Edición n° 2762 . 14/06/2024

La burguesía «massista», EE.UU. y los CEOS de la Constitución

Por Leandro Renou

Hay banca estratégica de los popes nacionales como Vila-Manzano-Brito y resistencia de las patronales agropecuarias, que vía la Rural preside el Cicyp. El nuevo Whatsapp que promueve “valores” y por qué no fueron casuales las palabras del embajador Stanley.

La llegada del Sergio Massa al ministerio de Economía produjo movimientos importantes en la base del poder económico, sacudido por la decisión del Frente de Todos de correr a su antecesor y cuadro técnico, Martín Guzmán, para darle poder y manejo a un político que la mayoría de los empresarios conoce desde hace años. Pero ese paseo de Massa por el Círculo Rojo no es una amable caminata sino más bien un sendero que conjuga apoyos, algunos rechazos fuertes y una cantidad de enigmas que dependen de la efectividad de su gestión y la muñeca que muestre para domar a sectores que maneja hábilmente los tiempos de las traiciones.

En el mapa actual, Massa conserva bien armada a una burguesía nacional que ya lo venía acompañando. Allí están los multi negocios Daniel Vila y José Luis Manzano, y el banquero Jorge Brito, actual titular del Banco Macro y presidente de River. Los tres, además, articulan con otros ceos casi predicando la palabra del ministro. Brito viene, además, de una relación muy fría con Guzmán, que hoy mutó en una mejora en el vínculo. Manzano, en tanto, ex ministro de Menem y actual titular de varias empresas, entre ellas de energía y fondos de inversión, jugó fuerte en los armados de equipos de la secretaría que conducía Darío Martínez. Fue quien más pidió por Federico Bernal, que fue a Hidrocarburos. El otro dato, más conocido, es que la actual secretaria de Energía, la salteña Flavia Royon, trabajó más de una decena de años en el frigorífico Bermejo, propiedad de la familia Brito.

El otro cambio fuerte de tendencia sucede en la Unión Industrial (UIA). Allí el secretario de Producción, José Ignacio De Mendiguren, reconstruye vínculos y terminales dañadas con Techint y el presidente, Daniel Funes de Rioja. Este último ha charlado directamente con Massa, que se pone varias al teléfono para ordenar frentes de tormenta. La historia reciente cuenta además que, tras la llegada de Massa, Paolo Rocca, dueño de Techint, empezó a diseminar la idea de que no está tan claro que Mauricio Macri, a quien ve como casi único cuadro opositor con volumen, tenga la capacidad técnica para gobernar en el próximo turno. No fue el único: un altísimo dirigente mercantil lo dijo en una reunión reciente. Sin demasiado lujos ni goles a favor, Massa puso al establishmente a pensar. Otro caso, el de Carlos Achettoni, presidente de Federación Agraria (FAA), quien en una reunión privada le pidió que no sea candidato en el 2023. En las últimas horas, en una entrevista con Futurock, el integrante de la Mesa de Enlace aseguró que “la oposición no contribuye para que el pueblo esté mejor”, y consideró que sí podría hacerlo si Massa no es candidato.

Rockefeller, Negroponte y Stanley

Este respaldo de la UIA se sintió fuerte la semana pasada escueto que le armaron a Massa en la reunión del Consejo de las Américas, en el Hotel Alvear. Allí charló con los presidentes del Grupo de los Seis (UIA, Cámara de Comercio, Construcción, la Bolsa, bancos nacionales y la Sociedad Rural). Pero el Council le dejó a Massa algunas marcas visibles de cómo jugarán algunos sectores. Desde el entorno del embajador estadounidense, Marc Stanley, buscaron luego de su pedido para que la política se arme ahora y no antes de las elecciones, restarle peso a ese llamamiento dirigido más que nada a la oposición. Pero más allá de las líneas de Massa con Estados Unidos, un empresario que estuvo allí lo describió a la perfección: “Estados Unidos no es ni malo ni bueno, es Estados Unidos”. Esa frase prueba que el ministro no tiene el espacio comprado.

El Council tiene una cara visible, que es Susan Segal. De nexos históricos con Cristina Kirchner, supo en el año 2012 armarle al ex ministro Amado Boudou un tour por Houston para que explicara por qué Argentina había estatizado YPF. Pero Segal, que está al frente del Council desde el 2003 y es directora en empresas como Mercado Libre, Scotiabank y Vista Oil, la petrolera de Miguel Galuccio, es el fronting de uno de los dos polos de lobby estadounidense más importantes del mundo y juega a la par de la política de ese país. Algunos datos.

El Consejo de las Américas es una creación del banquero David Rockefeller, quien supo financiar los golpes de Estado en toda la región. El segundo de Segal es un hombre de mucho peso: la referencia es para John Dimitri Negroponte. Nacido en Londres, el empresario petrolerO viene desde la década del 70 trabajando en asuntos externos del gobierno de los Estados Unidos y es un ex CIA. En los 70 y 80, donde fue embajador en Honduras, condujo parte de las operaciones de los “contras” en Nicaragua. Luego, tras los atentados a las Torres Gemelas en 2001, George Bush hijo lo envió a Irak. Los datos, anecdóticos, muestran que el Council es, junto a la The Americas Society, algo más que una representación empresaria. Por eso, nada de lo que pase en ese contexto debe leerse como un gesto aislado. Y es además un dato que refleja el manejo relativo de Massa en el escenario de los Estados Unidos.

El campo y el nuevo chat empresario

El Consejo del Comercio y la Producción (Cicyp) se transformó en uno de los polos empresarios más importantes de la actualidad. Hasta hace unas semanas, lo presidía Funes de Rioja y con anterioridad lo hicieron el ex UIA, Miguel Acevedo, y Eduardo Eurnekian, Corporación América. Pero ahora tendrá allí Massa un problema. El nuevo presidente es el vice de la Sociedad Rural, Marcos Pereda Born. “Va a haber un giro ahí”, contó alguien que conoce el paño. Pereda es uno de los duros del campo antiperonista, y fue el financista más importante de la campaña de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

Pereda Born llegó al poder rural de la mano del ex ministro de Macri, Luis Miguel Etchevehere, y es parte del campo que no quiere negociar con el Gobierno. Una tribuna que se le hará cuesta arriba al ministro.

Por otra parte, mientras se pinchó el grupo de Whatsapp Nuestra Voz, creció otro, de carácter particular. Fuentes que son parte contaron a Página I12 que se llama “Constituya”, y agrupa a CEOS que creen que “es momento de promover los valores de la Constitución Nacional”. Esos valores, según los que están allí, son la “libertad económica y política”. Algunos de los que lo crearon juegan aún con Juntos por el Cambio, entre ellos el ex FIAT, Cristiano Rattazzi; Gonzalo Tanoira, de Citrícola San Miguel, Ricardo “Dicky” Smith Estrada, productor de carne y directivo de SRA, y Agustín Otero Monsegur. 

Fuente: Pagina 12