Edición n° 2747 . 30/05/2024

Evasión VIP en la provincia de Buenos Aires: Más de 10 millones de metros sin declarar en countries

Gracias a los operativos que realiza ARBA hace dos años, la provincia pudo aumentar la recaudación en 1200 millones de pesos. Los casos más emblemáticos son en Bahía Blanca, Pinamar y Mar del Plata.

En una serie de fiscalizaciones realizadas en sectores de altos ingresos durante dos años, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) detectó más de 10 millones de metros cuadrados construidos sin declarar en inmuebles de lujo. Los operativos permitieron aumentar la recaudación en 1200 millones de pesos por personas que evadían el impuesto inmobiliario. 

Los operativos se realizaron a través de herramientas de fiscalización satelital y controles presenciales enfocados en segmentos de alta capacidad contributiva en construcciones en countries, zonas residenciales, predios en altura y otras viviendas lujosas ubicadas en los lugares más exclusivos de todo el territorio provincial.

“Para nuestro gobierno es fundamental reparar estas situaciones de injusticia fiscal. Por eso, desde que asumió Axel Kicillof como gobernador, intensificamos la fiscalización en todos los sectores de mayores ingresos, alta concentración y grandes jugadores de la economía, para atacar la evasión con fuerza, pero empezando por los que más tienen”, detalló el titular de ARBA Cristian Girard.

Girard resaltó que “lo importante es que los y las contribuyentes se pongan al día con la declaración de metros cuadrados para evitar que se acumulen deudas. La Agencia tiene la capacidad de ver y reclamar hasta cinco años atrás los metros construidos no declarados”. Además, resaltó que “lo positivo es que la tasa de respuesta es muy alta: en más de la mitad de los casos que se notifica hay rectificación de declaraciones juradas”.

Los desarrolladores y propietarios de los inmuebles en infracción fueron intimados y, algunos de ellos, ya iniciaron trámites para regularizar su situación, lo que incluye el pago de multas y la presentación de una declaración jurada con datos actualizados sobre las características edilicias de las partidas inmobiliarias. 

Casos

Entre las construcciones sin declarar detectadas por ARBA en territorio bonaerense, se incluyen más de 350.000 m² edificados correspondientes a Bahía Blanca, que fueron descubiertos recientemente durante una serie de operativos que se enfocaron en 1.507 partidas inmobiliarias de ese distrito.

La evasión se detectó en urbanizaciones tanto cerradas como abiertas del partido, edificios en altura, hoteles, oficinas, galpones, gimnasios y residencias con y sin pileta, que fueron relevadas por los equipos de fiscalización de ARBA, primero a través de imágenes satelitales y luego mediante acciones presenciales.

Muchas de las propiedades de lujo detectadas se caracterizaban por estar declaradas por sus dueños como terrenos baldíos cuando, en realidad, eran casas de más de 300 m², con detalles arquitectónicos de categoría, que tenían las obras completamente finalizadas y estaban habitadas desde el año pasado o incluso antes.

Entre los casos encontrados, se destacan 17.000 metros cuadrados edificados sin declarar en tres barrios cerrados bahienses, correspondientes a 82 casas ubicadas en La Reserva, en Bosque Alto y en Solares Norte. Son construcciones de lujo que estaban finalizadas y en condiciones de habitabilidad, pero nunca fueron regularizadas, motivo por el cual sus responsables deberán hacer frente a los impuestos atrasados y las multas derivadas de la infracción.

En tanto durante el verano pasado, ARBA detectó 366.000 m cuadrados construidos sin declarar en countries, edificios y zonas exclusivas de Pinamar y Mar del Plata, con un impacto al fisco de 41 millones de pesos por recaudación del impuesto inmobiliario para 2021. Enn Pinamar se encontraron 49.000 m cuadrados sin declarar, que equivalen a un monto de 9 millones de pesos en concepto de recaudación de Impuesto Inmobiliario para 2021. Por su parte, en Mar del Plata se detectaron 317.000 m cuadrados de construcciones sin registrar, lo que implica recuperar 32 millones de pesos de tributos evadidos. 

Uno de los casos emblemáticos en esta ciudad fue el de un country, que ya posee 31.000 m cuadrados construidos con club house, corrales para caballos, área de picadero, canchas de polo, tenis, fútbol, entre otras comodidades, y que sus desarrolladores nunca declararon ante el fisco.