Edición n° 2803 . 25/07/2024

La fábrica de Eskabe suspenderá trabajadores por tandas hasta septiembre y preocupa que puedan convertirse en despidos: «La industria está muy planchada»

El empleo industrial no para de contraerse por la caída de la demanda y la recesión. Las ventas de Eskabe cayeron en un 50% por lo que la planta de Mar del Plata decidió suspender personal por tandas. La UOM advirtió que «la industria está muy planchada» y que esperan que estas suspensiones “no se conviertan en despidos”.

La fábrica de cocinas, calefactores y termotanques Eskabe de Mar del Plata comenzará a suspender a la mayoría de su personal por tandas. La empresa tomó la decisión por la fuerte caída de las ventas, según comunicó la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). El gremio espera que “no se conviertan en despidos”.

En la planta, que cuenta con 120 empleados, se advierte hace meses una brusca caída de la actividad y la dificultad de hacer frente a los costos de producción.

“Estamos a punto de firmar las suspensiones que arrancarían la semana que viene por tres meses”, confirmó el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, José Luis Rocha y precisó que, por tanda, irá saliendo el 30% del personal.

Las suspensiones serían en julio, agosto y septiembre, hasta el día 30 de ese último mes. “Ya está armado el cronograma, van a cobrar el 80% del bruto, con lo cual le quedaría en el bolsillo a los trabajadores el 100% del neto”, indicó el dirigente gremial.

“Es un acuerdo, si se quiere, favorable para los trabajadores, pero como siempre decimos, lo malo es tener que hacer un acuerdo. Porque esto nos marca que la situación no está bien, la industria está planchada, y ya se empiezan a ver las consecuencias y las suspensiones, los cronogramas de suspensiones empiezan a ser ya cada vez más seguidos”, expresó Rocha, quien además es secretario general de la CGT Regional Mar del Plata.

“Esperemos que esto se termine a fines de septiembre, y que no tengamos que seguir con las suspensiones, y que no sea grave y esto no se convierta en despidos”, alertó el dirigente metalúrgico y agregó: “El temor está de acuerdo a lo que venimos manifestando. Cada día se hace más compleja la situación, con lo cual esperemos, y esto es un anhelo desde el gremio, que esto sea solamente una suspensión y no se transforme en un despido. Por la situación que nosotros vemos que va a pasar en los próximos seis meses”.