Edición n° 2744 . 27/05/2024

Francia pide a TotalEnergies aumentar los salarios mientras la huelga se extiende

El ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, pidió a la compañía TotalEnergies que aumente los salarios de sus trabajadores, en medio de la huelga de más de una semana que agota los suministros de gasolina en el país. La declaración se produjo tras la votación del sindicato CGT que se pronunció a favor de prolongar la protesta en al menos cuatro refinerías. La Administración de Emmanuel Macron urge a llegar a un acuerdo.

El caos en Francia por la huelga en las refinerías y estaciones de gasolina no cesa.

Mientras los ciudadanos enfrentan otro día de dificultades para adquirir el combustible, representantes de la organización sindical Confederación General del Trabajo (CGT) votaron este jueves 13 de octubre a favor de continuar la protesta, que ya ha reducido la producción del hidrocarburo en más del 60%.

Ante este panorama, el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, urgió a la compañía francesa TotalEnergies aumentar el salario a sus trabajadores, reclamo con el que iniciaron el paro de sus funciones hace más de una semana.

Le Maire aseguró que la empresa de energía tiene «la posibilidad y, por lo tanto, la obligación de aumentar los salarios».

«Si uno sabe las ganancias que obtuvieron, las empresas que tienen la capacidad tienen el deber de aumentar los salarios y Total es una de ellas», sostuvo el funcionario, quien agregó que es tarde para iniciar conversaciones con la CGT.

Una posición que fue respaldada por la ministra de Energía, Agnes Pannier-Runacher.

«Total necesita aumentar los salarios», aseguró la funcionaria.

Sus declaraciones se producen en momentos en que el Gobierno también insiste en hacer todo lo posible por obligar a los empleados a retomar sus funciones. Algunos de ellos han estado en huelga desde el pasado 27 de septiembre.

«Si es necesario, tomaremos medidas para desbloquear los suministros disponibles en el depósito de Dunkerque (…) Pero espero que las cosas evolucionen hoy entre la CGT y Total», sostuvo la ministra.

Una fila de conductores de motocicletas y autos se forma frente a una gasolinera en París, Francia, el 12 de octubre de 2022. © Stéphane de Sakutin/AFP

El miércoles 12 de octubre, el presidente Emmanuel Macron prometió que la situación en las estaciones de gasolina pronto volverá a la “normalidad”.

“La pregunta que se hacen todos es: ‘¿cuándo regresaremos a la normalidad?’ Eso será en el transcurso de la próxima semana”, afirmó el mandatario.

Macron aseguró que la difícil situación ha sido creada por “los conflictos sociales en las empresas Exxon y TotalEnergies, que generaron grandes ganancias” por las altas pérdidas de petróleo y gasolina en medio de la crisis energética mundial que se agravó con la guerra de Rusia en Ucrania.

El Gobierno ordena a algunos trabajadores retornar a sus funciones

Tras advertir que usaría los poderes de emergencia para ordenar que los trabajadores esenciales regresen al trabajo, bajo pena de multas o tiempo en la cárcel, la Administración de Macron comenzó obligar a algunos trabajadores de las estaciones de combustible de Esso, la subsidiaria francesa de ExxonMobil, a regresar a sus labores.

El miércoles, el Gobierno dio instrucciones a la Policía para que emita órdenes para que un pequeño número de empleados de refinerías y depósitos regresen al trabajo.

Un representante sindical señaló a Reuters este jueves que a cinco empleados en huelga en el depósito de almacenamiento de TotalEnergies en Dunkerque, ciudad portuaria en el norte de Francia, se les había ordenado que volvieran a trabajar.

Poco después las autoridades confirmaron las notificaciones para retomar funciones y una fuente en la oficina del primer ministro indicó que la medida entró en vigor a las 2:00 p.m. hora local (1200 GMT).

«El Gobierno sigue contando con que en las próximas horas se reanude el diálogo entre la dirección de la empresa y los representantes de los trabajadores», señaló la fuente.

Sin embargo, en un comunicado emitido en las últimas horas, TotalEnergies enfatizó que las condiciones para celebrar negociaciones salariales con todos los sindicatos no están dadas mientras continúan los diversos bloqueos.

¿Qué ofrece TotalEnergies y qué exigen los trabajadores para acabar la huelga?

Hasta ahora, la compañía ha anunciado que haría un pago único de bonificación a su fuerza laboral en todo el mundo, pero los empleados tienen otras exigencias.

El pago equivaldría a un mes de salario, que se desembolsaría el próximo diciembre. Asimismo, la empresa asegura que comunicó a los sindicatos que está lista para considerar un aumento salarial en 2023 del 6%, equivalente a los efectos de la inflación en 2022.

Manifestación de trabajadores frente a la refinería TotalEnergies en La Mède, cerca de Marsella, el 11 de octubre de 2022. © Éric Gaillard/ Reuters

Por su parte, la CGT indicó que pidió el inicio de las negociaciones «sin condiciones» y exige un aumento salarial inmediato del 10%.

El sindicato explica que el incremento debe hacerse debido a que la subida en los precios de la energía generó enormes ganancias que permitieron a la empresa pagar dividendos estimados en 8.000 millones de euros y una utilidad especial adicional a los inversores.

Al igual que otras grandes compañías petroleras, los ingresos de TotalEnergies se dispararon a medida que aumentaron los precios de la energía como consecuencia de la guerra ordenada por Rusia contra Ucrania y las respectivas sanciones económicas de Occidente a Moscú.

En medio de esta coyuntura que coincide con una significativa inflación, las extraordinarias ganancias de TotalEnergies han causado ira y han llevado a muchos a pedir un impuesto sobre las ganancias inesperadas.

Concluye la huelga en una de las principales refinerías de Francia

En medio del caos, los residentes franceses recibieron una notificación de alivio, luego de que los empleados de la refinería de ExxonMobil en Fos-sur-Mer, en el sureste y una de las más importantes del país, votaron este jueves a favor de terminar la huelga.

Los trabajadores llegaron a esta decisión después de que el sindicato CFDT en la refinería alcanzara un acuerdo de subida salarial con la dirección.

El pacto, sin embargo, no fue aceptado por la CGT.

TotalEnergies asegura que mantiene abierta la invitación a los grupos sindicales a las nuevas conversaciones, luego de que fracasaran las discusiones iniciales del miércoles.

Las huelgas en depósitos y refinerías de petróleo han reducido la producción de gasolina en el territorio francés en más del 60% y han dejado a una de cada tres gasolineras con escasez para suministrar combustible.

La protesta se ha extendido esta semana a otras compañías energéticas, incluido el grupo de energía nuclear EDF.PA.

Con Reuters, AFP y EFE