Edición n° 2660 . 04/03/2024

La ecuación ambiental en versión mendocina

El reciclado de residuos está expandiendo su rango de acción, en gran medida en base al trabajo asociativo. En la capital mendocina, se aspira a que un tercio de la comunidad clasifique en origen.

La Cooperativa de Recuperadores Urbanos de Mendoza (Coreme) prevé ampliar al 30% de la población el nivel de concientización en la separación de residuos con vistas a un posterior procesamiento. En la actualidad, la tarea de separación tiene su principal punto de apoyo en los denominados puntos verdes, ubicados en la vía pública.

La coordinación para esta labor se da con el servicio realizado por empleados de la comuna de la capital mendocina. “Con la Municipalidad tenemos armada la logística para que los días jueves la gente saque” únicamente residuos clasificados, dijo la secretaria de la Cooperativa Coreme, Celeste Alam, en declaraciones radiales.

La cooperativista se refirió a la principal herramienta disponible para mejorar el reciclado: la concientización ambiental, tanto en el mano a mano como con campañas públicas. En esta misión Coreme coordina el accionar con las siete Cooperativas que forman parte de la Asociación de Cooperativas de Recuperadores Urbanos de Mendoza. De manera adicional, participa de esta articulación la Universidad Nacional de Cuyo, donde los y las cooperativistas comparten sus experiencias con la comunidad educativa y trazan proyecciones para mejorar los niveles de eficiencia.

En la actualidad, la Cooperativa Coreme cuenta con 25 integrantes, que persistieron en su esfuerzo, luego de la litigiosidad por parte del municipio de Las Heras, cuyo intendente ordenó la clausura del galpón donde trabajaron por espacio de 15 años. En cambio, fueron recibidos con mayor hospitalidad en la capital provincial, cuyo municipio les cedió una sede para funcionar y suministró una cinta transportadora.

Fuente: Nota de Redacción.