Edición n° 2747 . 30/05/2024

La motosierra llega al CONICET

Trabajadores y trabajadoras del CONICET alertaron que el gobierno encabezado por Javier Milei comenzó a implementar una de sus amenazas de campaña: el vaciamiento del organismo destinado a la investigación científica.

El primer paso es común a todas las dependencias del Estado, y consiste en la prórroga del presupuesto correspondiente al año pasado. El mismo contemplaba un 60% de inflación, cifra que fue más que triplicada. Con el mismo dinero que se le asignó en 2023, el CONICET deberá funcionar a lo largo de este año.

Entre las primeras medidas tomadas por la flamante gestión que preside el doctor Daniel Salamone, se encuentran el recorte de horas extras y la suspensión de las prórrogas de becas. Se trata del mecanismo con el que se garantiza la continuidad laboral de recursos humanos que se presentaban a becas post doctorales o ingresaban a la carrera de investigación.

“Compañeros y compañeras que tenían una beca que se extendía si uno se presentaba al concurso de becas postdoctorales o a ingreso a carrera de investigador hasta tanto se emitieran los resultados y, en el caso de que se emitieran los resultados y uno salía seleccionado, hasta el alta”, explicó el delegado de ATE CONICET, Flavio Sives en diálogo con Canal Abierto.

Y advirtió que “ahora se cortaron directamente. Entonces, por más que uno se haya presentado y por más que uno haya ganado una beca postdoctoral o el ingreso a carrera, tiene que buscar alguna forma de sostenerse durante el tiempo que dure el alta”.

Por otra parte, se anunció que los ingresos ya otorgados a la Carrera de Investigador Científico y en los concursos de becas quedarían en suspenso hasta contar con el presupuesto para dar las altas. El viernes pasado debieron haberse anunciado los resultados del concurso de becas doctorales y de promociones, que el gremio estatal en el organismo teme que salgan sin asignación presupuestaria para hacerlas efectivas.

A estas cuestiones específicas de la institución, se suman las luces de alarma que rigen en todas las dependencias que dependen del Presupuesto Nacional a partir del decreto 84/2023, que establece la baja de los contratados durante 2023 y la renovación solo hasta marzo del resto de los contratos.

A través de un comunicado, ATE-CONICET, denunció que “existen presiones de Jefatura de Gabinete para que CONICET ejecute el decreto, dejando en la calle a decenas de administrativos”.

En el mismo texto, se recordó que “ya en 2016 las auditorías del macrismo determinaron que la planta administrativa del CONICET (unos 1500 empleados de una planta de casi 30.000) estaba por debajo de los niveles óptimos. Cada uno de esos empleados, administrativos altamente calificados, resultan imprescindibles para mantener en funcionamiento el organismo”, al tiempo que alertó que “su despido podría derivar en el colapso y la paralización de la institución. La continuidad de los administrativos de CONICET también se pone en duda por la disposición que suspende el pago de horas extra, que han sido utilizadas hasta ahora para compensar salarios que se encuentran por debajo de la línea de pobreza, más cerca de la línea de indigencia”.

En virtud de esta situación, los trabajadores y trabajadoras del organismo participaron ayer de la movilización al CCK en el marco del plan de lucha de ATE y realizaron una asamblea en el Polo Científico. Allí determinaron la adhesión al paro y la movilziación convocada para el 24 de enero.

“Es una situación compleja, que entendemos además que es la punta del iceberg. Recién estamos a un mes de haber asumido a nueva gestión. Estamos a 15 días o menos de que haya asumido el nuevo presidente del CONICET, el doctor Salamone y estamos viendo que otras cosas van a aparecer”, señaló Sives.

El delegado planteó que estas acciones responden a la lógica que Milei viene planteando desde que era un invitado recurrente a los programas de televisión. “Esto es entregar lo que sirva al privado y lo que no sirva, que no se haga. Y esa no es una lógica que se emplee en el primer mundo. En ningún primer mundo, ni en China, ni en Rusia, ni en Alemania, ni en Francia, ni en Estados Unidos. El Estado está presente, el Estado sostiene”, destacó.

“Puede que haya en algunas líneas una inversión de la parte privada, pero sólo de aquellas líneas que obviamente tienen una ganancia muy importante en el corto o mediano plazo. Pero en el resto está presente el Estado en forma mayoritaria y contundente”, añadió.

En el mismo sentido se pronunció, también ante la consulta de Canal Abiertoel ex ministro de Ciencia y Técnica de la Nación Roberto Salvarezza, quien manifestó que “en Estados Unidos y en la Unión Europea, el conocimiento se genera en un circuito en el cual el Estado pone la inversión y las universidades y los organismos de ciencia son los que llevan adelante los proyectos. Y finalmente el conocimiento se transfiere al sector privado que es quien lo termina implementando”.

“Acá en Argentina el problema que existe es que ese sector privado es muy pequeño. Tenemos una matriz económica con muchas empresas importantes, pero todas ellas son extranjeras y hacen su desarrollo en los países en los cuales tiene sus sedes. Entonces, en general en el desarrollo de la Argentina, muchos conocimientos que se generan después cuesta llevarlos a la práctica y por eso son tan importante empresas como INVAP, YPF, ARSAT o Nucleoeléctrica, de las que participa el Estado y son las que implementan el conocimiento que se desarrolla en la Argentina”, sostuvo.

Y subrayó que el planteo del Gobierno “no lo vas a encontrar en el mundo liberal”.

“En el mundo liberal -continuó el científico y exdiputado-, neoliberal o como lo quieras llamar, que uno ve tanto en Europa como en Estados Unidos, la apuesta es al revés. Hoy las sociedades disputan el conocimiento. Estados Unidos y China disputan por el 5G, disputan por el litio, diputan por los chips, disputan lo que son las tierras raras, esa es la disputa real. Entonces no se entiende cómo un gobierno que pretende o que quiere parecerse a estos países desarrollados finalmente termine hundiendo su sistema de ciencia”.

“Yo creo que hay una concepción errada y que estas propuestas no son realmente neoliberales, son neocoloniales en las cuales los países periféricos terminan siendo quienes entregan materia prima para que las industrias y la tecnología se haga en otro lado. Este es un lugar en el que se puede ver realmente la cara de estos proyectos”, analizó.

Por último, Salvarezza destacó: “El CONICET es una de las instituciones más prestigiosas de Latinoamérica en ciencia y esto a través de valoraciones que se hacen en forma internacional, es una institución que ha sabido cumplir un rol muy importante en la pandemia. Todos recordarán los avances que hicieron los científicos argentinos en su momento, los barbijos del CONICET, toda la información que se brindó desde los organismos de ciencia”.