Edición n° 2799 . 21/07/2024

La inteligencia artificial pone en riesgo muchos puestos de trabajo, según la OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos calcula que 27% de la fuerza laboral está en alto riesgo de ser automatizada.

por Juan Carlos Figueroa

Todavía no hay un impacto significativo de la inteligencia artificial (IA) en los puestos de trabajo. Sin embargo, eso podría cambiar pronto, advirtió este martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Según sus cálculos, 27% de la fuerza laboral está en alto riesgo de ser automatizada por la irrupción de esta tecnología.

La OCDE está conformada por 38 naciones, principalmente de economías ricas. Pero también incluye algunos países emergentes, como México y Estonia. De acuerdo con su informe Perspectiva de Empleo 2023, los países de Europa del Este son los que más expuestos están a este eventual cambio.

Para definir qué trabajos estaban en mayor riesgo, identificaron aquellos que utilizan más de 25 de las 100 habilidades que los expertos creen que pueden automatizarse fácilmente con la IA. La OCDE advirtió que muchos de estos empleos en peligro son considerados actualmente como «altamente calificados».

«Las ocupaciones en finanzas, medicina y actividades legales, que a menudo requieren muchos años de educación y cuyas funciones principales se basan en la experiencia acumulada para tomar decisiones, pueden verse repentinamente en riesgo de ser automatizadas», explicó la organización en su reporte.

Ilustración robot IA en puesto de trabajo

Trabajos altamente calificados en peligro por la IA, dice la OCDE

Las expectativas de los trabajadores son más pesimistas que la evaluación de los expertos. Tres de cada cinco trabajadores temen perder su empleo debido a la IA en los próximos 10 años, de acuerdo con una encuesta que hizo la OCDE el año pasado.

La encuesta consultó a 5.300 trabajadores de 2.000 empresas, que abarcan manufactura y finanzas en siete países de la OCDE. La consulta se hizo antes del lanzamiento de ChatGPT, que revolucionó la industria tecnológica desde finales del año pasado.

El organismo dijo que está «claro que el potencial de sustitución sigue siendo significativo, lo que genera temores de disminución de salarios y pérdida de empleos». Sin embargo, aclaró, la IA por ahora está cambiando los trabajos en lugar de reemplazarlos.

La OCDE recomendó a los gobiernos considerar acciones políticas concretas para garantizar la aplicación de principios para el uso confiable de la IA. «Los gobiernos deben garantizar que la IA sirva para apoyar mercados laborales inclusivos, en lugar de obstaculizarlos».

También incentivó a los países a crear programas de capacitación y formación, tanto para los trabajadores menos calificados como para los más calificados. Los gobiernos deben alentar a los empleadores a «integrar las habilidades de IA en la educación y apoyar la diversidad en la fuerza laboral de IA», agregó la organización.