que renueva y amplía otro rubricado en 2010.

El nuevo convenio, que fue formalizado en el marco de la 67° Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), fue firmado por la presidenta de la CNEA Adriana Serquis, y su par de la CEA François Jacq. Tendrá una duración de diez años que podrán ser prorrogados.

“Como antecedente teníamos un acuerdo de cooperación rubricado en 2010, que estaba pendiente de renovación desde diciembre de 2021. Ahora buscamos expandir las temáticas de ese acuerdo original, considerando tanto los planes nucleares de cada país como las potencialidades de vínculo bilateral en las áreas de trabajo de cada institución, como reactores, materiales, reactores modulares pequeños, ensayo de componentes, aceleradores y nanotecnología”, explicó Serquis.

El acuerdo establece que la CNEA y la CEA “se proveerán mutuamente asistencia y prestación de servicios” en diferentes campos y a través de distintas modalidades.

La cooperación se realizará en forma de intercambios de información; visitas recíprocas de personal científico y técnico a instalaciones de cada institución; organización de seminarios y talleres; misiones de expertos y estudios conjuntos y proyectos de colaboración técnica o de investigación y desarrollo.

En 1994 los gobiernos de Argentina y Francia suscribieron un convenio para la utilización de la energía nuclear con fines exclusivamente pacíficos y no explosivos, al que en 2010 se le sumó el acuerdo de cooperación científica y técnica entre la CNEA y la CEA.

Francia es uno de los máximos referentes mundiales en energía nuclear. Se destaca por sus 56 centrales nucleares de potencia en operación y por su programa de ciencia y tecnología para la investigación, desarrollo e innovación en el campo de los usos pacíficos de la tecnología nuclear. La CEA es uno de los organismos de investigación y desarrollo más importantes del mundo. Cuenta con nueve centros atómicos donde se desarrollan actividades en áreas como ciclo de combustible, reactores de investigación, radiobiología y radioprotección, desmantelamiento y fusión.

El vínculo de colaboración en el ámbito de la energía nuclear entre la Argentina y Francia, y particularmente entre la CNEA y la CEA, posee una larga trayectoria. Una gran cantidad de profesionales del organismo argentino se formaron en centros atómicos franceses en ciencias de los materiales y reactores nucleares de potencia e investigación, entre otras áreas. La firma de este nuevo acuerdo permitirá profundizar la relación entre ambas instituciones.

Muestra de los proyectos del sector nuclear argentino

Este martes, Argentina inauguró su stand en el marco de la Conferencia General del Organismo Internacional de Energía Atómica. Estuvieron presentes el director de ese organismo Rafael Grossi y la presidenta de la CNEA Adriana Serquis, junto a otras autoridades diplomáticas y de sector nuclear nacional.

El stand es compartido entre CNEA e INVAP y muestra los avances de los dos grandes proyectos de ingeniería de nuestro país en materia de energía nuclear. Uno es el CAREM, el reactor modular pequeño que se está levantando en la localidad de Lima, Buenos Aires, con diseño y tecnología nacionales. El otro es la construcción del RA-10, el reactor de producción de radioisótopos e investigación que se está constuyendo en el Centro Atómico Ezeiza.

El director General del OIEA Rafael Grossi participó en la inauguración del stand de Argentina.
Los reactores de investigación latinoamericanos en la Conferencia del OIEA

La presidenta de la CNEA Adriana Serquis también participó del evento de presentación de la Red de Reactores de investigación de América Latina y el Caribe (RIALC) que se desarrolló durante la primera jornada de la Conferencia General de Organismo Internacional de Energía Atómica.

«Expusimos sobre el recorrido que tiene Argentina con sus reactores de investigación, desde el RA-1 al proyecto RA-10, y nuestra capacidad como país de generar una red que puede ayudar a los otros países de la región», comentó la presidenta de la CNEA.

Puntualizó que los ejes que guían la tarea de los reactores de investigación en Argentina son «la producción de radioisótopos y radiofármacos, la educación y entrenamiento y la operación y mantenimiento de instalaciones».

De la RIALC, de la que participan nueve países de la región: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Jamaica, México y Perú. Su propósito es motivar un mejor aprovechamiento de los reactores y satisfacer la creciente demanda de productos y servicios que se generan en estas instalaciones.

El próximo evento en el cual tendrá participación activa la RIALC será el Taller de Reactores de Experimentación y Servicios que se realizará durante la primera semana de octubre en Buenos Aires.