Edición n° 2657 . 01/03/2024

La huelga de los conductores navales alcanza las 3 semanas, genera desabastecimiento de materiales y tiene a las obras al borde de la parálisis

Se trata de una medida de fuerza que ya lleva tres semanas por recomposición salarial. Profundiza la parálisis de las obras de infraestructura en el interior del país. El panorama comenzó a complicarse en las últimas semanas con el prolongado paro que realizan los trabajadores embarcados de las empresas areneras.

Por ejemplo, en el interior de la provincia de Santa Fe falta arena y hormigón. Según los especialistas, afecta a las obras privadas en ejecución, ya que las que administra el Estado están paralizadas por cuestiones presupuestarias.

Esto conlleva una crisis de abastecimiento de arena y hormigón que generan, por lo tanto, demoras en obras en curso, lo que pone en jaque numerosos puestos de trabajo.

«Es que cuando se demoran los tiempos de entrega de esos materiales, no trabaja el yesero, el pintor, los proveedores de aberturas o griferías, entre tantos otros», explicó un empresario del rubro.

La Asociación de Empresarios de la Vivienda y Desarrollo Inmobiliario (AEV) de Santa Fe solicitó la pronta «resolución del conflicto» porque «es fundamental garantizar la continuidad de nuestro trabajo».

La huelga de los conductores navales ya genera desabastecimiento de materiales y tiene a las obras al borde de la parálisis

«Esta medida impactará directamente en la provisión de arena y hormigón, generando afectaciones en las obras en curso y en numerosos puestos de trabajo, así como en sus familias correspondientes», admitió una fuente empresarial.

La medida de fuerza fue iniciada hace más de 20 días en el sector de arena y piedra, en conjunto por el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo; el Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (Siconara); el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu); la Asociación Profesional de Capitanes y Baqueanos Fluviales de la Marina Mercante, y el Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas Navales.

El objetivo es lograr una recomposición salarial paritaria correspondiente a 2023 y comenzar a discutir la del 2024.

En tanto, desde el sector gremial dijeron que «se realizaron al menos siete audiencias donde llevamos diferentes propuestas, pero ninguna fue satisfactoria para las empresas. Buscamos un acuerdo salarial que permita palear la angustiante situación económica que sufren los trabajadores, como consecuencia del espiral inflacionario de la economía, que ha deteriorado sensiblemente el poder adquisitivo de los salarios».

Este hecho motivó una presentación en conjunto por parte de los gremios enrolados en la CGT Rosario, los Sindicatos de Camioneros y de la Construcción, que le pidieron al Gobierno Nacional y Provincial la pronta solución del conflicto.