Edición n° 2707 . 20/04/2024

Extrañando a la soja ausente: No hubo liquidación de exportaciones en la jornada

La oferta de divisas por exportaciones en el marco del dólar soja quedó en blanco este miércoles. El «faltazo» le provocó al Banco Central una pérdida de u$s 197 millones para atender la demanda de importadores.

( Por Raúl Dellatorre / Página 12/ Director de Motor Económico ) Otra jornada tensa en el mercado financiero, con nuevas subas en los dólares alternativos y caídas con pocos precedentes en las cotizaciones de títulos de deuda y acciones de empresas argentinas en el exterior. El escenario político y económico no parece el más apropiado para reencontrar la estabilidad, y a los rumores de movimientos en el gabinete económico, que persisten más allá de las desmentidas, se suma la presión de los devaluacionistas que pone en jaque a las autoridades económicas. Este jueves, no hubo un sólo registro de exportaciones por operaciones de dólar soja, lo cual indica que los exportadores de la oleaginosa sumaron su desconfianza al clima de incertidumbre. La consecuencia fue que el Banco Central tuvo que sacrificar reservas en divisas, vendiendo 197 millones de dólares en el mercado único de cambios (MULC) para compensar la presión de la demanda.

El vuelo del verde

El dólar marginal o blue llegó a los 423 pesos al sumar 5 pesos más a su cotización de la víspera, acumulando 23 pesos de aumento en lo que va de la semana. El contado con liqui también operó en alza, por encima de los 430 pesos mientras que el dólar MEP superó los 418 pesos. Las cotizaciones implícitas de estos últimos varían según el bono que se tome como referencia, pero las variaciones con respecto al miércoles oscilan todas en torno al dos por ciento. 

«Mientras persista la incertidumbre, muchos prefieren ir dolarizando sus activos; corren todo tipo de rumores, desde cambios de funcionarios hasta pedidos del FMI de un salto cambiario», comentó uno de los consultores de bolsas más citado. Involuntariamente, se hizo eco así de las presiones devaluatorias de quienes perciben cierta debilidad del gobierno y, por lo tanto, ven la ocasión para «pisar el acelerador». 

Fondo blanco para la soja

Las liquidaciones de dólares provenientes del registro de exportaciones de soja, que habían arrancado la semana en un nivel superior a los 150 millones de dólares en una sola jornada, bajaron violentamente a 39 millones el martes y este miércoles, directamente, brillaron por au ausencia. 

Las especulaciones más extremas indican que la conducta de algunos grandes operadores en comercio exterior del «producto estrella» en las ventas al exterior habrían optado por mantenerse al margen de la oferta de un dólar especial de 300 pesos (vigente hasta el 31 de mayo) a la espera de una devaluación mayor, a la que suponen que se vería obligado el gobierno antes de las PASO (agosto) llevando el tipo de cambio como mínimo a 350 pesos. Otros, con una visión más moderada, simplemente indican que los exportadores «pusieron en pausa» las liquidaciones por unos días a la espera de la evolución de los acontecimientos.

El compromiso que había asumido la cámara de exportadores de cereales con el ministro Sergio Massa garantizaba una liquidación de 5000 millones de dólares como piso. Pero su cumplimiento tiene plazo hasta el último día de mayo. Trascendió, sin embargo, que representantes de las entidades cerealeras habrían intentado justificar ante uno de los principales colaboradores de Massa su ausencia de este miércoles en los mercados, imputándole a razones climáticas (fuertes lluvias) las demoras en el traslado de los granos y el consecuente retraso en el proceso de liquidación de exportaciones. 

El Banco Central pagó las consecuencias. Sin ingreso de divisas por exportaciones, la presión de la demanda de empresas para importar, o pagar deudas de importaciones anteriores, obligó a la autoridad monetaria a atender con reservas propias al menos a «los primeros de la cola». El resultado neto fue la venta de 197 millones de dólares, con lo que pudo sostener la cotización del tipo de cambio mayorista en el MULC en $ 217,48.

Acciones y deuda

La incertidumbre en el mercado también quedó reflejada en la caída de los títulos públicos. Los bonos soberanos en dólares finalizaron la jornada con importantes bajas, tanto los que cotizan en pesos como los que se negocian en dólares. Los comentarios de los portales de las principales agencias de bolsa destacaban que los dos títulos nominados en dólares de mayor volumen de operación, AL30D y GD30D, registraron caídas del 8,8 y del 12,3 por ciento, respectivamente.

El riesgo país se incrementó 4,3% para quedar en 2.581 puntos básicos.

También reflejaron fuertes caídas las acciones de empresas líderes en la bolsa local, con variaciones del 5,3 al 6,8 por ciento (Supervielle, BBVA Argnetina, Transportadora Gas del Sur, Banco Macro) y hasta del 8,2 por ciento para los mismoa papeles en Wall Street (Macro, Supervielle, Telecom Argentina, BBVA y TGS, las principales).

Ortro factor del que estaban pendientes las expectativas del mercado era el resultado de la licitación de títulos en Tesoro en pesos. El ministerio de Economía logró colocar este miércoles siete títulos de deuda en pesos en la plaza financiera local por $ 227.132 millones con los que canceló los $189.034 millones que vencían, con un excedente de unos $38.000 millones. Con lo cual, al menos consiguió pasar la prueba.