Edición n° 2739 . 22/05/2024

Kicillof, sobre el fallo de la Corte: «Es una verdadera inmundicia»

El gobernador estalló contra la Corte y aseguró que es «un fallo partidario» y «escandaloso». Y le apuntó a los dirigentes de Juntos que quieren gobernar la Provincia.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se sumó a la ola de declaraciones por el fallo de la Corte Suprema por coparticipación, y lo calificó como «una verdadera inmundicia». Además consideró que la decisión del máximo tribunal representa un «atentado al federalismo, la democracia y la República»

Las declaraciones del gobernador bonaerense tuvieron lugar este jueves, en un acto de inauguraración de una nueva alcaidía departamental, en el partido de Almirante Brown. En su discurso, sostuvo que el fallo de la Corte representa «un atentado al federalismo, a la democracia, a la república, a la Constitución y a la provincia» de Buenos Aires.

«El fallo de ayer es una verdadera inmundicia. Esto no fue un fallo político, esto fue un fallo partidario, destinado a favorecer a una minúscula parte de nuestro país en detrimento de un país», expresó de forma categórica Axel Kicillof.

Tras el acto en Almirante Brown, se espera la presencia del mandamás bonaerense en la reunión de gobernadores que encabezará este mediodía Alberto Fernández en la Casa de Gobierno, donde analizarán el fallo de la Corte Suprema.

A continuación, agregó: «Los candidatos en provincia que quieren gobernarla con el desastre que hicieron ¿qué van a decir ahora? ¿Se van a pronunciar a favor del saqueo?», expresó.

En esa línea, advirtió a la oposición: «Quiero escucharlos a los que quieren gobernarla, que se callan y tienen complicidad con ese saqueo».

El máximo tribunal no resolvió la cuestión de fondo sino que, por el momento, avaló la medida cautelar pedida por el Gobierno porteño, que en términos prácticos hará que los pagos de ese 2,95% se hagan «en forma diaria y automática» por el Banco de la Nación Argentina y suspende la ley 27.606 que le otorgaba 2,32%.

La decisión fue firmada de manera unánime por los cuatro miembros del máximo tribunal luego de que la Ciudad y la Nación, en distintas instancias de mediación, no lograran ponerse de acuerdo en el costo que implica el traspaso de parte de Policía Federal, concretado en 2016 desde la órbita nacional a la de la ciudad.