Edición n° 2701 . 14/04/2024

Fuentes Seguras. Paraísos internos

EE.UU. Una nueva Suiza. Las secuelas de la desterritorialización. Siria vuelve a estar en foco. Irán, con litio, un problema ampliado. Africa y el petróleo. ¿La derecha avanza? China: reformas para ratificar el rumbo.

EE.UU. Una nueva Suiza. Las secuelas de la desterritorialización. Siria vuelve a estar en foco. Irán, con litio, un problema ampliado. Africa y el petróleo: imaginación. ¿La derecha avanza? La frase hueca, de moda. Asamblea Nacional Popular en China: reformas para ratificar el rumbo.

Por Gabriel Fernández *

LA TIERRA DE LAS OPORTUNIDADES. Hace cinco días, millones de estadounidenses dejaron de recibir el bono alimentario de emergencia que se había instalado a través del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP). La anulación del “plan social” se concreta desde este 1 de marzo en 32 estados más Washington DC, Guam y las Islas Vírgenes. En el resto del territorio había sido eliminado durante el último tramo del año anterior.

La asistencia oscilaba entre los 95 y los 230 dólares según la situación del afectado y alcanzaba a 43 millones de ciudadanos. La expansión de la pobreza (rauda entre 2021 y 2022, después de una disminución apreciable en 2019) con todas las derivaciones imaginables, y otras también, está complicando la convivencia social en los Estados Unidos. El número apuntado debe complementarse con una gran faja de población que se encuentra al límite, observando un abismo bien cercano.

Sin embargo el presidente Joseph Biden, firmó una ley con la que se oficializa un nuevo paquete de ayuda económica para Ucrania de casi 45 mil millones de dólares. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense confirmó esa disposición, previamente aprobada por la Cámara de Representantes, para autorizar un nuevo envío de dinero a Kiev“Se invertirá en investigación médica, seguridad, seguros médicos para veteranos, recuperación de desastres, fondos para erradicar la violencia contra las mujeres, y brinda asistencia crucial para Ucrania”, puntualizó.

Así, Washington alcanzó la pole position entre los patrocinadores de la gestión ucraniana a lo largo de los doce meses de conflicto. Previo a este nuevo paquete, se contabilizó un total de 51 mil 246 millones de dólares enviados desde los Estados Unidos al gobierno de Volodímir Zelenski, una cifra que equivale a toda la ayuda que han enviado a Ucrania los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) en conjunto con otras instituciones. Este periodista quiere subrayar que en situaciones como la descripta se percibe con nitidez la desterritorialización que el gran capital financiero ha impuesto sobre los países del centro occidental: los doblega desde dentro de sus Estados y fuerza la canalización de recursos según sus necesidades.

El proceso, además de dramático, es de interés para evaluar el modo de abordaje dispuesto por el Gobierno demócrata atlantista. La pandemia de Covid 19 y, enseguida, el conflicto en Ucrania, generaron altos niveles inflacionarios en los rubros energético, alimentario, productos de primera necesidad y servicios. El 50 por ciento de la población norteamericana ha caído en su nivel de vida durante los dos años recientes; y las instancias previas no resultaban maravillosas.

La Oficina del Censo forma parte del Departamento de Comercio de los Estados Unidos. Sus datos, que pueden relacionarse para mayor precisión con los de la Reserva Federal (FED) están a disposición del público pero, a diferencia de otros países, los grandes medios no suelen recurrir a los mismos. Son valiosos para entender cómo se vive en la tierra de las oportunidades. Al menos 26,5 millones de estadounidenses tienen dos trabajos para poder afrontar sus gastos diarios. Entre los hogares con ingresos inferiores a 35 mil dólares anuales, el 47% de los adultos asegura que está retrasado en el pago de su vivienda y el 25% denuncia  que tiene problemas para conseguir comida.

Pero la fortuna conjunta de los 651 multimillonarios de los Estados Unidos se ha visto robustecida en más de 1 billón de dólares en los dos años recientes. Su riqueza creció un 36%. Si la acción oficial tiende a la desaceleración ¿cómo se acumulan esas fortunas? Ya se ha instalado lo que hemos apuntado como un sistema fiscal alterno. Las mega empresas han empleado su influencia –cohecho mediante- para reducir drásticamente la capacidad de los gobiernos para gravarlas. Los Estados Unidos vienen instalando en su seno una nueva Suiza. Un paraíso fiscal para las compañías sin requerimientos de transparencia. ¿Los lugares predilectos? Delaware, Nevada, Montana, Wyoming y Dakota del Sur. No está demás recordar que el Reino Unido ya posee 20 regiones exceptuadas en su interior, empezando por la distinguida Londres.

