Edición n° 2654 . 27/02/2024

Fuera de Europa, el petróleo ruso bate récords en la India

En el marco de la política de reorientación de las importaciones de petróleo de Europa a otras partes del mundo, Rusia ha conseguido una vez más un nuevo récord. La India, uno de los compradores de materias primas más importantes del mercado asiático, importó crudo ruso en un volumen que superó los resultados de los meses anteriores.

De acuerdo con los últimos datos, durante el mes de mayo la India recibía casi 1,96 millones de barriles al día de petróleo ruso. Lo importante es que esta cifra superaba los 1,74 millones de barriles al día de las importaciones conjuntas de Irak, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y EEUU, que son los cuatro siguientes mayores proveedores del país, nota el portal OilPrice.

Se destaca, que esta cooperación entre los dos Estados ha permitido que Rusia concentre el 42% de las compras totales de crudo de la India, que es el tercer mayor importador del crudo en el mundo.

De allí es que junto con China, la India se ha convertido en uno de los socios más importantes de Rusia sancionada por Occidente.

Tal aumento de la cooperación causa preocupación a los Estados occidentales, especialmente a la parte europea, que, en un intento de asestar un golpe a la economía rusa, ha rechazado las mercancías rusas. Ahora presentan reclamaciones a la India, ya que sus autoridades no tienen intención de asumirse al tope de precios de Occidente y reducir el volumen de negocio con Rusia.

En este sentido, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, afirmó al periódico Financial Times que las refinerías de la India compran grandes volúmenes del crudo ruso que, tras su procesado se vende en Europa. El oficial insistió en que la UE debe tomar medidas para impedirlo tras estimar que el negocio indio constituye para Rusia una forma de eludir sanciones europeas. Sin embargo, el ministro indio de Asuntos Exteriores, Subramaniam Jaishankar, le respondió a Borrell, aconsejándole consultar las propias normativas del espacio europeo.

Las importaciones récord de crudo de Rusia a la India lo han permitido competir seriamente con los países de la OPEP. Este hecho se respalda por la observada disminución de sus exportaciones al Estado asiático. Las refinerías indianas optan cada vez más por el crudo ruso que cumple con sus requisitos tecnológicos y constituye una parte crucial de cooperación beneficiosa rusa-indiana.