Edición n° 2702 . 15/04/2024

“La Provincia recibe 10 puntos menos de coparticipación de lo que le correspondería»

Por Andrés Miquel

El presidente de la Federación Económica de Buenos Aires asegura que «si la provincia pierde fondos habría que oponerse». El lugar de las pymes, la presión fiscal, y las consecuencias de la inflación.

“Nunca apoyamos un aumento de impuestos, pero también sabemos que el Estado se tiene que financiar”, asegura el Presidente de la Cámara Regional de Comercio e Industria de Lomas de Zamora, titular de la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA), y vicepresidente primero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Camilo Kahale, que sonríe cuando se le advierte que ostenta tres cargos como Juan Domingo Perón lo hizo durante la presidencia de Edelmiro Farrell, en la previa al nacimiento del movimiento de masas que lo tuvo como máximo referente. 

En su oficina sobre Acevedo, a metro de la peatonal de calle Laprida, pleno centro de Lomas de Zamora, Kahale recibe a Buenos Aires/12. Ante la reciente medida de la Corte Suprema de Justicia sobre los fondos coparticipables de Nación y los beneficios obtenidos por la Ciudad de Buenos Aires, tiene una postura tomada. «No creo que haya pérdida de fondos de la provincia», afirma. «No pueden sacarle fondos a una provincia que está casi un 10 por ciento por debajo de lo que le corresponde de coparticipación». 

—¿Y si sucede?

—Habría que oponerse. También escuchaba que eso posibilitaría la quita del impuesto al sello a los resúmenes de tarjetas de crédito. Eso es bueno.

—¿Existe una recuperación después la pandemia?

—Si. Sinceramente, acá en Lomas de Zamora, por ejemplo, no se ven locales vacíos. En las galerías se ven llenos, que son los primeros que se vacían. En el interior de la provincia de Buenos Aires tampoco hay locales vacíos. Eso no quiere decir que las pymes estén bien. Hubo un verano entre octubre del año pasado y septiembre de este año. Pero desde ahí, bajó la venta, se enfrió un poco la economía.

—¿Por qué?

—Porque los bolsillos están flacos. Los salarios perdieron contra la inflación. Eso hizo que septiembre y octubre que son meses buenos, estuvieran un 3 o 4 por ciento por debajo de lo que realmente venía siendo el ritmo de consumo que había en junio y julio.

—Pero las fiestas suelen ayudar…

—Noviembre también registra una caída. Desde las encuestas y promedios que obtenemos desde la Cámara, son meses que están registrando una caída del 3,4 por ciento aproximadamente. Diciembre, por lo pronto, empezó bastante bien. Sucede que para las Fiestas la gente tiende a hacer un esfuerzo mayor. Quizás con tickets bajos, pero porque hoy un par de zapatillas con tecnología valen más de 50 mil pesos, y entonces busca una que no supere los 15 mil pesos.

—¿Se encontró con un gobierno provincial solidario o reticente con las pymes?

—Antes de las PASO en 2019 estuvimos con Axel Kicillof y le entregamos una carpeta con un plan de gobierno. En enero y febrero de 2020 en dos reuniones que yo participé, ya habían avanzado y hasta lanzado algunas medidas de esa carpeta como el ARRIBA Pyme. Pero en marzo vino la pandemia. Desde ahí, muchas partidas fueron destinadas a la salud. Muchas veces la gente eso no lo ve. Cuando la pandemia empezó a mermar, desde julio del año pasado aproximadamente, desde el Banco Provincia hubo innumerables herramientas para ayudar a las Pymes.

—¿Una de esas herramientas fue ‘Cuenta DNI’?

—Estuvimos un año y medio trabajando en esa medida. Y esta gestión del Banco Provinciacon el presidente Juan Cuattromo la llevó adelante. Hoy hay casi 6 millones de cuentas, con pibes de entre 13 y 17 que tienen su cuenta. Hay 400 mil comercios adheridos y con ofertas que se suman todo el tiempo. Por pedido con entidades como la nuestra, se incorporó a los comercios de calle. La aplicación acaba de ser premiada internacionalmente.

—¿Cómo describe el vínculo del gobierno de María Eugenia Vidal con las pymes y el comercio?

—Contesto con números. Desde que se inauguró en 1978, aquí en la peatonal de la calle Laprida de Lomas de Zamora, nunca hubo un local vacío. Si se vaciaba uno, había hasta cinco personas esperando para alquilar. Entre 2018 y 2019 había quince locales cerrados por cuadra. Ni hablar de las galerías donde, en algunas, el 50 por ciento de los locales estaban cerrados. Una de las más históricas de aquí, galería Oliver, inaugurada a mediados de los ’60, nunca había tenido un local cerrado. En el 2018 y 2019, de los 75 locales de la galería había más de 25 locales cerrados.