SALUD PÚBLICA, UN RUBRO INEXISTENTE. Ahora bien, las resoluciones gubernamentales sobre la economía no son para nada ajenas a ese decurso. Con el argumento de combatir la inflación, la FED viene alzando las tasas de interés de modo exponencial. Así, se ralentiza la producción, se prevé un crecimiento del Producto Bruto Interno del 0,2 para el año en curso y, debido a los recortes en la asistencia detallados al comienzo, un incremento abrupto de la indigencia.

La nación que se considera autorizada a imponer al resto del planeta un modelo, padece las consecuencias de semejante diseño, con un aumento del delito sin precedentes (creciente, también, en los últimos dos años), un asesinato masivo promedio mensual (con predilección sobre centros educativos) y una expansión récord de las adicciones (tercer lugar en el mundo).

Vale detenerse un instante en ese punto. Un informe del Cirujano General de la Nación señala que los Estados Unidos sufren una “crisis de adicciones”, con una muerte por sobredosis de heroína cada 15 minutos, más de 30 millones de adictos y 70 millones de alcohólicos. “Los vecindarios y comunidades están sufriendo como resultado de la criminalidad y violencia asociada con el consumo de alcohol y drogas, abuso, descuido de niños, y el costo creciente relacionado con el abuso de sustancias”, explica el documento.

No está demás aclarar de qué se trata eso de Cirujano General. El país del Norte es uno de los pocos que, hace décadas, carece de un sistema unificado de Salud. Posee un entramado irregular de programas estatales y federales con enorme pre eminencia privada, sin cobertura universal y sin control centralizado. El Cirujano General es el jefe operativo del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos y, por ende, el portavoz en temas de Salud Pública del Gobierno. La oficina y el personal del Cirujano se conocen como la Oficina del Cirujano General, ubicado dentro de la Oficina del Subsecretario de Salud.

Vale observar la película Sicko para entender las consecuencias del desmadre, aunque sin olvidar que su realización, a manos de Michael Moore, fue en el 2007. Desde entonces, las cosas han empeorado bastante. Si el lector repasa estos datos, entre tantos, comprenderá que solo un fenomenal esquema de propaganda hace posible la persistencia de la imagen de los Estados Unidos como ejemplo de civilidad, progreso y libertad.

LAS NUEVAS EXPLORACIONES. Como el esquema bélico del capital financiero es perjudicial para la humanidad y para el propio pueblo norteamericano, pero beneficioso para las mega corporaciones que lo imponen y controlan, se trabaja en su expansión. Aunque son varias las regiones en foco, vale indicar que otra vez Siria (rumbo a Irán) tiene prioridad. La idea es sencilla: reposicionar al ISIS para combatir al ISIS. Y cargar de responsabilidad a Irán por el funcionamiento de la impiadosa banda. Ese es el objetivo del viaje realizado por el general del Ejército Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, al noreste sirio este sábado 4 de marzo.

La visita fue presentada como un esfuerzo destinado a prevenir un resurgimiento del ISIS, revisar los pertrechos de las fuerzas que combaten bajo control estadounidense para afrontar esa eventualidad y monitorear “los drones iraníes utilizados por los terroristas”. Por supuesto el equívoco cuadro de situación del Norte no apuntó que en realidad Siria, Irán y Rusia son quienes combaten a las fuerzas irregulares plantadas allí en 2003 por los Estados Unidos, Arabia Saudita y aliados en las sombras.

Los datos son sorprendentes y permiten reflexionar sobre el sostén de grupos que los pueblos árabes consideran mercenarios, así como definen también a los soldados de distinto origen que hacen flamear la bandera de las barras y las estrellas. La Organización para las Naciones Unidas (ONU) evalúa que el ISIS –también llamado despectivamente DAESH- cuenta con 30 mil combatientes y un ingreso ¡diario! de dos millones de euros. Es claro que semejantes recursos no se obtienen poniendo un vaso de plástico a la salida de la mezquita.

Ahora bien, esta nueva resolución “preventiva” debe relacionarse con una información significativa. Irán anunció el descubrimiento de un gran yacimiento de litio, componente clave de las baterías de vehículos eléctricos y dispositivos electrónicos. “Por primera vez en Irán, fue descubierta una reserva de litio en Hamadan”, en el oeste del país, dijo el responsable del Ministerio de Industria, Minas y Comercio, Mohammad Hadi Ahmadi, a través de la televisión estatal. Esta reserva se estima en “8,5 millones de toneladas”.

