Edición n° 2740 . 23/05/2024

Francia comenzó a debatir la reforma jubilatoria y los sindicatos y la juventud prometen paralizar el país

El proyecto del presidente Emmanuel Macron propone elevar de 62 a 64 la edad para jubilarse. La mayor parte de los franceses rechaza la propuesta.

El Senado de Francia comenzó este jueves a debatir el cuestionado proyecto previsional del presidente Emmanuel Macron, que ya tiene el rechazo unánime de los sindicatos y de la mayoría de la oposición, pero que el Gobierno aspira que sea aprobado en virtud de un compromiso con los miembros conservadores de la cámara alta, informó la prensa local.

La reforma de las pensiones contempla la discutida extensión de la edad mínima de jubilación de los 62 a los 64 años. El déficit del sistema de pensiones fue el principal argumento de Macron.

El presidente francés se ha comprometido a seguir adelante con el proyecto de ley, que tiene como objetivo aumentar la edad mínima de jubilación para 2030, a pesar de las manifestaciones y huelgas masivas en todo el país, y a que las encuestas de opinión muestran constantemente que la mayoría de los franceses se opone al cambio.

Los sindicatos de trabajadores y las organizaciones juveniles se comprometieron a «paralizar Francia» durante la próxima protesta, programada para el martes próximo.

La discusión de dos semanas de la Asamblea Nacional el mes pasado presentó ánimos encendidos y miles de enmiendas propuestas principalmente por la oposición de izquierda, lo que hace imposible que los legisladores examinen el proyecto de ley completo.

En el Senado, que está dominado por miembros del partido Republicano, se espera que la legislación tenga una recepción más positiva. Los senadores conservadores presionaron durante años para aumentar la edad mínima de jubilación.

El ministro de Trabajo, Olivier Dussopt, argumentó que el sistema de pensiones de Francia tendría un déficit dentro de 10 años «si no hacemos nada», según los diarios Le Figaro y Le Parisien.

Macron hizo de la revisión del sistema de pensiones una prioridad de su segundo mandato. Dussopt describió la legislación bajo consideración como «una promesa cumplida» por parte del primer mandatario.

Senadores conservadores proponen una enmienda para otorgar un bono de pensión del 5% a las madres trabajadoras. Los funcionarios del Gobierno dijeron que estaban abiertos a la discusión sobre la inclusión de tal medida.

Los senadores republicanos también apoyan la creación de un contrato especial para incitar a las empresas a mantener o contratar a trabajadores mayores cerca de la jubilación, a cambio de pagar menos impuestos.

Movilización en Francia contra la reforma jubilatoria.

Movilización en Francia contra la reforma jubilatoria.

EFE

En qué consiste el proyecto de reforma previsional

«Con una edad legal de jubilación de 64 años a partir de 2030 y 43 años de cotización, lograremos el objetivo: nuestro redistributivo alcanzará entonces el equilibrio«, ponderó en conferencia de prensa la primera ministra, Elisabeth Borne, semanas atrás.

En Francia, los trabajadores activos pagan las pensiones de los jubilados, cuyo porcentaje va en aumento frente a los primeros mientras progresa la esperanza de vida: 85,5 años en mujeres y 79,4 en hombres.

Además del retraso de la edad a 64 años, el Gobierno también prevé adelantar a 2027 la exigencia de contar con 43 años cotizados para cobrar una pensión completa, en lugar de 2035, como estipulaba una Ley aprobada en 2014 por el socialista Francois Hollande.

Está previsto que el debate dure hasta fines de la próxima semana. Si el proyecto de ley es aprobado por el Senado, seguirá su camino a través del complejo proceso legislativo de Francia.

Un comité compuesto por legisladores de ambas cámaras del parlamento buscará un posible acuerdo sobre una versión conjunta del texto, que finalmente se presentará para su aprobación en la Asamblea Nacional y luego en el Senado a fines de mes.

La alianza centrista de Macron tiene la mayor cantidad de escaños en la Asamblea Nacional, pero perdió la mayoría en las elecciones legislativas del año pasado. Por lo tanto, necesita contar con el apoyo de la derecha para poder aprobar el proyecto de ley.