—¿Y hoy se ve la diferencia post pandemia?

—Desde mediados del año pasado ya no hay locales vacíos.

—Pero sigue siendo muy crítico en lo que refiere a impuesto y tasas…

—Sucede que ahora lanzaron lo del bono, y con eso estamos en total desacuerdo todas las entidades. Nosotros tenemos paritarias para resolver los desfasajes de la inflación, y están abiertas. El sindicato de Comercio, con Armando Cavallieri a la cabeza, ya está pidiendo para enero un 50 por ciento de aumento. Para un pequeño comerciante de calle, pagar sueldo, aguinaldo, cargas sociales, más el bono y las vacaciones, se vuelve imposible.

—¿Realmente es imposible de pagar el bono?

—Es mucha carga para todos. No se llega. Se tiene que arreglar con paritarias, no con un decreto presidencial. Cada rubro tiene su negociación y va de la mano de lo que puede pagar los que generan riqueza. Por eso sirven las paritarias. Pero bueno, el decreto ya está.

—Recientemente Mauricio Macri elogió a Qatar porque, según dijo, «no hay gremios». 

—Nosotros trabajamos con los gremios. Acá nosotros nos sentamos con (el secretario general de los mercantiles) Armando Cavalieri. Se junta la CAME, Confederación Argentina de Comercio y demás entidades. Nos sentamos, discutimos y llegamos a un acuerdo. Por ejemplo, de lo que nosotros debíamos abonar en enero 2023, adelantamos un 10 por ciento en agosto por pedido del gremio de Comercio. A eso se llega dialogando.

—¿A nivel provincial cómo vive la situación impositiva?

—Nosotros nunca apoyamos un aumento, pero también sabemos que el Estado se tiene que financiar para poder brindar servicios. Lo más importante son las prestaciones que recibimos. Pero es real que necesitamos un alivio fiscal ante tantas tasas e impuestos nacionales, provinciales, y municipales.

—¿Hay diálogo con la Provincia entonces?

—Nosotros desde FEBA, la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA), la Unión Industrial de la provincia (UIPBA), la Confederación Económica de la provincia de Buenos Aires (CEPBA) y la Confederación de Asociaciones Rurales (CARBAP), trabajamos en conjunto con la provincia. Tenemos una muy buena relación con el ministro de Producción, Augusto Costa, con el ministro de Desarrollo Agrario, Andrés Rodríguez, pero reclamamos por lo que es justo. Las pymes y los que las representamos pedimos, pero con una propuesta alternativa porque sabemos que el Estado se tiene que financiar, pero no a costa de las pymes, que no son los formadores de precios.

—Ya pasó más de un año del arribo de Martín Insaurralde la jefatura de Gabinete. Usted lo conoce de Lomas de Zamora. ¿Cómo lo evalúa en ese puesto?

—Fue muy explosivo. Convenció a intendentes importantes para que lo acompañen y eso generó un equipo que sabe gobernar su territorio. En ese momento el gobierno provincial, saliendo de pandemia, necesitaba un aire fresco. Martin nos abrió puertas a nivel provincial y nacional, como pasó con Sergio Massa.

—La semana pasada justamente se anunció la baja de la inflación…

—Massa puede bajar la inflación porque fue trabajar con los formadores de precios, y ahí claro que vamos a acompañar. Convenció al Fondo, a empresarios, a las pymes. Y los que le dicen que no, no van a tener ventaja.

—En un acto en la quinta de San Vicente Insaurralde habló de “llevar el triunfo de Lomas a la provincia”, ¿por qué?

—Fue un acierto de Kicillof llamarlo a Martin, que tiene un gran futuro. Lo que hizo en Lomas de Zamora en esta década es impresionante. Tengo 74 años, trabajo en la calle Laprida de desde los 10 que falleció mi papá. Lo que pasó estos últimos 12 años no pasó nunca. Nos consulta mucho, escucha, a veces está de acuerdo y a veces no. Pero hoy hay nuevos centros comerciales en Lomas de Zamora, la ampliación de la gastronomía es constante, la gente de 100 kilómetros a la redonda volvió a Lomas a comprar, pasear, salir a cenar. Vienen de Cañuelas, Lobos, y hasta Capital Federal.

Fuente: Pagina 12