Según un informe del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) publicado en 2022, se han identificado 89 millones de toneladas de litio en el mundo. Australia, Chile, Argentina y China son los principales productores. Esa referencia sirve para dar cuenta de la dimensión del hallazgo persa. En 2022, los precios del litio se dispararon con energía. Irán, siempre hostigado por sanciones internacionales, se las arregló para elevar un 4,5 por ciento su PBI en el año reciente, asentado en el gas, el petróleo, el cobre y el hierro. Las exportaciones de petróleo iraní alcanzaron su cúspide en los dos últimos meses de 2022 y continúan en despliegue el primer trimestre del período en curso debido a mayores envíos a China. Todo un problema para el bloque anglosajón que comanda la OTAN.

LAS TRETAS DEL POBRE. En medio de la avasallante realidad mundial, una revelación causó sorpresa, así como sonrisas veladas de los analistas económicos globales. El Fondo Nacional de Seguridad Energética ruso indicó que los Estados del Norte de Africa incrementaron notablemente la compra de combustible ruso y, tras recargar su precio, lo re comercializan a varios países europeos. El producto, de todos modos, arriba al Viejo Continente a un costo menor que el ofrecido por la potencia cuyo mascarón de proa es Joseph Biden.

Esto fue corroborado por el Wall Street Journal, según el cual las importaciones marroquíes de petróleo procedente de Rusia pasaron de casi 600 mil barriles en 2021 a dos millones solo en enero de 2023. Otros 1,2 millones se añadieron en febrero. El aumento de las importaciones de productos petrolíferos de Túnez originados en Rusia subió de los 84.000 barriles en mayo de 2022 a 3,1 millones de barriles en febrero de 2023. No son los únicos. En verdad adoptaron  el ejemplo de la India que adquirió grandes volúmenes de recursos energéticos rusos para luego revenderlos a Europa.

Los líderes de la oportuna acción son Marruecos, Túnez, Egipto, Libia y Argelia.

La Unión Europea ya aprobó 10 paquetes de sanciones contra Moscú debido a su Operación Militar Especial, que incluyen restricciones al sector petrolero. Además, el pasado 2 de diciembre, el grupo conformado por los Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, el Reino Unido, Italia y Japón, en conjunto con Australia, acordaron limitar a 60 dólares el precio máximo del barril de petróleo procedente de Rusia. Desde la Cancillería rusa declararon al respecto que Moscú simplemente no suministrará petróleo a los países que se sumen a la introducción de un techo de los precios del combustible.

DEMOCRACIAS, DICTADURAS, IZQUIERDAS, DERECHAS. Una parte de la confusión que reina en el espacio periodístico internacional se basa en la distribución de mentiras lisas y llanas acerca de los acontecimientos que preocupan a este narrador y a usted, lector. Juntos, intentamos desmontarlas en estas líneas y ofrecer un panorama algo más claro, en tanto resulte posible. Pero otro tramo de la humareda está configurado por la difusión de un modelo de análisis que, en vez de rastrear los intereses de fondo que conducen el andar de los protagonistas, reduce las caracterizaciones a las dualidades democracia / autoritarismo e izquierda / derecha.

Lo peor es que semejantes contrastes ni siquiera se asientan en procedimientos reales, sino en la declamación de los valores puntuados. El afán occidental por mostrar un planeta en el cual el Norte sigue siendo todopoderoso, evitando describir el quiebre que implicó la crisis financiera 2008 – 2010 y por tanto el emerger de la Multipolaridad, tiene un sentido práctico ostensible: advertir a los pueblos que no son tiempos de cambio sino de continuidad. Eso naturalmente, retrae los movimientos transformadores, desmoviliza grandes contingentes y sugiere que resulta conveniente arrimarse a las resoluciones del Centro tradicional.

Es que los pueblos no luchan todo el tiempo con la misma intensidad. En los períodos de retracción se ocupan de lo esencial y mantienen las grandes banderas en manos de reducidos espacios activos no ofensivos. Sólo cuando la historia se abre retoman la batalla plena y van por derechos, territorios, recursos, futuros. Por tanto, convencerlos de que “la derecha avanza” es una acción prioritaria del esquema comunicacional de las grandes corporaciones. Esa frase, repetida como un mantra hueco por casi todos los medios a disposición, se viene filtrando con aires de preocupación genuina en las zonas populares politizadas.

