Edición n° 2736 . 19/05/2024

Juan Cuattromo: «El Banco Provincia pasa por un momento inédito de solidez financiera»

El primer banco de hispanoamérica y la empresa más antigua de la Argentina se prepara para celebrar el próximo 6 de septiembre sus 200 años de historia con una propuesta que incluye un festival de música gratuito en el Estadio Único de La Plata. En diálogo con Télam, su presidente recorrió los hitos de su gestión iniciada en diciembre de 2019.

A pocos días de cumplirse 200 años de la fundación del Banco Provincia de Buenos Aires, su presidente, Juan Cuattromo, aseguró que la entidad atraviesa por «un momento de muchísima solidez financiera» con «niveles inéditos» desde el fin de la convertibilidad, con un crecimiento de clientes del 75% en sólo tres años y una transformación estructural que le permitió estar al frente de una campaña de inclusión financiera para millones de personas.

Después de años de balances comprometidos, el primer banco de hispanoamérica y la empresa más antigua de la Argentina se prepara para celebrar el próximo 6 de septiembre sus 200 años de historia con una propuesta que incluye descuentos en compras a lo largo de todo septiembre y un festival de música gratuito, que se hará el sábado 17 en el Estadio Único de La Plata.

En una entrevista con Télam, Cuattromo recorrió los hitos de su gestión iniciada en diciembre de 2019: la acelerada digitalización de servicios, el impacto de la pandemia, el trabajo de inclusión financiera con los nuevos usuarios, su vínculo con el sector productivo y los desafíos pendientes.


A continuación, los principales fragmentos de la entrevista:

– ¿Qué evaluación hace de estos tres años, de cómo encontraron el banco y cómo está hoy?
– Encontramos un banco con múltiples desafíos, tanto en el negocio de las funciones bancarias como desde un punto más global y político. Veníamos de cuatro años de gobierno macrista, los últimos dos particularmente complejos en materia macroeconómica, que afectaron al banco. Sin embargo, hoy pasa por un momento de muchísima solidez financiera, con niveles inéditos para la historia del banco, por lo menos de la salida de la convertibilidad: tenemos un exceso de capital regulatorio de casi el 150% de lo exigido, muy buenos niveles de liquidez y redujimos fuertemente la morosidad que, si bien es un poco todavía más alta que el resto del sistema, cayó más que la del resto. Lo importante es que pudimos hacer esa transformación estructural sin perder de vista los ejes que nosotros nos hemos fijado para la gestión: crecer fuertemente en el financiamiento productivo en el financiamiento Pyme, ser cercano al pueblo de la provincia de Buenos Aires y generar hitos muy importantes en materia de innovación tecnológica. Estamos en un momento que nos produce satisfacción por lo realizado pero también con mucho desafío de cara al futuro.

– ¿Cómo se dio este proceso y cómo los afectó la pandemia?
– Para empezar, nosotros entendemos que los bancos públicos pueden y deben ofrecer los mismos o mejores servicios que el resto del sistema financiero. Pero el rol de la banca pública no es maximizar el beneficio, sino ofrecer los mejores servicios al menor costo posible. La pandemia aceleró un proceso de adaptación que sabíamos que teníamos que encarar, porque el banco tenía muchas debilidades estructurales. Así que el desafío fue doble: llevar adelante un proceso de renovación pero desde una situación inicial que escondía más debilidad de las que pensamos que íbamos a encontrar. Lo que hicimos fue encarar una transformación integral de todo el ecosistema digital del banco. Cuando llegamos, el 60% de los clientes no usaban canales digitales. Hoy esa relación se invirtió: el 70% son clientes digitales. Fue una transformación decisiva en cómo se vinculan con el banco ya que, en cantidad de transacciones, hoy sólo el 13% son presenciales, y todo esto pasó en dos o tres años. Fue un desafío muy grande.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

– ¿Esa mejora se refleja en la cantidad de clientes?
– Hoy tenemos 7,9 millones clientes en total, entre individuos y empresas, cuando en diciembre de 2019 teníamos 4,5 millones. Es decir, crecimos casi un 75% en clientes. Por supuesto, mucho fue a través de Cuenta DNI, en segmentos que no solían vincularse tradicionalmente con un banco, menos un banco público. Pero también mucho en empresas, negocios y profesionales que, justamente, con propuestas como Cuenta DNI y Cuenta DNI Comercios vamos trayendo públicos que tradicionalmente no se vinculaban con el banco.

– ¿Qué lugar ocupó Cuenta DNI?
– Todas las acciones del banco tienen un revés comercial pero, también, una definición de política pública. Uno de los ejes que Axel (Kicillof) fijó para la gestión del banco es que sea un banco cercano, comprometido con la realidad del pueblo de la provincia. Eso es, entre otras cosas, llevar esta agenda de los medios de pago a todos los públicos. Con Cuenta DNI queríamos una aplicación que estuviera a la altura o superior a lo que estaban ofreciendo otros bancos o fintech, para que una vez que la gente se la bajara y empezara a usarla se diera cuenta de que realmente tenía sentido tenerla, más allá del IFE. Hoy Cuenta DNI tiene 5,5 millones de usuarios y usuarias y pagamos 1,4 millones de IFE. En una etapa posterior comprendimos que el paso siguiente era tener una aplicación que nos permitiera vincular a los comercios, sobre todo a los no incluidos por el sistema financiero tradicional, como feriantes y monotributistas. Por eso lanzamos a principios de este año Cuenta DNI Comercios, que es nuestra aplicación de cobro con las menores comisiones de todo el sistema, iguales o mejores servicios, y que complementamos con una propuesta muy activa de capacitación. Eso, obviamente, atrajo a diferentes públicos.


