Edición n° 2746 . 29/05/2024

«LA FARÁNDULA»

( Por Héctor Sosa*)El neoliberalismo/ capitalismo , no sólo trabaja sobre las mentes de las personas hablando de economía, creando falsas noticias o construyendo estereotipos sobre a quien odiar.

Aquello que se denomina » farándula», no es otra cosa que hacer del espectáculo ( especialmente el televisivo) no sólo un show, sino una acción directa, pensada y producida para que a través del entretenimiento se inculquen valores.

Valores ligados al individualismo, el dinero como objeto de Vida, hacer del lujo de las vestimentas un estereotipo, y en estos últimos tiempos ocupar el 65% de los programas de «chimentos» , justamente , para brindar detalles sobre la vida íntima de quienes integran una élite , llamada Farándula.

Los noticieros no escapan a esta lógica :
entre noticias de crímenes , robos y chimentos , se les va la mitad de la programación .

Incluso , todos los noticieros de los canales abiertos tuvieron un espacio para analizar, evaluar y predecir que pasaba o iba a pasar en el programa que es la madre de todas las bajadas ideológicas :
Gran Hermano.

Gran hermano nace con el objetivo de colocar la delación , el individualismos y el pasatismo como valores supremos .

Ayer, en el Show de la entrega de los » Martin Fierro» , el de Oro se lo llevó Gran Hermano.
Con un rating , que nunca bajó de 25 puntos .

Es importante reflexionar sobre este tipo de TV ( que existió siempre), inspirada en el modelo estadounidense, porque muchas veces se pone el foco en los noticiero de Cable y sus distintos posicionamientos ideológicos , y la verdadera bajada de línea pasa por otro lado .

PD: La definición de Industria del Entretenimiento es muy vasta. La cantidad de estímulos respecto a la oferta disponible en el mercado es aún más amplia de la que encontramos en las categorías de consumo masivo, servicios u otras que son parte de nuestro día a día.

La atención tan ligera que le damos a esta industria resulta que es su mayor fortaleza.

Las personas en su día a día se encuentran inmersas en una película, serie televisiva, redes sociales, música, juegos o actividades al aire libre como pasear por un parque, hacer deporte, etc.

La industria del entretenimiento mueve miles de millones de dólares en el mundo y de forma inconsciente porque las personas no se percatan de la gran cantidad de estímulos que reciben. Total, se trata de diversión y nuestra naturaleza humana siempre va a destinar esfuerzo, tiempo y gasto a nutrir este mercado. Y lo mejor de todo, para quienes están detrás produciendo dicha oferta, es que el consumidor no tiene necesariamente remordimientos cuando se trata de gastar en diversión ya que, finalmente, entretenerse y buscar desconectarse de la realidad por un momento, es parte de la vida misma, tanto como respirar, comer o dormir.

* Editor de Motor Económico y Motor de Ideas .

Docente
Analista de medios
Capacitador en comunicación Popular