Edición n° 2735 . 18/05/2024

Intendentes del Frente de Todos convocaron a la unidad y pidieron medidas contra la inflación

Los jefes comunales bonaerenses emitieron un documento en el que solicitaron al Presidente “garantizar la mesa de los argentinos” y convocaron al diálogo en el oficialismo. Para tender puentes, ya gestionaron reuniones con Fernández y Cristina Kirchner.

( Melisa Molina) Los intendentes peronistas de la primera y tercera sección bonaerense se autoconvocaron –algo que no hacían hace más de dos años– y el martes por la noche conversaron en el municipio de La Matanza, y por casi tres horas, sobre la importancia de pedir por la unidad y por el diálogo urgente entre las cúpulas del FdT. «Después del acuerdo del Fondo que se votó en el Congreso hay que terminar con esta inmovilidad», aseguraron participantes de la reunión en diálogo con Página/12.

Los intendentes consideran que es necesario que el Gobierno lleve adelante un «plan económico de emergencia» y que eso tiene que contemplar diferentes medidas que pueden ser, por ejemplo, un aumento de las retenciones o un aporte extraordinario mientras dure la guerra y siga subiendo el precio de los commodities, pero que tiene que haber medidas acordes a la excepcionalidad de la coyuntura. Los intendentes ya gestionaron una reunión con el Presidente, Alberto Fernández, otra con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner y una con el gobernador, Axel Kicillof, para tratar de tender puentes porque ven como un gran problema de cara a 2023 la escalada del conflicto interno.

«En 2019 le pedimos todos los esfuerzos a Cristina para unirnos y ganarle a Macri. La actual Vicepresidenta, en un gesto extraordinario, cambió el rumbo de la historia y pudimos consolidar la victoria del FdT en primera vuelta. Hoy, le pedimos al presidente Alberto Fernández los máximos esfuerzos para, luego de la pandemia, y siendo conscientes de las dificultades que atraviesa el mundo por la guerra, garantizar la comida en mesa de las familias argentinas«, subrayaron en el comunicado que emitieron tras el encuentro.

Según supo Página/12 la reunión, que se empezó a gestar hace unos 15 días, tuvo el propósito central de que la Vicepresidenta y el Presidente se junten, conversen, limen sus diferencias y permitan que el gobierno pueda seguir adelante para definir y desarrollar un plan económico que, reclamaron, «debe ser conciso, preciso, con lineamientos definidos en todas las áreas». Llamaron la atención las ausencias del ministro de Desarrollo –y exintendente de Hurlingham– Juan Zabaleta, del de Obras Públicas y exintendente de San Martín, Gabriel Katopodis, y del presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, pero según contaron a este diario, eso fue parte de una estrategia de los organizadores para que los intendentes presentes, que forman parte de las distintas «tribus» oficialistas, pudieran consensuar más tranquilos.

«Basta de internismo, los intendentes proponemos una agenda de laburo para mirar para adelante. Para pensar en 2023 hay que cumplir con nuestro contrato electoral de 2019, sino no hay futuro», puntualizó en diálogo con este diario uno de los participantes del encuentro, que fue encabezado por el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, pero que también contó con la presencia de la vicegobernadora, Verónica Magario, y del jefe de gabinete provincial, Martín Insaurralde. 

«Es cierto que la pandemia afectó los planes, pero no puede ser una excusa«, agregaron y subrayaron que «crecer vamos a crecer porque más abajo no se puede estar, pero ese crecimiento tiene que si o si llegar a los salarios. Los precios vienen aumentando y siendo remarcados antes de que la guerra exista. Pongámonos a laburar en eso que es lo que le importa a la gente. No hay intendente que lo soporte porque el más afectado es nuestro votante», indicaron. Luego agregaron que es necesario «salir de la inmovilidad porque es verdad que la economía está creciendo, pero los salarios tienen que superar el costo de vida y la inflación».

En diálogo con Página/12Alberto Descalzo, intendente de Ituzaingó, expresó que «todos consideramos que el FdT tiene que estar unido, en virtud de eso pedimos una reunión con el gobernador, con el Presidente y con CFK«. «La idea es ir todos juntos a verlos», añadió. El intendente resaltó que «es necesario tener unidad y coherencia política para tener tranquilidad y poder enfrentar a la crisis económica que existe en Argentina. Para combatir la inflación tenemos que estar convencidos todos de a donde vamos. Hasta que no se resuelva este tema no se va a poder resolver lo económico«. Los intendentes que participaron hicieron hincapié en que «los problemas internos no existen abajo».

Otro de los participantes fue el diputado nacional y exintendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. Según comentó a este diario, él planteó que «tenemos que dejar de descalificar al otro si no queremos que nos descalifiquen a nosotros«. Sobre las elecciones de 2023, los intendentes comparten mucha preocupación, sin embargo Pereyra indicó que «no es tan importante el 2023 como poner el país en marcha. No se puede estar hablando de elecciones cuando tenemos este porcentaje de pobreza, de desocupación, de indigencia. Se está haciendo un esfuerzo enorme, pero no alcanza«.

Otro de los ejes del encuentro, más allá de la inflación, fue la inseguridad. Los jefes comunales expresaron que no hablaron de la gestión del ministro de Seguridad de Nación, Aníbal Fernández, ni del provincial, Sergio Berni, en particular, sino que plantearon volver a un trabajo conjunto entre Nación, provincia y municipios que existía, pero se dejó de hacer. Además, opinaron que el Poder Judicial debe trabajar para resolver el tema de las reincidencias. También contaron que Insaurralde adelantó que junto con el gobernador acordaron nombrar más personal para realizar patrullas y que este año habrá una gran compra de móviles. Ante el anuncio, hubo aplausos.

Otros de los presentes fueron Mayra Mendoza, de Quilmes; Juan Fabiani, de Almirante Brown, Alejo Chornobroff, de Avellaneda; Juan José Mussi, de Berazategui; Marisa Fassi, de Cañuelas; Carlos Ramil, de Escobar; Andrés Watson, de Florencio Varela y el diputado provincial Mariano Cascallares, entre otros.