Edición n° 2653 . 26/02/2024

La OCDE anticipa la catástrofe del Plan Milei/Empeoran las proyecciones de inflación y crecimiento para Argentina en 2024

Prevé 250,6 por ciento de inflación una caída de la actividad de 2,3 por ciento. En su informe de noviembre, estimaba una inflación de 157 por ciento y caía del 1 por ciento.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) prevé que la Argentina alcance este año una inflación de 250,6 por ciento y una caída de la actividad de 2,3 por ciento. Las proyecciones para ambas variables empeoraron con respecto a las estimaciones de la Organización en su informe de noviembre 2023, previo a la victoria de Javier Milei en las elecciones presidenciales. En ese informe pronosticaban una inflación de 157 por ciento y caída de la actividad de 1 por ciento. Los expertos de la organización llevaron a cabo con Argentina la mayor revisión de todos los países evaluados.

En su informe de Perspectivas, sin embargo, la OCDE mejora sus perspectivas a mediano plazo. Para 2025 estima una inflación de 64,7 por ciento, todavía muy por encima de otros países de la región como Brasil o México, que se situarán en el entorno del 3 por ciento y 3,2 por ciento interanual, respectivamente. Asimismo, proyecta un crecimiento del PBI del 2,6 por ciento, en comparación con la caída del primer año.

«Se proyecta que una inflación elevada y un ajuste fiscal considerable darán como resultado una caída de la producción en Argentina en 2024 antes de que el crecimiento se recupere en 2025», señala el organismo. La organización con sede en París expresó que la mejora en la economía estimada para el próximo año se daría “cuando las reformas empiecen a surtir efecto”. En tanto “los estrictos controles de capital, el aumento de la inflación y la elevada incertidumbre política limitarán aún más el consumo y la inversión a corto plazo”, aseguró la OCDE.

(Crédito: OCDE)

Jens Arnold, jefe del departamento de Economía de la organización que marca las políticas ortodoxas en los países de occidente, sostuvo que «las políticas macroeconómicas de Argentina han emprendido un camino positivo hacia la estabilización y la reducción de los desequilibrios acumulados, pero a lo largo de este camino, las cosas están primero empeorando antes de mejorar».

Inflación

«La inflación general se aceleró a finales de 2023, lo que implica un fuerte efecto de arrastre para la inflación media anual en 2024», anticipó la OCDE en el marco de las políticas económicas aplicadas por Javier Milei con una devaluación del peso del 50 por ciento, el inicio de un proceso de liberación de precios y la propuesta de modificar centenares de normas y leyes. En 2024 Argentina tendrá la más elevada (250,6 por ciento), seguida por Turquía (49,3 por ciento) y el resto de los países con cifras de un dígito.

En materia inflacionaria, el informe pone a la Argentina en un lugar especial junto a Turquía, por ser dos «casos excepcionales, con tasas de inflación mucho más altas derivadas de políticas macroeconómicas laxas en el pasado». «La inflación agregada de los precios al consumidor para el G20 será mayor en 2024 que en 2023 -6,6 por ciento en 2024 frente a 6,3 por ciento en 2023-, pero esto está distorsionado por la alta inflación en Argentina y Turquía. Excluyendo a estos países, se proyecta que la inflación del G20 disminuirá del 3,6 por ciento en 2023 al 2,6 por ciento en 2024 y al 2,4 por ciento en 2025», proyecta el informe.

El FMI, por su parte, estimó que la inflación mensual volverá a ser «de un solo digito» para «mediados de este año» y que finalizará 2024 con una suba acumulada de aproximadamente 150 por ciento, respecto al 211 por ciento de 2023.

Crecimiento

Según las perspectivas de la OCDE, Argentina será el único país con contracción económica en 2024: la economía mundial crecerá 2,9 por ciento y los países que liderarán serán India (6,2 por ciento), Indonesia (5,1 por ciento) y China (4,7 por ciento).

La proyección de OCDE coincide con la que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) la semana pasada, cuando la revisó a la baja y estimó que la economía argentina caerá un 2,8 por ciento, para luego crecer un 5 por ciento en 2025, según el informe de Perspectivas Económicas.

En el anterior informe de octubre, el FMI proyectaba un crecimiento de 2,8  por ciento para este año. La revisión a la baja responde al “significativo ajuste de política” realizado por el Gobierno de Javier Milei para “restaurar la estabilidad macroeconómica”.

Con esta caída, el país será el que más retrocederá en 2024 entre los 30 países seleccionados por el Fondo para sus proyecciones globales, aunque será el tercero que más crecerá –detrás de India y Kazakstán- en 2025.

El miércoles, la directora gerente del Fondo Monetaria Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, resumió estos números bajo el concepto de que el gobierno argentino «está tomando medidas audaces para restablecer la estabilidad macroeconómica», para describir el ajuste económico que se traducirá en una estanflación, al menos, en el primer año de gobierno.