Edición n° 2660 . 04/03/2024

La nueva política exterior de Rusia es «una forma de balancear el equilibrio de América Latina»

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó el 31 de marzo un decreto de actualización del concepto de política exterior de su país. A raíz de lo anterior, Moscú intensificará la cooperación con América Latina en diversos campos, incluido el militar. ¿Qué significa la nueva estrategia política en el contexto internacional?

Para la doctora en relaciones internacionales Ana Teresa Gutiérrez del Cid, el acercamiento de Rusia a Latinoamérica representa «un contrabalance de lo que está sucediendo en Europa y, sobre todo, con los países que ya tienen muchísimos años de relaciones» con Moscú, estimó en diálogo con este medio.

Por su parte, la especialista en historia diplomática de Rusia y su política exterior por la Universidad de San Petersburgo, Imelda Ibañez, consideró que la nueva estrategia implementada por los líderes rusos «está encaminada hacia la formación de una multipolaridad«, apuntó en conversación con Sputnik.

Esto, balanceó, porque la política exterior de esa nación se caracteriza por «ser pragmática, por buscar una forma característica vectorial hacia las regiones y, también, allanar la búsqueda para la multipolaridad».

Sin embargo, ambas especialistas recordaron que la relación de Rusia con los países latinoamericanos no es nueva. Antes bien, se remonta, al menos, al año 2000, con Gobiernos como el de Hugo Chávez (1999-2013), en Venezuela; Nestor Kirchner (2003-2007), en Argentina; Evo Morales (2006-2019), en Bolivia; Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018), en Chile, y Rafael Correa (2007-2017), en Ecuador, por mencionar a los más destacados.

«Esto fue lo que sentó las bases para que durante 20 años estas relaciones pudieran generar mayor efectividad en los mecanismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)», apuntó Guzmán, también formada en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En tanto, Gutiérrez del Cid recordó la relación de Rusia con Cuba, pues a pesar de que el Gobierno de Boris Yeltsin (1991-1999) se alejó de la isla tras la desintegración de la Unión Soviética, el presidente Vladímir Putin se acercó nuevamente a La Habana.

«Por esto la isla ha recibido enormes presiones estadounidenses, porque pensaron que con la desintegración de la Unión Soviética iba a ser muy fácil derrocar al Gobierno de Fidel Castro […] Entonces, el bloqueo [impuesto por Estados Unidos] es tremendo», comentó Gutiérrez del Cid.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, los daños acumulados en casi seis décadas del bloqueo ascienden a más de 147.853 millones de dólares.

Asimismo, la estudiosa de Rusia destacó las relaciones de cooperación económica y de amistad entre Nicaragua y el país euroasiático, que le han valido a Managua las presiones de Estados Unidos. Lo mismo que a Venezuela, que durante todo el gobierno de Hugo Chávez y posteriormente el de Nicolás Maduro, ha sido sancionada y presionada por Washington.

En ese sentido, las expertas coinciden en que la historia de las relaciones diplomáticas con Latinoamérica permite que «Rusia haga un contrabalance en la zona» —en donde los Gobiernos son víctimas constantes de las presiones de Estados Unidos por «tener relaciones cercanas (…) de tipo económico, político, incluso militar» con Moscú— y, por lo tanto, «esta es una forma de balancear el equilibrio de la región y que Estados Unidos no pueda revivir la Doctrina Monroe, lo que ha tratado de hacer todo este tiempo, desde que empezó el siglo XXI», apuntó Gutiérrez del Cid.

¿Qué propone Rusia para América Latina?

El nuevo concepto de política exterior de Rusia precisa que el país intensificará la cooperación con América Latina sobre una base pragmática y de beneficio mutuo. De acuerdo con el texto, Rusia dará prioridad al apoyo a los Estados latinoamericanos interesados en garantizar la soberanía y la independencia, mediante el establecimiento y la expansión de la cooperación en los campos de seguridad, cooperación militar y técnico-militar.

Además, el país eslavo prevé fortalecer la amistad, la comprensión mutua y profundizar la cooperación de beneficio mutuo con Brasil, Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El documento firmado por Putin señala que Rusia se centrará en el aumento del volumen de comercio e inversión mutuos con los Estados de América Latina y el Caribe, en particular en el marco de la CELAC, el Mercado Común del Sur, el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y otros mecanismos de cooperación.