Edición n° 2747 . 30/05/2024

La devolución del IVA empujó el consumo/ Las compras con débito crecieron 11 por ciento y septiembre fue un mes récord

El reintegro del 21 por ciento pegó en la primera parte de septiembre, poniendo la venta en supermercados en su nivel más alto en casi dos años. El empuje del interior

La economía de altísima inflación que atraviesa Argentina sigue disparando postales al menos curiosas para el escenario. Por un lado, y justificado en una política de Estado, el reintegro de IVA a las compras de canasta básica hizo crecer las ventas con débito y, en consencuencia, las ventas generales en septiembre. 

En ese contexto, un informe de la consultora privada Scentia graficó que fue el mes pasado el período en el cual las ventas en todo el retail (desde almacenes a hipermercados) crecieron un 8,5 por ciento, el segundo nivel más alto de la gestión de Alberto Fernández. Por esas paradojas, el mes de la inflación por encima de los 12 puntos, es también el mejor mes para la venta de mercaderías de la canasta básica. 

Según confiaron a Página I12 fuentes del sector comercial, desde que se implementó el reintegro de IVA, las ventas con débito mejoraron un 11 por ciento. «No podemos precisar cuánto ayudaron a las ventas, pero ayudaron, sin dudas», contó un supermercadista del interior. 

Según los especialistas, esto pegó en la primera parte del mes y cayó en la segunda, donde los bolsillos ya quedaron sin dinero. Esas mismas fuentes entienden que el impacto de la devolución del 21 por ciento en octubre será aún más visible. Para ponerlo en perspectiva, las ventas con débito representan un tercio de las ventas totales. Algunos apuntan, también, que hubo un efecto acopio de mercaderías en la previa a las elecciones. 

Los números récord de consumo

La consultora Scentia informó que, en septiembre, el consumo masivo en todos los rubros de todo el país creció 8,5 por ciento, siendo el pico más alto desde el 9,9 por ciento de alza en febrero del 2022. El dato, además, es el segundo más alto desde el 2015, siempre medido en números de la misma consultora. 

Visto en la foto corta, el consumo acumula cuatro meses de crecimiento consecutivos: 1,3 por ciento en junio, 0,6 en julio, 5,2 en agosto y 8,5 en septiembre. En este último período, se pusieron en positivo casi todos los números de ventas, incluídos los de venta en los comercios barriales, que venía en un desplome casi total. Se sintió, además, un fuerte empuje del gasto en el interior del país y un gasto más moderado en la zona del AMBA, donde se siente más el influjo de la suba de precios. 

«El mes informado arroja un cambio en canal autoservicios que frena una tendencia negativa a partir del 4,5% de recuperación logrado. Este resultado se explica por una buena situación en el interior a partir de un marco competitivo diferente al que se presenta en amba, por la recuperación de parte del campo, por lo ya conocido en fronteras, por citar algunos ejemplos. Distinto es lo sucedido en amba donde se mantiene la caída de ese canal, mientras que los Super continúan positivos en ambas geografías», precisó el trabajo de Scentia

Los datos muestran que la caída del consumo en los barrios pasó a terreno positivo, creciendo 4,5 por ciento, con un alza del 14,7 por ciento en el interior y una caída del 14,3 por ciento en el AMBA. Mientras que en los grandes supermercados la situación es casi inédita: las ventas en cadenas crecieron 12,6 por ciento a nivel país, con un alza del 15,1 en el interior del país y de un 9,9 por ciento en el AMBA. 

Lo más demandado

En septiembre, sólo dos rubros del consumo masivo cayeron en ventas, la referencia es para desayuno y merienda (-2,5 por ciento) y Limpieza de Ropa y Hogar (5 por ciento). En tanto que el rubro más dinámico fue el de Bebidas sin Alcohol, con un alza de 7,4 por ciento. 

Lo más impactante es cómo esos mismos rubros, impulsados no sólo por la devolución del IVA sino por las promociones y Precios Justos, crecieron en los hipermercados. Allí, Bebidas sin alcohol subió 20 puntos, con Alcohol 19,6, Higiene y Cosmética 15,3, y Alimentación con un 12,4 por ciento. En tanto que los Impulsivos, los que se venden al lado de las cajas, mejoraron un 17 por ciento. 

En los barrios, en tanto, Alimentación creció 9,1 por ciento y Perecederos un 13,3 por ciento, siendo los dos rubros más dinámicos. Asimismo, Impulsivos creció casi 22 puntos. En la otra esquina, cayeron las ventas barriales de los rubros Bebidas con Alcohol, Desayuno y Merienda y Limpieza de Rop y Hogar. 

POR LEANDRO RENOU/ Página 12