Edición n° 2738 . 21/05/2024

Kicillof sumó al Movimiento Evita a su gestión y envió un mensaje de unidad hacia el peronismo.

El gobernador lanzó el Instituto Provincial de Asociativismo y Cooperativismo (IPAC), que será dirigido por Gildo Onorato, dirigente de esa organización social. Y habló de cómo entiende «la unidad», en medio de los chispazos en el Frente de Todos.

Axel Kicillof encabezó el lanzamiento del Instituto Provincial de Asociativismo y Cooperativismo (IPAC), que buscará fortalecer a las cooperativas bonaerenses y que será presidido por el dirigente del Movimiento Evita y presidente del Partido de los Comunes, Gildo Onorato. El gobernador selló así la incorporación de esa organización social al gobierno provincial, realizó una fuerte defensa del rol de las cooperativas y, además, envió un mensaje de unidad en clave política.

El acto se desarrolló en el Salón Dorado de la Gobernación y contó con la presencia de la primera plana del Evita: Emilio Pérsico, Fernando «Chino» Navarro, Eduardo Ancona y los legisladores Juan Marino y Federico Maggioli. También estuvieron Daniel Menéndez, quien es subsecretario de Economía Popular, y Federico Ugo, quien es director provincial de Desarrollo Local en el ministerio de Desarrollo para la Comunidad, que comanda Andrés «Cuervo» Larroque.

El nuevo IPAC estará bajo la órbita del ministerio de la Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, que conduce Augusto Costa. El objetivo del organismo será generar políticas públicas que potencien al sector cooperativo bonaerense. Al cerrar el acto, Kicillof recordó que el gobierno de Cambiemos había declarado «una suerte de guerra santa» contra las cooperativas y hasta «querían cobrarle Ganancias». Y reflexionó: «Combatían las cooperativas pero nunca entendieron qué eran».

El mandatario aseguró que las cooperativas cumplen «un rol productivo pero también social» en el entramado provincial y que, como ocurrió bajo el macrismo, hoy las cooperativas también están «bajo el ataque» del presidente Javier Milei. «Trataron de destruir a las cooperativas pero son indestructibles porque forman parte de la provincia. Por definición, en una cooperativa el excedente o se reinvierte en el negocio o se traduce en una mejora para los trabajadores. Es decir que es un régimen de avanzada y es un instrumento poderosísimo que se basa en el vínculo social», señaló.

En este marco, Kicillof agradeció al Movimiento Evita -que forma parte del Frente de Todos- por sumarse a la gestión y «fortalecer» el gobierno provincial con la experiencia de los movimientos sociales. Y entonces envió un mensaje de unidad en medio de la reorganización del peronismo y de los chispazos por el liderazgo de cara a 2027. «Nosotros creemos que cuando se habla de unidad no tiene que ser una cuestión de cúpula, de dirigencia o de acuerdos ante escribanía; cuando se habla de unidad tiene que ser unidad en la acción, unidad en el trabajo, unidad política y unidad de objetivos», lanzó.

Ya en el final, el gobernador aseguró que las cooperativas hoy están «bajo el ataque» del presidente Javier Milei y que, por eso, la creación del IPAC en este contexto cobra otro valor. «Me parece que este es un paso muy importante convertir en instituto jerarquizar a las cooperativas, al movimiento cooperativo, en este momento tiene una significación especial y tiene que ver con que vamos a seguir luchando, defendiendo la producción, el trabajo, la equidad, la distribución y la justicia social», cerró.

El ministro Costa, por su parte, repasó las acciones realizadas desde 2019 como la inversión de 2200 millones de pesos en políticas, capacitación y financiamiento técnico para el sector y remarcó que el Instituto «va a tener más autonomía y jerarquía».

Gildo Onorato, en tanto, puso el acento en el rol que tienen las cooperativas para la actividad económica. Dijo que generan «más del 12% del Producto Bruto Interno de nuestro país» y nuclean a «más de 400 mil puestos» de trabajo. «El cooperativo sostiene a los clubes, a los centros de jubilados, sostiene al entramado productivo y social. Por eso es que, como dice Axel, proponemos el federalismo como alternativa a este modelo libertario», señaló Onorato y aseguró que Buenos Aires está marcando un camino que es «la contracara» de la Nación.

Por: Jorgelina Naveiro@jornaveiro