Edición n° 2654 . 27/02/2024

Hiperinflación y privatizaciones/ Las condiciones para dolarizar

Radio Gráfica

“El problema es la aplicación en Argentina al adoptar una moneda extranjera, cuando ya hemos visto que lo más parecido, que fue la convertibilidad, no funcionó. En este caso, mucho peor todavía, porque no hay un solo dólar como para hacerlo”, sostuvo el ex banquero y ex vicepresidente del JP Morgan, Hernán Arbizu, en diálogo con Radio Gráfica.

“Tampoco había dólares en la convertibilidad, por eso, Cavallo antes de asumir le exigió como condición sine qua nom a Menem, que Erman González (ministro de Economía) hiciera el Plan Bonex, es decir, que el Estado se quedara con los depósitos del sector privado”, recordó.

En 1989, los depósitos a plazo fijo a 30 días se acordaban con tasas del 400%. Ante ese escenario, el gobierno concretó un canje compulsivo de todos los plazos fijos que superaran el millón de australes a cambio de bonos (Bonex 89) bajo legislación extranjera. El plan provocó una fuerte recesión por la caída de la liquidez y permitió frenar “de shock” la hiperinflación gracias a la paralización de la demanda de bienes y servicios.

El especialista, destacó que los mismos que llevaron adelante el fallido plan del “uno a uno”, hoy son asesores de los principales candidatos de la oposición: “Los que hicieron la convertibilidad fueron Cavallo a la cabeza, la Fundación Mediterránea y la Universidad del CEMA. Hoy los asesores, tanto Melconian con Bullrich, como los asesores de Milei, son todos miembros del CEMA y de la Fundación Mediterránea, con Diana Mondino a la cabeza (candidata a diputada de Milei)”.

Sobre la viabilidad de las medidas económicas y financieras que propone la oposición, señaló: “Buscan privatizar y a la vez endeudarse en dólares como nunca. Ahora hay mucho menos empresas estatales, pero quedan recursos naturales. La función que cumplieron la privatización de empresas, ahora, sería con recursos naturales”, y además, “se produciría una hiperdevaluación y una hiperinflación, que es lo que necesitan. De hecho, Carlos Avila, miembro del CEMA, el otro día tuiteó, inclusive con un enfoque emocional”.

Respecto de la coyuntura internacional, y los planteos de alineamiento total con EEUU, tanto de libertarios como de cambiemitas, Arbizu señaló: “Brasil y China son nuestros principales socios comerciales, con lo cual deberían reemplazarlos. No es que al dejar de vender soja a China se lo vas a poder vender a otro país, porque otros países ya tienen sus proveedores. Es tan poco factible como la propia dolarización”.

Javier Milei, a fines de junio, aseguró vía Twitter que ya está negociando la obtención de dólares para su plan económico: “Mientras nos atacan, difaman, operan, etc., nosotros estuvimos avanzando en negociaciones y ya conseguimos los dólares para dolarizar la economía al valor del dólar de mercado. Seguimos trabajando para resolver un gran problema de Argentina, que es la inflación”.

Consultado por dichas declaraciones, Arbizu opinó: “Imaginemos que tuviera ese acuerdo, ellos hablan de achicar el Estado, es decir buscan que el Estado gaste mucho menos, en ese caso, si un fondo presta 40 mil millones de dólares que es lo que necesitan para dolarizar, la tasa mínima se iría por arriba del 30% anual. Pero aún si fuero solo el 10% anual por año, ya tendríamos 4 mil millones de dólares que el Estado debería gastar nada más que en intereses. Achican el Estado pero por otro lado lo utilizan para pagar deuda, y generan aún más que la que ya hay con el FMI. Realmente no creo que haya ningún fondo que esté dispuesto (a prestar dólares), salvo que tengan una garantía de cobro que podría ser cualquier recurso natural, ya sea Vaca Muerta, el litio, etc.”.

A su vez, señaló que es necesario “un acuerdo entre la oposición y el partido gobernante. Pero el único candidato que ofrecía diálogo, era Larreta, que perdió. Los dos candidatos que ganaron no piensan dialogar. La única forma de gobernar va a ser por decreto, va a ser un régimen”.

Y cerró: “Lo de Bullrich es más peligroso que Milei, porque Milei al menos presenta planes con conocimiento técnico, completamente sesgado, pero por lo menos tiene un plan. Bullrich solo dice slogans inentendibles, y no tiene un solo plan”.

  • Entrevista realizada por Jorge Benedetti y Rodolfo Colángelo en “En que nos parecemos”