Edición n° 2746 . 29/05/2024

Intento de golpe de Estado en Brasil por parte de la derecha bolsonarista / La policía recuperó el control de los edificios de Gobierno y confirmó que hay al menos 400 detenidos

LAS DERECHAS ESTAN AL ACECHO DE LAS DEMOCRACIAS DE AMÉRICA LATINA: PERÚ/ ARGENTINA/ BOLIVIA / CHILE/ ECUADOR.

Seguidores del exmandatario brasileño Jair Bolsonaro invadieron este domingo el Palacio de Planalto, sede del Ejecutivo, y la Corte Suprema, después de haber irrumpido antes en el Congreso Nacional en actos golpistas contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva

Cientos de simpatizantes del expresidente ultraderechista Jair Bolsonaro invadieron este domingo el Congreso, el Tribunal Supremo y el Palacio Presidencial de Planalto, sedes de los poderes en Brasilia, causando numerosos destrozos. «Este hecho no tiene precedentes en la historia de Brasil», dijo Lula en conferencia de prensa, en la cual anunció la intervención federal del Distrito Federal. El apoyo de Alberto Fernández a Lula. Al menos 400 bolsonaristas detenidos.

AL MENOS 400 BOLSONARISTAS DETENIDOS EN BRASILIA

Al menos 400 personas fueron detenidas este domingo en Brasilia por haber invadido y destrozado el Congreso, el Palacio del Planalto (sede de Gobierno) y el Supremo Tribunal de Federal (STF) durante la manifestación de miles de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro que buscaban un golpe de Estado militar para derrocar al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

«Vengo a informar que más de 400 personas fueron detenidas y pagarán por los crímenes cometidos, trabajamos para identificar a los que participaron de los actos terroristas», aseguró el gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha.

Los detenidos fueron llevados a las sedes de la Policía Civil (investigaciones) de Brasilia luego de que Rocha echara de su cargo al secretario de Seguridad de la capital, Anderson Torres, exministro de Justicia de Bolsonaro, acusado de liberar la zona. Rocha es un aliado de Bolsonaro y hoy le pidió «disculpas» a Lula por el intento de golpe de Estado.

A CENTRAL ÚNICA DE LOS TRABAJADORES EXIGE «UN CASTIGO EJEMPLAR» CONTRA LOS «TERRORISTAS BOLSONARISTAS»

En una nota, el Ejecutivo Nacional de la CUT responsabiliza al gobierno del DF, comando de la Policía Militar y fuerzas de seguridad y exige sanción a terroristas bolsonaristas que invadieron este domingo edificios de los tres poderes.

La Central Única dos Trabalhadores (CUT), que siempre ha defendido el derecho a la libre manifestación y la defensa de las justas reivindicaciones de la clase trabajadora y de toda la sociedad brasileña, repudia con vehemencia la acción terrorista perpetrada por bolsonaristas, vándalos y radicales. quienes invadieron el Congreso Nacional, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio del Planalto, en una afronta a la democracia y al Estado democrático de derecho.

La CUT denuncia la omisión y connivencia del Gobierno del Distrito Federal (GDF), de los comandantes de la Policía Militar (PM) y de los órganos de seguridad del gobierno distrital, que a pesar de todas las advertencias de la prensa, parlamentarios, la seguridad nacional y el Ministerio de Justicia no tomaron las medidas necesarias ni pusieron a disposición suficiente personal policial para evitar que los terroristas salieran de sus campamentos y lograran sus objetivos. En la asunción del presidente Lula, el 12 de diciembre, esos mismos terroristas también vandalizaron Brasilia sin una sola detención en el acto o una acción efectiva para prevenir actos terroristas.

Ante estos gravísimos hechos, nunca antes vistos en la historia de Brasil, la CUT apoya plenamente el decreto del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que intervino en los cuerpos de seguridad pública del Distrito Federal.

La CUT exige la investigación y sanción ejemplar de todos los participantes y de todos aquellos que financiaron, convocaron y contribuyeron para que esta violencia contra la democracia brasileña sea organizada e implementada.

La CUT también exige que rindan cuentas el gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, y los comandantes de la PM y jefes de seguridad pública del GDF.

La CUT defiende incondicionalmente la democracia y el Estado democrático de derecho y llama a todas las organizaciones del movimiento sindical, social y de la sociedad civil organizada a defender también la democracia y el respeto a las normas democráticas.

La CUT entiende que los hechos cometidos este domingo 8 de enero de 2023 son inaceptables y deben tener una respuesta a la altura de todos los que defienden la democracia.

