Edición n° 2738 . 21/05/2024

Frigoríficos en crisis por la caída del consumo interno

La industria frigorífica enfrenta problemas en el mercado interno por la caída del consumo de carne vacuna y la exportación debido a lo que consideran un atraso cambiario en un mercado que también paga menos en dólares con respecto a dos años atrás.

Esta situación está generando suspensiones y hasta se habla de empresas exportadoras que podrían entrar en convocatoria de acreedores.

“La actividad este año va a caer 10% en faena de bovinos, es 1,5 millón menos en cantidad de animales”, afirmó Daniel Urcía, vicepresidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales de Argentina (FIFRA), en diálogo con PERFIL.

“Hoy tenemos frigoríficos con hasta 30% de caída y, por eso, la participación de los costos por kilo de carne se disparan. Además, no podemos cargar el precio a la venta porque el consumidor no lo puede pagar”, agregó. 

Según Urcía, el aumento de costos tiene que repartirse en el precio de la hacienda, condicionado por el consumo, «o achicando costos dentro de la fábrica, donde no se puede dejar de pagar la energía, gas y combustible». 

Debido a que el costo laboral tiene una alta incidencia en el total, las empresas comenzaron a reducir y suprimir las horas extras, así como dejar de contratar de personal tercerizado.

“No me consta que haya despidos, pero algún frigorífico que tenía dos o tres turnos y personal tercerizado, hoy no lo está haciendo. No tengo conocimiento de suspensiones en planta permanente”, afirmó Urcía.

Consumo de carne vacuna 20240415

Miguel Schiariti, de Cámara de la Industria y Comercio de Carnes, comentó a PERFIL que en el primer trimestre cayó 18,5% el consumo de carne “y esto pone a algunas fábricas en condiciones complejas, como suspensión de horas extras y en algunos casos con suspensión de personal”.

Frigoríficos

El frente externo de los frigoríficos

En cuanto a los frigoríficos exportadores, “hay algunas fábricas exportadoras, pequeñas y medianas que deben tener o están teniendo algunos problemas importantes porque en este trimestre, al principio, perdieron entre 100 y 200 pesos por kilo gancho y ahora deben estar perdiendo alrededor de entre 50 y 100 pesos kilo gancho”, señaló Schiariti.

Y agregó: “Hay empresas que tienen espaldas y pueden aguantar la pérdida hasta fin de año, porque están muy consolidadas y tienen un fortísimo patrimonio. Otras pequeñas y medianas están más complicadas y se escuchan algunos rumores de alguna convocatoria de acreedora y cosas por el estilo”. 

“El precio de los animales de exportación ha caído y es lo único que les permite seguir trabajando a los exportadores”, comentó el dirigente.

En un contexto donde el Gobierno sostiene que devaluará por encima del 2% mensual en los próximos meses, por debajo de la inflación, “cada vez la situación se hace más compleja para la industria. Sobre todo con el 9% de retenciones”, agregó Schiariti.

Luis Machado