Edición n° 2649 . 22/02/2024

La gestión Caputo comenzó con lo que más sabe: emitir deuda/ El Banco Central ofrece títulos públicos para cubrir la deuda comercial de importadores

El Banco Central anunció este miércoles que emitirá bonos para los importadores de bienes y servicios con deuda comercial que se encuentre pendiente de pago. Estos títulos podrán adquirirse en pesos al tipo de cambio oficial mayorista y se pagarán en dólares.

El Banco Central anunció este miércoles que emitirá bonos para los importadores de bienes y servicios con deuda comercial que se encuentre pendiente de pago. Es decir, para importadores que financiaron sus compras en el exterior a partir de préstamos y ahora deben repagarlos.

La autoridad monetaria indicó que estos títulos podrán adquirirse en pesos al tipo de cambio oficial mayorista y se pagarán en dólares con opción de rescate anticipado. No se definió si podrán operarse en el mercado secundario.

En el caso que un importador quiera recibir anticipadamente el pago de estos títulos, se cancelará en pesos con un formato de tipo dólar linked. El pago en moneda extranjera sólo será si se espera al vencimiento.

En la comunicación del Banco Central se detalló que esta nueva deuda, que tendrá un carácter de Nota, llevará el nombre de Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (Bopreal). El plazo de vencimiento máximo de los títulos será el 31 de octubre de 2027. La tasa máxima que se pagará se ubicará en el 5 por ciento anual, y el desembolso de los intereses serán trimestrales o semestrales.

Uno de los objetivos sería que los importadores que deben comprar dólares en el mercado de cambios oficial para pagar la deuda comercial que tomaron para importar, no vayan con todos sus pesos a comprar divisas.

Se trataría de un paso previo a la intención de desarmar los controles cambiarios y terminar de unificar los distintos dólares. Si el equivalente a 30 mil millones de dólares de deuda comercial de importadores va a buscar dólares mayoristas, la cotización de este tipo de cambio subiría en forma exponencial, y la apertura de los controles cambiarios perdería viabilidad.

Un segundo objetivo de la colocación de este título sería retirar pesos del mercado, puesto que el Banco Central recibirá moneda local a cambio de estos bonos. Tendría en el corto plazo un efecto de absorción de pesos. Por el momento no es claro el incentivo de los importadores a comprar estos bonos, aunque lo podrían usar como una cobertura.

Esto se debe a que los títulos si se decide rescatarlos antes del vencimiento, se pagarán en pesos al tipo de cambio oficial, es decir con un ajuste del tipo dólar linked. En el caso que las nuevas importaciones dejen de tener controles, esto es que haya apertura irrestricta, se estarían asegurando el tipo de cambio con el que van a realizar las nuevas compras en el exterior.

En un comunicado de la autoridad monetaria del martes se había adelantado el anuncio de este miércoles. “Se pondrán a disposición de los importadores uno o más instrumentos financieros emitidos por el Banco Central y pagaderos en dólares que podrán suscribir voluntariamente en pesos para hacer frente al cumplimiento de sus compromisos comerciales. Estos instrumentos contribuirán, al mismo tiempo, a disminuir el monto de pasivos remunerados en moneda doméstica emitidos por el Banco Central”.

En ese comunicado se precisaron algunos de los puntos que se implementarán para la política cambiaria vinculada al comercio exterior. Se ratificó que se buscará abrir las importaciones por completo. Es una medida que tendrá fuerte impacto sobre la industria y las pymes locales.

“El conjunto de esfuerzos inmediatos en materia cambiaria está destinado a preservar el crédito público y destrabar los flujos del comercio exterior de manera de restablecer el pleno funcionamiento de la cadena productiva”, se precisó. 

“Se trabajará en simplificar el sistema de pagos de importaciones de bienes y servicios, eliminando todo requisito vinculado a la obtención de autorizaciones a través de los SIRA o los SIRASE, y también dejará sin efecto el requisito del Certificado de la Cuenta Única de Comercio Exterior de AFIP”, detalló el organismo monetario.

El comunicado detalló que las importaciones que se concreten en el futuro, podrán pagarse respetando los plazos del comercio internacional que determine el Banco Central, definidas según las posiciones arancelarias.

“Ante el récord histórico de endeudamiento comercial heredado, el Central se encuentra trabajando, en coordinación con la Secretaría de Comercio e Industria, para resolver la incertidumbre asociada a los pagos y la cancelación de esta deuda con el exterior de manera de restablecer la previsibilidad en el acceso al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC)”, se precisó.