BOLSONARO Y UN EXTRAÑO REPUDIO

«Las manifestaciones pacíficas, en forma de ley, son parte de la democracia. Sin embargo, las depredaciones e invasiones de edificios públicos como las ocurridas hoy, así como las practicadas por la izquierda en 2013 y 2017, escapan a la regla». Con esas palabras, Jair Bolsonaro rompió el extenso silencio que mantuvo en las siete horas de tensión que vivió el país sudamericano, cuando hordas de fanáticos suyos invadieron el Congreso y la Casa de Gobierno.

Además de equiparar este intento antidemocrático con protestas sociales -un caso similar al discurso que adoptó Juntos por el Cambio- Bolsonaro trató de defender su gestión al asegurar que durante sus cuatro años de Gobierno «siempre» estuvo «dentro de las cuatro líneas de la Constitución, respetando y defendiendo las leyes, la democracia, la transparencia y nuestra sagrada libertad».

Su mensaje por Twitter llegó después de que el presidente Lula lo acusara de alentar los desmanes, como viene haciendo desde que perdió las elecciones. Por eso Bolsonaro dedicó el final de su mensaje a ese señalamiento: «Repudio las acusaciones a mí atribuidas, sin pruebas, por parte del actual jefe del Ejecutivo de Brasil».

 EL GOBIERNO DE LULA PIDIÓ A LA CORTE QUE ORDENE LA CAPTURA DEL SECRETARIO DE SEGURIDAD DE BRASILIA

El gobierno de Brasil pidió al Supremo Tribunal Federal que ordene la detención del recién despedido secretario de Seguridad de Brasilia, Anderson Torres, por haber permitido el ataque y la invasión de cientos de simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro al Palacio del Planalto, el Congreso y la propia Corte, liberando la zona de los delitos.

El pedido, hecho por la Abogacía General de la Unión (AGU), incluye también que el STF determine el cese de la ocupación de los manifestantes de la puerta de los cuarteles en los cuales piden al Ejército dar un golpe de estado contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva para reponer a Bolsonaro.

Torres, quien fuera ministro de Justicia de Bolsonaro, fue despedido del cargo esta tarde por el gobernador Ibaneis Rocha, también bolsonarista.

Según la prensa local, Torres se encontraba este domingo en Orlando, Estados Unidos, junto a Bolsonaro.

Torres había asumido el lunes luego de haber sido hasta el sábado 31 de diciembre el ministro de Justicia de Bolsonaro.

También, según un comunicado oficial, la abogacía del gobierno pidió que se bloquearan la monetización de los sitios y canales digitales de los golpistas que se beneficiaron con la recaudación de dinero para movilizar a los golpistas.

«EN TODA LA REGIÓN HAY UNA DERECHA VIOLENTA INTOXICADA DE ODIO»

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, condenó este domingo el «cobarde ataque golpista contra la democracia y el triunfo de Lula» en Brasil y advirtió que «a lo largo de toda la región» se produce «el mismo espectáculo: una derecha violenta que ataca la democracia y los derechos» y es «enemiga de la voluntad popular, absolutamente intoxicada de odio».

«Condenamos el cobarde ataque golpista contra la democracia y contra el triunfo de Lula. Apoyo total al pueblo brasileño y al gobierno elegido por el voto popular», sostuvo Kicillof en su cuenta de Twitter.

Advirtió el gobernador que «a lo largo de toda la región, el mismo espectáculo: una derecha violenta que ataca la democracia, que ataca los derechos, enemiga de la voluntad popular y absolutamente intoxicada de odio».

Recordó que «hace pocos meses intentaron asesinar a Cristina Fernández de Kirchner; ahora asistimos a esta aberrante invasión a las instituciones de la democracia de Brasil. Quienes llevan años mintiendo, estigmatizando, incubando el odio son tan responsables de estos actos golpistas como quienes están allí».

«En Estados Unidos, en Brasil, en Bolivia, en Argentina, las caras de la derecha cambian pero el proyecto es el mismo: sostener privilegios, destruir derechos, destruir al Estado, hipotecar el futuro», alertó Kicillof.

Y aseveró que «cuando gobiernan, aplican programas de ajuste y exclusión. Cuando son oposición, obstaculizan la construcción de la igualdad y la justicia. En ambos casos fabrican mentiras y predican el odio, la furia y el rencor como metodología».

«La opción es clara: la derecha o los derechos. Nosotros vamos a seguir defendiendo la democracia, la paz y los derechos de las mayorías», abundó.

ALBERTO FERNÁNDEZ: «DEBEMOS UNIRNOS PARA GARANTIZAR LA DEMOCRACIA»

«No puede haber un levantamiento contra la democracia: quieren ponen en riesgo la democracia deben ser castigado», dijo Alberto Fernández en una entrevista con medios brasileños. El presidente argentino respaldó nuevamente a Lula da Silva y destacó el vínculo entre Argentina y Brasil.