Edición n° 2767 . 19/06/2024

Estudiantes secundarios de cinco provincias lanzarán sondas satelitales

Son de escuelas de Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La experiencia se realizará en el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, en Falda del Carmen, Córdoba. 

Cinco grupos de estudiantes secundarios de escuelas de las provincias de Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tendrán la oportunidad de lanzar sondas desarrolladas por ellos mismos desde el Centro Espacial Teófilo Tabanera (CETT) de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), ubicado en la localidad cordobesa de Falda del Carmen.

Según se informó a través de un comunicado, estos cinco equipos fueron anunciados este martes como los ganadores de la segunda edición de Cansat Argentina, la iniciativa que propone a estudiantes de colegios secundarios de todo el país construir una carga útil cuyo tamaño no supere el de una lata de gaseosa y lanzarla en un cohete (de allí, el término CAN -lata- y SAT -satélite-, por sus siglas en inglés).

La competencia es organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y entre sus dos ediciones convocó más de 1.400 equipos de escuelas secundarias de todo el país, totalizando 7.000 estudiantes que recibieron capacitaciones por parte de especialistas, a fin de adquirir los conocimientos, las herramientas y los materiales necesarios para llevar adelante el desarrollo del proyecto.

Los equipos seleccionados son: «ConcorSat», de la Escuela San Roque González de Santa Cruz (Concordia, Entre Ríos), «Cóndor salvaje», del Instituto Técnico de Aguilares (Concepción, Tucumán), «HYPERION», del Colegio León XIII (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), «Novationes» del Colegio Nacional de Monserrat (Córdoba capital) y «Roldán 2», de la Escuela de Educación Técnico Profesional Nº 643 «Granaderos de San Lorenzo» (Roldán, Santa Fe).

En pocos días, los estudiantes tendrán la posibilidad de viajar a Córdoba, al Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Conae, para lanzar sus cargas útiles. En ese marco, realizarán distintas pruebas y mediciones, acompañadas/os por profesionales de CANSAT Argentina y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Cada uno de estos equipos probará las misiones secundarias que eligieron, entre las que se encuentran: medir los sonidos ambientales que pueden afectar la salud y el bienestar humano, así como al medioambiente; evaluar regiones incineradas de campos, que mejoren el manejo de cultivos; estimar los índices de contaminación lumínica y atmosférica producida por el tránsito vehicular; y estimar los índices de microplásticos en el aire. Todas ellas están relacionadas con las principales actividades que se llevan a cabo en sus localidades.

CANSAT es una competencia internacional impulsada por varias agencias espaciales del mundo, entre las que se cuentan la NASA (Estados Unidos) y la ESA (Europa). En línea con el Plan Nacional Espacial, que tiene entre sus prioridades realizar actividades de educación y formación, se propone reproducir a escala el proceso por el cual se diseña, construye, prueba, lanza y opera un satélite.

Al respecto, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, afirmó: «CANSAT propone despertar vocaciones científico-tecnológicas a través de la democratización del acceso a la información satelital. Hoy les estamos dando a las chicas y chicos de todo el país la oportunidad de acceder al conocimiento espacial, de creer y comprobar que sí pueden y de que todo eso está al alcance de la mano. Tal vez, con la construcción de este satélite del tamaño de una lata, muchos chicos y chicas descubren su verdadera vocación».

En tanto, Raúl Kulichevsky, director ejecutivo y técnico de la Conae, manifestó: «La iniciativa CANSAT es una muestra del interés que despierta la ciencia en general, y la tecnología espacial en particular, entre los más jóvenes. Estamos orgullosos de poder compartir este concurso con estudiantes y docentes de todo el país, y por la posibilidad de despertar vocaciones y acompañar las ganas de quienes deseen continuar luego sus estudios en la materia y convertirse en profesionales».

Fuente: Télam