Edición n° 2647 . 20/02/2024

Fabrican alimentos con materias prima de la zona andina

Aprovechan los recursos naturales que da la tierra y los transforman en alimentos libres de gluten.

Son referentes dentro del cooperativismo en el norte de nuestro país por su trabajo asociativo desde hace más de 29 años fomentando la agricultura y producción local. La Cooperativa Agropecuaria y Artesanal Unión Quebrada y Valles (Cauqueva) trabaja en el lanzamiento de nuevos productos alimenticios saludables realizados con materias primas de la región.

La historia de Cauqueva comienza por los años ’90, cuando la crisis económica calaba hondo en la provincia de Jujuy y en la Argentina. Esto motivó al encuentro de productores y productoras locales de la Quebrada de Humahuaca para juntarse con el objetivo de poder comercializar mejor los productos y mejorar el ingreso de las familias.

“Si bien nos conformamos como Cooperativa en el año 96, trabajamos en la elaboración de alimentos desde el 2004, empezamos elaborando alfajores de harina de maíz, luego incorporamos puré deshidratado de papas andinas con el tiempo incorporamos fideos tallarines”, contó a Radio Empresaria el integrante de Cooperativa Cauqueva, Javier Rodríguez.

Con la premisa de elaborar productos con la materia prima que da la tierra de su región, los y las asociadas de la cooperativa usan a su favor los conocimientos ancestrales que heredaron de producción y fabricación, la ponen en valor y están plasmados en los productos que hoy elaboran.

“Hacemos alimentos ricos, de buena calidad y saludables, como los fideos y alfajores de harinas integrales de maíz sin TACC. Y ahora incorporamos una fábrica de papas fritas andinas, con el agregado de un desarrollo de la Universidad de Jujuy: un almidón hecho polvo extraído de la papa andina que permite que la papa frita absorba sólo un 30% del aceite que absorbe una papa frita común. Nuestras papas tendrían un 70% menos de aceite”, detalló Rodríguez.

Los y las trabajadoras están en pleno desarrollo de papillas para bebés y para la tercera edad basado en cultivos andinos en los que predominan el uso de quinoa, papa y hortalizas de la región. “También estamos haciendo una cerveza libre de gluten de maíz morado, es una cerveza color vino tinto y vamos a empezar a trabajar en baños de chocolate para los productos que ya venimos fabricando”, señaló el cooperativista.

Con el paso del tiempo, la cooperativa fue incorporando actividades y servicios, que la hacen hoy una cooperativa integral. Trabajan la tierra desde lo productivo, poseen una planta de elaboración de alimentos libre de gluten y conservan las semillas de sus cultivos. Pero su aporte va más allá de lo productivo, son promotores de cultura local, tienen un museo de vida campesina con el fin de gestionar y poner en valor aquellos objetos que consideraban de interés para conocimiento de las futuras generaciones.

Brindan servicios de micro créditos, capacitaciones y alfabetización. Cauqueva aborda temas específicos de la realidad para aportar al bienestar de las familias que componen la cooperativa, de las familias que no lo integran y de las organizaciones de la región.

Esta diversificación de trabajo y de producción de alimentos permitió generar empleo e ingresos para agricultores reafirmando el compromiso asumido de mejorar la calidad de vida de los pequeños productores campesinos de la quebrada y valles de Jujuy.

“Tenemos más de 100 variedades de papa, más de 20 tipos de maíz y casi 50 variantes de porotos, hay cientos de cosas que son buenas para la salud y que son desconocidas en el país, y por esa diferencia cultural es que desarrollamos alimentos con estos productos para que sean conocidos para la población en general. Elaboramos cosas que consumen habitualmente (como fideos, snacks o alfajores) que resultan fáciles de probar y la gente puede embeberse de estos cultivos andinos y que aportan calidad a los alimentos”, detalló Rodríguez.

Fuente: El Portal de las Cooperativas