Edición n° 2736 . 19/05/2024

Google presiona a sus trabajadores para «minimizar las distracciones»

Tras frenar el ritmo de contrataciones, el CEO de Google advierte que la productividad de sus empleados debe mejorar y lanza una iniciativa para aliviar tensiones internas.

Recientemente se filtraron unas conversaciones de una reunión entre Mark Zuckerberg y sus empleados en las que el CEO de Meta lanzaba un mensaje muy contundente: se avecinan tiempos difíciles para la empresa, por lo que aumentará la presión para lograr los objetivos marcados. En la misma línea se pronunció Sundar Pichaiel CEO de Google. Según la CNBCPichai y su equipo de recursos humanos les pidieron a los 174 mil trabajadores de la tecnológica que mejoren su productividad y eficiencia.

Deberíamos pensar en cómo podemos minimizar las distracciones y elevar el nivel tanto de la excelencia del producto como de la productividad”, declaró Sundar Pichai.

Tanto Zuckerberg como Pichai descartaron que haya despidos por el momento, pero la incertidumbre entre los empleados de ambas tecnológicas crece y crece. Sobre todo después de que las big tech hayan frenado las contrataciones para afrontar la crisis derivada de la pandemia y la caída de valor que afecta al sector digital.

La productividad de Google como empresa no está donde debería

Mientras los ingresos de la empresa crecieron un 62% el segundo trimestre de 2021, este año solo aumentaron un 13% durante el mismo período. En la última conferencia de inversores, Pichai advirtió: «Está claro que estamos enfrentándonos a un entorno macroeconómico muy exigente y con mucha incertidumbre por delante«.

Para mejorar los resultados económicos y la eficiencia de los empleados, Google lanzó “Simplicity Sprint”, una iniciativa con la que Pichai también pretende aliviar tensiones tras los resultados de ‘Googlegeist’, una encuesta que mostró cómo parte de los trabajadores de Google se sentían mal pagados y poco promocionados.

Simplicity Sprint para «mejorar la eficiencia»

Según consigna CNBC, Google recolectará ideas de todo su equipo para saber en qué ámbitos debería centrarse para mejorar la eficiencia de sus trabajadores, que tienen hasta el 15 de agosto para presentar sus propuestas de mejora.

La iniciativa incluye preguntas como: «¿Qué le ayudaría a trabajar con mayor claridad y eficiencia para servir a nuestros usuarios y clientes?», «¿Debemos eliminar los topes de velocidad para obtener mejores resultados?».

El objetivo final de esta iniciativa es mejorar la productividad de los empleados de Google y «crear una cultura más centrada en los objetivos, en nuestros productos, en el cliente. Deberíamos pensar en cómo minimizar distracciones y subir el listón tanto en cuanto a productividad como en excelencia en nuestros productos», señaló Pichai.

Desde Recursos Humanos de Google no consideran la reducción de personal

A pesar de los resultados de este segundo trimestre y del aviso de Pichai, Fiona Cicconi, la responsable de recursos humanos, dejó en claro que la empresa no tiene actualmente planes de despido, aunque tampoco descartó totalmente esta opción. «Aunque no podemos estar seguros de cómo estará la economía en el futuro, en estos momentos no estamos buscando una reducción de la plantilla global de Google«, afirmó.

Lo que sí hizo Google, como tantas otras tecnológicas fue poner el freno a las contrataciones de trabajadores. En las últimas semanas, Apple, Amazon, Microsoft y Meta anunciaron que reducirán el número de contratos.

En el caso de Google, Alphabet anunció que frenará fichajes durante todo el año y que focalizará recursos en áreas prioritarias. Apple sentenció la semana pasada el cambio de etapa en las grandes tecnológicas. Aunque no dio detalles, anunció el freno de fichajes en algunas áreas durante el 2022 y el 2023.

Microsoft ya anunció en mayo que iba a congelar las nuevas contrataciones en el corto plazo y, hace un par de semanas, intensificó su apuesta anunciando el despido de trabajadores en todas sus categorías, especialmente en las divisiones de la nube y ciberseguridad, un movimiento que afectará menos del 1% de su plantilla global.