¿Qué es la derecha y qué es la izquierda, en verdad? Fundaciones, Organizaciones no Gubernamentales, agrupamientos ambientalistas, ecologistas, indianistas, han sido posicionados ante la opinión pública internacional como voceros de los perfiles democrático y de izquierda, sin cuestionar un ápice las acciones de la OTAN que venimos describiendo. En tanto, los motores de la Multipolaridad aparecen caracterizados como actores autocráticos, dictatoriales y derechistas, objetados por sus adscripciones organizativas, conceptuales y religiosas.

Es corriente hallar escritos y discursos –no solo en medios alineados con el poder financiero, sino también en quienes se postulan progresivos– que insisten en la incomprobable idea de “la derecha avanza” insertando en la misma carpeta inicua a Meloni, Kim Jong – un, Putin, el peronismo, el sandinismo, el chavismo, Trump, Zelenski, Xi Jinping, el ISIS, Lacalle, Irán, y tantos más. Esto se percibe nítidamente en América latina, donde a pesar de la labor persistente de nuestros pueblos, es posible observar columnistas y militantes pre derrotados y tristones que auguran eternas hegemonías reaccionarias sin ver lo que tienen al alcance de la vista.

Quien escribe, que ha transitado y cubierto los tiempos de la primacía del Consenso de Washington y, felizmente, puede informar hoy sobre el sendero que los subdesarrollados han elaborado para advenir en emergentes, intenta sin éxito dar cuenta de los factores que caracterizan todo el decursoLa tarea resulta más compleja de lo que podía esperarse, pues resulta de buen gusto –hasta gestor de prestigio- repetir que la vida es una calamidad y que el mantra en cuestión es una verdad insoslayable salvo para quienes anhelen “negar la realidad”.

En medio de tantas zonceras, fue satisfactorio hallar un texto claro, sin mayores pretensiones, que se aviene a decir cómo son las cosas. Se trata del artículo de la periodista Patricia Lee Wynne titulado “La declinación imparable de EE.UU. en América latina”, publicado por RT y Sputnik News. Allí, la cronista repasa los tramos dictatoriales, la creciente del neoliberalismo, las recuperaciones democráticas, los triunfos electorales populares. Sin más esfuerzo que el hilván de datos abiertos y conocidos por quien se asome a la historia en proyección, despeja las confusiones y coloca los ejes en su justo lugar. Convocamos a su lectura aquí.

CHINA CAMBIA PARA RATIFICAR. Mientras usted lee esta historia, se lleva adelante la Asamblea Nacional Popular (ANP) en China. Se trata de un encuentro político trascendente donde se analizan los procesos en marcha y se disponen las modificaciones pertinentes. La reunión es paralela a la del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), el órgano asesor político. Ya se van conociendo desplazamientos y designaciones. Sin abundar, entre abramos un tanto la puerta para aprehender el sentido profundo del rumbo que el gigante asiático se impone a sí mismo.

Por un lado, es preciso recordar la ratificación del liderazgo de Xi Jinping –tercer mandato- en octubre pasado. Por otro, husmear los pronunciamientos de la República Popular China sobre el decurso Multipolar y la cooperación internacional a los cuales nos hemos referido. Y también, considerar la reubicación de quien fuera ministro de Relaciones Exteriores chino entre 2013 y 2022, Wang Yi, como Director de la Oficina de la Comisión Central de Asuntos Exteriores del Partido Comunista Chino.

El primer caso, además de un mensaje al mundo acerca de la consolidación de la postura del Dragón, implica la decisión de acentuar el desarrollo interno para promover la industrialización con bases científico técnicas innovadoras y su consecuencia, la mejora en el nivel de vida promedio, incluido el alza salarial, para convertir a la nación en “moderadamente próspera”. El segundo, la afirmación de los compromisos adquiridos, muy especialmente en materia inversora y comercial, así como la acción pacifista y la recurrencia a la Carta de la ONU como modo de resolución de situaciones globales.

El tercero, que podría ser considerado un descenso en el rango del eficaz Wang Yi, merece leerse como una potenciación del Partido Comunista en las políticas de Estado. Con esa designación, China dice a sus aliados que la amistad está garantizada y, como lo ha hecho en el trimestre reciente, que la conducción política debate y resuelve sobre asuntos estratégicos con la Federación de Rusia, con la República Islámica de Irán y con varios integrantes de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) a quienes los une un proyecto estratégico.

Finalmente, todos los movimientos confluyen hacia un redimensionamiento del sistema financiero, orientado por el Banco Popular de China (BCO), tomando en cuenta la nueva situación mundial del rubro.

Podría decirse, el centro de la cuestión.

  • Area Periodística Radio Gráfica / Director La Señal Medios / Sindical Federal 

Pinturas Dan Mc Caw (EE.UU. Actual)

Fuente: radiográfica.org.ar