Las alternativas de Rusia y China ante las sanciones de Occidente, según Jalife-Rahme

Samuel Cortés Hamdan

Una de las maniobras más importantes de China ante las sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa en torno al sistema SWIFT sería darle la vuelta poniendo en juego su dinero digital, destacó el politólogo Alfredo Jalife-Rahme.

El analista y colaborador de Sputnik ofreció una videocharla este 7 de marzo en torno a la respuesta que elaboran tanto Rusia como China para sobrellevar las sanciones económicas que impone en su contra tanto la Casa Blanca como la Unión Europea, en rechazo a la operación militar especial iniciada por Vladímir Putin en territorio de Ucrania.

La Sociedad para la Telecomunicación Financiera Global Interbancaria (SWIFT, por sus siglas en inglés), funciona como un panóptico financiero para dominar las operaciones económicas del planeta, estimó Jalife-Rahme.

Es en ese contexto que China impulsa su propio sistema de intercambio interbancario, con miras a desligarse de la dominación financiera estadounidense, destacó el internacionalista, el Sistema de Pagos Interbancarios Transfronterizos (CIPS, por sus siglas en inglés).

Reconoció que el rublo, la moneda rusa, no es competitivo frente al dólar, además de que con las sanciones está siendo excluido del sistema SWIFT mientras que no cuenta con su propio sistema, como el chino, lo que agudiza su situación ante las restricciones.

No obstante, la alianza entre Pekín y Moscú, por su fortaleza estratégica, puede llevar a la deposición de la economía estadounidense del dominio internacional, no en lo inmediato, pero dentro de una década, valoró.

De acuerdo con su análisis, la primacía del sistema SWIFT ya iba a la baja incluso antes de la escalada del conflicto en Ucrania, situación que se agudiza con el actual escenario internacional.

«Más allá de Ucrania, lo que está en juego, ahí, obviamente, es el nuevo orden internacional, yo ya les dije hasta el cansancio, será tripolar o no lo será, será entre China, Rusia, Estados Unidos», estimó el especialista.

Jalife-Rahme destacó que a pesar de que las relaciones entre la India y China no son las mejores, el vínculo entre el país que gobierna Narendra Mori y Rusia es muy fuerte, por lo que es un factor relevante en el reacomodo de fuerzas geopolíticas.

Fuente: Sputniknews