Edición n° 2707 . 20/04/2024

La ruta monopólica del aumento del azúcar

Quienes controlan este producto se pusieron de acuerdo para entregarlo a cuentagotas y así aumentar mes a mes.

                                               Los alimentos y bebidas vienen siendo protagonistas de la inflación en el país ya hace tiempo. Pero, entre los productos esenciales, el precio del azúcar aumentó considerablemente.

¿Por qué motivo sube tanto el azúcar? Porque quienes controlan este producto, conformando un verdadero monopolio, se pusieron de acuerdo para entregarlo a cuentagotas y así aumentar mes a mes el precio.

En su página web la empresa Arcor – enorme fabricante de alimentos – presenta su producción de azúcar con uno de los ingenios más grandes de la Argentina. Se trata del Ingenio La Providencia, que fue adquirido por la firma en 1994. “A partir de ese año se sucedieron numerosas inversiones, incorporando nuevas tecnología, lo cual permitió crecer en capacidad productiva, abasteciendo a la totalidad de las plantas del grupo y vender sus excedentes preferentemente al mercado externo”, destaca Arcor en su sitio web.

Pero lo que no explica es que con otros ingenios entregan en cuotas la mercadería a Pymes que necesitan esta materia prima para la elaboración de sus productos; para que así el monopolio pueda aumentar los precios a su gusto.

Con este sistema lograron que el kilo de azúcar pase de costar en enero del 2022 $40 más IVA; a $50 en marzo; $80 en junio; $110 en noviembre; $200 en febrero de 2023; hasta que hoy tenga un valor local de $240.

Esto es un 500% de aumento en 15 meses. Mientras que el precio internacional del azúcar es de $88.

Al no poder importar, las pequeñas empresas deben comprar el azúcar a este tipo monopolios a precios desorbitantes, sin libertad de elegir en cuanto a la variedad, y con subas sostenidas que explican el aumento abismal de este producto en la canasta de los argentinos.

Pero lo que no explica es que con otros ingenios entregan en cuotas la mercadería a Pymes que necesitan esta materia prima para la elaboración de sus productos; para que así el monopolio pueda aumentar los precios a su gusto.

Con este sistema lograron que el kilo de azúcar pase de costar en enero del 2022 $40 más IVA; a $50 en marzo; $80 en junio; $110 en noviembre; $200 en febrero de 2023; hasta que hoy tenga un valor local de $240.

Esto es un 500% de aumento en 15 meses. Mientras que el precio internacional del azúcar es de $88.

Al no poder importar, las pequeñas empresas deben comprar el azúcar a este tipo monopolios a precios desorbitantes, sin libertad de elegir en cuanto a la variedad, y con subas sostenidas que explican el aumento abismal de este producto en la canasta de los argentinos.