Edición n° 2742 . 25/05/2024

La guerra económica, “bombardeo” contra Europa

por Manlio Dinucci

Mientras los pueblos de Europa sufren las consecuencias de la inflación, más banqueros ‎vinculados a Estados Unidos siguen llegando al poder en ese continente.‎

Mientras se agrava la crisis, en Europa se fortalece el «gobierno de Goldman Sachs», el poderoso ‎banco de negocios estadounidense –o sea, en los altos cargos gubernamentales europeos ‎aparecen cada vez más políticos provenientes del mundo de la alta finanza y de alguna manera ‎vinculados a él. ‎

En efecto, después de la llegada de Mario Draghi a la jefatura del gobierno en Italia, ahora vemos ‎a otro «hombre de Goldman Sachs» promovido a la categoría de jefe del gobierno británico. ‎Experto en fondos especulativos, el nuevo primer ministro británico, Rishi Sunak, está casado con ‎la hija de un multimillonario indio, quien puso a Sunak en la dirección de una de sus firmas ‎financieras. De hecho, la carrera de Sunak es muy similar a la del presidente francés Emmanuel ‎Macron, quien se formó en el banco de negocios de los Rothschild. ‎

Esos políticos y otros como ellos que también ocupan puestos claves en la Unión Europea, están ‎haciéndole el juego de Washington y con ello arrastran a toda Europa hacia el abismo de la crisis. La ‎inflación en la eurozona acaba de romper otro record al elevarse al 10% en septiembre. Su origen ‎está en el desmesurado aumento de los precios del gas, resultado de las sanciones contra Rusia. ‎

En este momento la Unión Europea está sustituyendo el gas natural ruso que compraba a bajo ‎precio por el costoso gas natural licuado (GNL) que compra a Estados Unidos basándose en el ‎precio de referencia que se decide en la Bolsa de Ámsterdam… la cual se halla bajo el control de ‎una gran firma financiera estadounidense. ‎

Simultáneamente, Italia se ve imposibilitada de importar el petróleo y el gas que podría adquirir a ‎bajo precio en Libia. ¿Por qué? Porque el gobierno italiano «reconoce» y financia el gobierno ‎títere de Trípoli mientras que declara «ilegal» el verdadero gobierno libio, que tiene su sede en ‎Bengasi. ‎

En una entrevista realizada por Michelangelo Severgnini, un importante representante político del ‎gobierno de Bengasi –Abdul Hadi al-Huweej, ex ministro de Exteriores del gobierno de al-Thani, el ‎secretario del Partido del Futuro Libio– declara que el gobierno de Bengasi puede garantizar a ‎Italia su aprovisionamiento en petróleo y gas a precios muy inferiores a los del mercado y que ‎además puede ofrecer a las empresas italianas grandes oportunidades de trabajo en Libia. ‎

Es por consiguiente necesario que Italia anule las sanciones contra Rusia, que reanude la ‎importación de gas ruso y que además concluya un acuerdo económico con Bengasi. Para eso ‎Italia tendría que salirse de la guerra –militar, económica, política, mediática e ideológica– que ‎está afectando gravemente nuestra vida. ‎

Ese es el objetivo vital de la campaña ITALIA FUERA DE LA GUERRA. Iniciada hace sólo unos días, esa campaña está ‎obteniendo un creciente apoyo. ‎

Fuente: Voltaire net