Edición n° 2701 . 14/04/2024

La UOM y la CGT Villa Constitución cortan la Autopista Rosario – Buenos Aires por el peligro de perder los 7 mil empleos que genera Acindar a nivel regional

La protesta fue coordinada entre la UOM Villa Constitución y la CGT local. Es por el riesgo de la pérdida de 7 mil puestos de trabajo que genera Acindar a nivel local. Señalaron que impacta «severamente en las pymes locales, el comercio de Villa Constitución y, por ende, en toda la cadena de valor de la industria metalúrgica».

En una protesta que parece convertirse en el primer punto de coordinación en la región, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Villa Constitución y la CGT local, encaran un corte en la Autopista Buenos Aires Rosario. Es para visibilizar el peligro de la pérdida masiva de puestos de trabajo.

A la calle salieron los gremios de la CGT del Departamento Constitución, «frente a la inédita situación de cierre temporal de los hornos de Acindar y el contexto de ajuste nacional que impacta directamente en la vida laboral y económica de nuestros trabajadores y sus familias», señalaron.

Además calificaron a Acindar de «piedra angular de la industria metalmecánica y crucial para la economía nacional y local». Es conocido que la empresa se ve forzada a detener su producción debido a las decisiones macroeconómicas del Gobierno Nacional.

#URGENTE La UOM y la CGT Villa Constitución cortan la Autopista Rosario - Buenos Aires por el peligro de los 7 mil empleos que genera Acindar a nivel regional

«Esta paralización no solo afecta a los empleados directos de Acindar sino que pone en peligro más de 7.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos, impactando severamente en las pymes locales, el comercio de Villa Constitución y, por ende, en toda la cadena de valor de la industria metalúrgica», sostuvieron.

Y plantearon un anclaje histórico: «En este momento crítico, evocamos el deber histórico de nuestra comunidad, recordando gestas pasadas de lucha y resistencia, para enfrentar este desafío con determinación y unidad».

Semanas atrás, la empresa Acindar activó un freno en al menos cuatro plantas de producción con suspensión de trabajadores. Además en las últimas horas se confirmó el despido de metalúrgicos en la planta de Rosario.

La tensión en el sector va en aumento frente a la imposibilidad de la conducción nacional de la UOM de cerrar un aumento salarial para el sector, tras truncas negociaciones con las autoridades de la cámara empresaria del acero, que encabeza el Grupo Techint de Paolo Rocca.

Según denunció el gremios, los empresarios se niegan a recomponer salarios desde diciembre de 2023, una situación que derivó en un llamado a un paro nacional de la UOM en las plantas siderúrgicas.

El panorama salarial y laboral es incierto y las seccionales de base de la UOM prometen dar continuidad a las protestas regionales hasta tanto sean confirmadas las paritas y se garanticen la continuiidad laboral de miles de trabajadores.

Por último respaldaron las gestión del Gobernador de la Provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, «por una coparticipación justa y la defensa de la producción agrícola de la provincia» y le reclamaron «que la agenda gubernamental priorice la defensa de los puestos de trabajo, el apoyo a las pymes, y el rechazo a la implementación del impuesto a las ganancias sobre los trabajadores».