Edición n° 2747 . 30/05/2024

La Provincia oficializó un acuerdo con cooperativas eléctricas en emergencia

En las últimas horas, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, a cargo del mandatario Axel Kicillof, oficializó un convenio con las cooperativas eléctricas bonaerenses en emergencia que representan a las concesionarias municipales que prestan servicio público de distribución de energía. 

La intención principal del acuerdo entre Kicillof y las cooperativas eléctricas es frenar la embestida que se intensificó tras la implementación de las medidas de ajuste del presidente Javier Milei. En tanto, se solicitó una mesa de diálogo para resolver la situación de emergencia que afrontan las entidades.

De esta manera, a través de la Resolución N°407 publicada en el Boletín Oficial, el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense rubricó un convenio con la Asociación de Prestadores Eléctricos de la Provincia de Buenos Aires (APEBA), la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) y la Comunidad Regional de Entidades Cooperativas de Electricidad y Servicios (CRECES). 

Asimismo, forman parte del acuerdo la Federación Interregional de Cooperativas Eléctricas de la Provincia de Buenos Aires (FICE), la Federación de Cooperativas de Electricidad y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires Limitada (FEDECOBA) y la Federación de Cooperativas de Servicios de la Provincia de Buenos Aires (FECOOSER).

En ese sentido, el acuerdo con las cooperativas eléctricas plantea “requerir al Estado Nacional, para que a través de la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía de la Nación y/o de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) genere una mesa de diálogo como instancia conciliatoria tendiente a resolver de modo armónico las cuestiones suscitadas con las distribuidoras de energía eléctrica en el ámbito de la provincia de Buenos Aires“.

En tanto, las cooperativas eléctricas solicitaron que “se abstenga de proseguir con las acciones administrativas y/o judiciales iniciadas, las que por su naturaleza, ponen en peligro los derechos de los usuarios y la normal continuidad de la prestación del servicio público de distribución de energía eléctrica, considerando la continuidad de la emergencia energética tanto en el ámbito nacional como provincial”.

Cabe recordar que, la primera semana de marzo, el gobernador Kicillof se reunió junto al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Gabriel Katopodis, y el subsecretario de Energía, Gastón Ghioni, con los representantes de las cooperativas eléctricas que afrontan una situación de emergencia a partir de las políticas del Gobierno nacional y los embargos judiciales impulsados por CAMMESA.

En esa oportunidad, las autoridades de la Provincia se comprometieron a interceder ante la Secretaría de Energía de la Nación para evitar que se ponga en riesgo la provisión del servicio. Al respecto, Kicillof indicó que las cooperativas eléctricas “son fundamentales para brindar energía allí donde el mercado no ve un negocio rentable”. 

En esa misma línea, el gobernador de la provincia de Buenos Aires señaló que las autoridades bonaerenses asumieron “la responsabilidad de defender a las cooperativas eléctricas porque son un actor central para la producción, el bienestar y la calidad de vida en buena parte del territorio provincial”. (Diputados Bonaerenses)