– ¿Qué estrategias implementaron para captar esos nuevos clientes?
– Básicamente desarrollamos una estrategia de descuentos pensada como política pública. Cuando cuando Axel era candidato y recorría la provincia estaba muy presente el «Súper 50» (promoción de descuento del 50% en grandes supermercados lanzada durante el gobierno de María Eugenia Vidal) y los comerciantes que se acercaban nos decían siempre lo mismo, que no nos olvidáramos de ellos, porque se hacía muy difícil competir con un descuento así anclado en las grandes superficies. Por eso, los descuentos se basan en que el beneficio sea mayor en los comercios de cercanía que los grandes supermercados. Paradójicamente, esta acción nos generó un reconocimiento muy grande ya que de los 50.000 puntos de venta en Buenos Aires que aceptan Cuenta DNI, el 40% ya cobran con Cuenta DNI Comercios. Es un crecimiento muy grande en sólo ocho meses que implica un reconocimiento de marca a partir de que la gente le exige al comercio que tenga Cuenta DNI.

– ¿Cuál es el vínculo del banco con el campo y la industria?
– Una de nuestras definiciones centrales es ser un banco de desarrollo y vinculado a la producción. Cuando llegamos al banco tenía una participación en todo el crédito de empresas que estaba más o menos en torno del 7%. Ahora está cerca del 11,5%. Crecimos más que el resto del sistema y eso tiene que ver con nuestra definición de funcionar con un banco muy cercano a la producción, desde una estrategia de tasas muy competitivas para los sectores productivos pero, al mismo tiempo, de esta lógica de cercanía, con reuniones periódicas con los diferentes sectores y regiones de la provincia para ir entendiendo qué necesidades puntuales tienen y qué herramientas el banco tiene que ir generando. La definición política de nuestro gobernador es financiar a la producción e ir construyendo herramientas de conjunto. Es la tradición que nosotros queremos reivindicar del Banco Provincia.

CUENTA DNI, LA BILLETERA DIGITAL QUE YA TIENEN 1 DE CADA 3 BONAERENSES

Desde su relanzamiento en abril de 2020, la billetera digital del Banco Provincia, Cuenta DNI, incorporó más de 5,4 millones de personas usuarias, por lo que alcanzó al 34% de los habitantes de la provincia de Buenos Aires mayores de 13 años y otorgó más de $ 89.000 millones en descuentos en consumos con promociones a través de la aplicación.

De ese monto, .000 millones fueron financiados con aportes del Ministerio de Hacienda y Finanzas, en el marco del programa de descuentos vigente entre julio de 2021 y febrero de 2022.

Al respecto, Juan Cuattromo, titular del Banco Provincia, resaltó que aplicaciones como Cuenta DNI permiten «demostrarle a los usuarios, sea el que paga o al comercio que cobra, que el sistema es transparente, confiable y seguro», por lo que «si la herramienta es superior al efectivo, tarde o temprano, le vas a ganar».

«De hecho, el uso de efectivo cae dramáticamente en la mayoría de la gente que empieza a pagar con el celular, porque se da cuenta de que es una solución a ir al cajero para pagar en efectivo y se produce una irreversibilidad. Es una tarea hasta de demostración que hay que ir construyendo», aseguró en diálogo con Télam.

«Una manera de profundizar ese camino es con el descuento del 40% todos los días de septiembre en ferias y mercados bonaerenses con Cuenta DNI. Ahí apuntamos a feriantes que, muchas veces, están en la informalidad y sólo usan efectivo, para que vean que cuando cobran la plata se le acredita en el momento, de forma muy transparente y sencilla», explicó Cuattromo

Al respecto, agregó: «Para los usuarios, que no pensarían que yendo ahí podrían pagar con el celular, se encuentran con un descuento del 40%. Apuntamos a que eso genere una adaptación tanto del comercio como de usuarios».

Para celebrar su bicentenario, el Banco Provincia ofrecerá descuentos de hasta el 45% a través de su billetera digital y de sus tarjetas de crédito.

El beneficio con Cuenta DNI se extenderá del 6 al 8 de septiembre y tendrá un tope de 1.800 pesos por persona; mientras que el ahorro con tarjetas regirá el martes 6 y el miércoles 7, con un límite de 3.500 pesos por transacción.

Además, en septiembre continuarán las promociones habituales de Cuenta DNI, que incluyen ahorros en comercios de barrio del rubro alimentos, negocios que operan con Cuenta DNI Comercios, supermercados, ferias y mercados, y la promoción exclusiva para el segmento de jóvenes de entre 13 y 17 años.