La Policía reprimió y detuvo a unos 200 manifestantes en la Universidad de San Marcos

Todo lo que se conoce sobre la toma de la Universidad San Marcos por fuerzas del orden

Aproximadamente a las 9:30 de la mañana del sábado un numeroso contingente de policías ingresó al campus de la Universidad Mayor de San Marcos derribando una de las puertas con una tanqueta. Al interior, permanecían hace 3 días manifestantes que llegaron de diversas regiones del Perú. Su “alojamiento” por iniciativa de los estudiantes había generado polémica y el rechazo de la rectora de esta universidad, Jerí Ramón.

Se escucharon disparos y gritos, entre ellos, la de universitarios residentes que también fueron obligados a salir. Luego se vio salir a los manifestantes de provincias, quienes fueron obligados a echarse al piso y algunos fueron esposados. Se les consideró detenidos y en esa condición fueron embarcados en 6 buses y otros vehículos menores. Entre los detenidos, la policía se llevó a una madre y su hija menor de 8 años a la DIRCOTE (Dirección Contra el Terrorismo).

Posteriormente se vio a varios congresistas, entre ellos Jaime Quito, Ruth Luque, Isabel Cortez y Sigrid Bazán, en las afueras del local universitario. No se les permitió entrar como tampoco a varios abogados que se hicieron presentes. Entre ellos, la abogada de IDL, Cruz Silva del Carpio, quien denunció que la policía la golpeó por la espalda. Ella insiste en ejercer la defensa de los detenidos de la Universidad San Marcos.

También la expremier y expresidenta del Congreso, Mirtha Vásquez, dio cuenta que no le permitieron ejercer la defensa voluntaria de los detenidos, “con el pretexto de que no contaba con la Habilitación del Colegio de abogados.

Fiscalía con retraso

Más de dos horas después, a las 11:35 hizo su aparición el fiscal de prevención del delito y anunció que un pool de fiscales acudiría a las comisarías para verificar se cumpla el debido proceso con los detenidos. Se supo que son aproximadamente 200 ciudadanos llevados a las dependencias policiales sin presencia del Ministerio Público. Esto lo confirmó la propia entidad lanzando un tuit a esa hora.

Luego se dio a conocer el oficio que envió a la medianoche la rectora Jerí al Jefe de la Región Policial de Lima, Víctor Zanabria Angulo, solicitando el ingreso de las fuerzas policiales al campus universitario. En el documento alega flagrancia porque, un grupo de manifestantes habría reducido a los agentes de seguridad de la universidad para sustraerles sus chalecos.

Este es el documento oficial emitido por la universidad y el oficio del apoderado solicitando la intervención policial, lo que da fe que no fue una actuación “de oficio”:

No se ha dado más información, aunque medios de prensa hablan de que los videos de las cámaras de seguridad muestran ese accionar de los manifestantes. También señalan que se han hallado elementos peligrosos utilizados para las marchas. Los defensores señalan que habría intención de sembrar pruebas por parte de la Policía.

En las imágenes que se difunden se aprecia un maltrato de parte del personal policial para con los detenidos.

Situación de los detenidos

Durante la tarde no hubo mayor información sobre los detenidos. Los abogados no pudieron ingresar hasta pasadas las dos de la tarde al local de la prefectura.

Diversas personalidades e instituciones se han pronunciado solicitando el respeto a los derechos de los detenidos. Entre ellos, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de la Mujer, federaciones de estudiantes y exministros.

Además, la oficina del alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas emitió un pronunciamiento expresando su preocupación por la situación de los derechos humanos de los detenidosd:

En la tarde también se difundieron imágenes de tanquetas de la policía dirigiéndose a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), donde también se alojó a estudiantes que llegaron para participar en la Marcha de los 4 Suyos. Sin embargo, luego de una hora aproximadamente, procedieron a retirarse. Todo indica que las autoridades universitarias rechazaron la posibilidad de una toma del local o desalojo de estudiantes visitantes.

Después de varias horas de incertidumbre, finalmente se dio a conocer una lista provisional de detenidos. Fue facilitada por la congresista Ruth Luque.

Acta policial y delitos

De los 196 detenidos, a 192 se les intervino por los presuntos delitos de usurpación agravada, contra el patrimonio – daños y robo agravado, según el acta de intervención policial a la que accedió Epicentro. Todo ha sido incautado.

A los 4 restantes se les considera sospechosos del delito de terrorismo (son residentes que habitaban en la universidad). Ellos son: Marco Tello Torres, Lucía Garay Arenas, Leani Vela Gutiérrez y Diani Vivar Espinoza. El acta no precisa qué hechos o indicios los vinculan con el delito.

Los hechos flagrantes señalados en el acta son: puertas trabadas con cadenas y candados, pancartas y telas (con frases como “la sangre derramada no será olvidada”, “no matarás ni con hambre ni con balas”, “Dina asesina”), cámaras de seguridad cubiertas con bolsas de plástico, así como “el nivel de riesgo que representaban (sic) la multitud de personas que habrían ingresado de manera violenta a dicha casa de estudios”.

Fuente: NODAL