Edición n° 2735 . 18/05/2024

La actividad económica creció 2,9% en enero

Con respecto a diciembre, trepó 0,3 por ciento poniendo fin a cuatro meses consecutivos de caídas intermensuales. Se empieza a notar el impacto de la sequía.

La actividad económica creció en enero 2,9 por ciento interanual, informó el Indec. Con respecto a diciembre, la suba fue de 0,3 por ciento y de ese modo puso fin a cuatro meses consecutivos de caídas intermensuales.

La Industria manufacturera, con un alza de 7,1 por ciento, fue el rubro de mayor incidencia positiva en la variación del estimador. Catorce de los dieciséis rubros que componen el índice manufacturero registraron subas interanuales. Alimentos y bebidas tuvo un alza del 9,1 por ciento, mientras que las industrias metálicas básicas, del 8,9 por ciento. Otro sector de rendimiento superior al promedio fue vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes, con el 24,8 por ciento. También registraron mejoras los productos de metal (15,2 por ciento), productos de caucho y plástico (10,3 por ciento), prendas de vestir, cuero y calzado (12,0 por ciento), productos minerales no metálicos (7,3 por ciento) y refinación del petróleo, coque y combustible nuclear (8,3).

El 26,7 por ciento de los empresarios consultados por el Indec anticiparon que la industria continuará en alza hasta abril inclusive, contra el 23,8 por ciento que prevé una merma y el 49,5 por ciento que no observa mayores variantes. La situación es diferente en cuanto a las exportaciones, ya que el 23,9 por ciento de los consultados anticipó una merma, contra un 17,1 por ciento que estimó una suba, al tiempo que el 59 de los consultados no previó mayores cambios.

Otro de los componentes de fuerte incidencia en el índice es la construcción que creció 4,7 por ciento. El Indec ya había anticipado la recuperación de este sector, luego de tres meses de caída, al publicar el indicador sintético de la actividad de la construcción de enero. Las mayores subas, con relación a igual mes del año anterior, se registraron en hormigón elaborado, 26,3 por ciento; en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción), 15,8 por ciento; y yeso, 11,4 por ciento. También se registraron subas en placas de yeso, 10,9 por ciento; mosaicos graníticos y calcáreos, 10,4; cemento portland, 9,2; asfalto, 7,9; pinturas para construcción, 5; y en hierro redondo y aceros para la construcción, 2,7 por ciento.

También crecieron Pesca, con un incremento del 81,2 por ciento interanual; Explotación de minas y canteras, 11,5; Hoteles y restaurantes, 8,6, Comercio mayorista, minorista y reparaciones, 5,2; Actividades Inmobiliarias, 3,5; Transporte y comunicaciones, 3,1; Enseñanza 2,5; Distribución de agua, electricidad y gas, 2,1; e Intermediación financiera, 0,6 por ciento, entre otros.

El impacto de la sequía

En cuanto al sector Agricultura, ganadería, caza y silvicultura fue el único que registró una caída en la comparación interanual, con un retroceso del 15,5 por ciento y restando 0,7 puntos porcentuales a la variación interanual del indicador.

En la actualidad la participación directa del sector agropecuario en el PBI y en el Valor Bruto de la Producción es 6,7 por ciento, pero si se contempla su contribución en los sectores del transporte y la comercialización, esta participación directa se eleva a más del 10 por ciento. A su vez, las variaciones en los ingresos de los productores impactan a otros sectores, como combustibles, maquinarias agrícolas, automotores y construcción.

En su informe de enero la Mesa de Monitoreo de Sequías señaló que 172 millones de hectáreas se encontraban en situación de sequía, y 32,5 millones con sequía severa, por lo que la actual sequía seria comparable a la del período 2008/2009 en lo relativo a deficiencias de humedad.

Las pérdidas de producción serían cercanas a los 30 millones de toneladas, con una baja del 21,3 por ciento en relación al año previo. De este modo el impacto directo de la menor cosecha sobre el PBI sería superior al 2 por ciento.

El Ministerio de Economía estimó que el Producto Interno Bruto crecerá este año el 2 por ciento, luego del 5,1 por ciento del 2022. En tanto, las consultoras que integran el Relevamiento de Expectativas de Mercado que realiza el Banco Central señalaron que el resultado será neutro.