Edición n° 2797 . 19/07/2024

ENTRE RÍOS: PREOCUPACIÓN  POR LA CONTINUIDAD LABORAL DE AGENTES DE EDUCACIÓN PERTENECIENTES A LA MODALIDAD JÓVENES Y ADULTOS 

La Educación de Jóvenes y Adultos se halla contemplada en las leyes nacional y provincial de Educación. La Ley de Educación Nacional N° 26.206 (2006), en el CAPÍTULO IX EDUCACIÓN PERMANENTE DE JÓVENES Y ADULTOS, declara en el ARTÍCULO 46. — La Educación Permanente de Jóvenes y Adultos es la modalidad educativa destinada a garantizar la alfabetización y el cumplimiento de la obligatoriedad escolar prevista por la presente ley, a quienes no la hayan completado en la edad establecida reglamentariamente, y a brindar posibilidades de educación a lo largo de toda la vida.

En la provincia de Entre Ríos y debido a una transición de gobierno que pareciera interminable, la modalidad Jóvenes y Adultos,que asimismo  comprende niveles como el primario , secundario,  educación en contextos de encierro y hospitalarios y Cursos de Capacitación Laboral y de Formación Profesional ,aún se halla en el limbo del recambio político.

Dice en su  ARTÍCULO 47:Los programas y acciones de educación para jóvenes y adultos del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología y de las distintas jurisdicciones se articularán con acciones de otros Ministerios, particularmente los de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, de Desarrollo Social, de Justicia y Derechos Humanos y de Salud, y se vincularán con el mundo de la producción y el trabajo. A tal fin, en el marco del Consejo Federal de Educación se acordarán los mecanismos de participación de los sectores involucrados, a nivel nacional, regional y local. Asimismo, el Estado garantiza el acceso a la información y a la orientación sobre las ofertas de educación permanente y las posibilidades de acceso a las mismas.

 En el mismo sentido, la Ley Nº 9890 de Educación Provincial hace referencia a que es necesario “Promover la coordinación con otros organismos de gobierno y organizaciones sociales, para el desarrollo de acciones de Formación Profesional y Capacitación Laboral en el marco de la educación permanente”. 

Las necesidades educativas de la población adolescente, joven y adulta expresan la deuda social educativa del Estado con los ciudadanos que no han accedido al sistema o no han logrado completar el primario o el secundario y, por lo tanto, se encuentran en desventaja social y laboral.

La Educación Permanente de Jóvenes y Adultos remite tanto a los volúmenes de población a atender como a los esfuerzos de planificación e implementación de políticas del Estado para garantizar el acceso y permanencia en el sistema educativo de toda la población.

 En la provincia de Entre Ríos y debido a una transición de gobierno que pareciera interminable, la modalidad Jóvenes y Adultos,que asimismo  comprende niveles como el primario , secundario,  educación en contextos de encierro y hospitalarios y Cursos de Capacitación Laboral y de Formación Profesional ,aún se halla en el limbo del recambio político.

Las clases,lejos de comenzar,se hallan aletargadas por impericia de los funcionarios del CGE y  de las Direcciones Departamentales de Escuelas de la provincia, en cuyos 17 departamentos ocurre lo mismo: los trabajadores (agentes,  educadores , instructores laborales,  administrativos,  ordenanzas) aún no han sido  designados,  ni siquiera convocados, lo que da cuenta del estado alarmante que viven cientos y cientos  de familias y de las situaciones de segmentación y diferenciación sociales en la provincia con la asunción del nuevo gobierno.

La desinformación y el silencio por parte del Consejo General de Educación y las Departamentales de Escuelas es alarmante. Al lugar de la planificación y la gestión en materia educativa lo ocupan los rumores: “Van a pedir que presentemos proyectos y que en una instancia posterior los defendamos”; “En mi departamento nos dejaron a todos  cesantes”; “No habrá más horas asignadas, sólo cargos, menor cantidad de agentes”. ¿En concreto?: Miedo.

 “La incertidumbre con la que atravesamos estos momentos se agrava día a día.   El fantasma del desempleo ha sido instalado:  en algunos departamentos ya han dejado a muchas personas cesantes de sus puestos laborales. ¿Qué explicación recibimos? Que somos ‘suplentes a término fijo’,y que nuestras designaciones cayeron el 31 de diciembre de 2023”. 

Son,en un alto porcentaje,  trabajadores regulares con antigüedades que oscilan entre los 2 y los 20 años de trayectoria en la modalidad. Lo cierto es que que no hay nada cierto,  pero se dice que  «después de 20 años de peronismo en la provincia [con trabajadores de todas las ideologías] ahora van a poner a todos agentes de ellos» :  Directores , Equipo Técnico,  Secretarios , Asesores,  Coordinadores departamentales y zonales , es decir,  puestos de «decisión» que ya han sido relevados. ¿Harán lo mismo con los cerca de mil trabajadores de Educación por el solo hecho de que no concursan? ¿Caerán en el desempleo y la pobreza cerca de mil familias cuyos padres, madres o tutores son trabajadores regulares?.

Interesa dar cuenta de los desajustes en las relaciones intergubernamentales y entre los sectores sociales de educación, desarrollo social y trabajo: a diferencia de TODOS los demás niveles y modalidades LOS CARGOS DE ESTA MODALIDAD POSEEN CARÁCTER SUPLETORIO, SIN ESTABILIDAD. El educador es un “SUPLENTE A TÉRMINO FIJO”, esto básicamente es “quien reemplaza a un titular o a otro suplente por un término determinado”. No posee estabilidad laboral ni tampoco posibilidad de ascenso.

Una gran parte de los agentes educativos (instructores laborales) no posee título docente o competencias acreditables para concursar en actos públicos docentes: son «idóneos», con trayectorias no formales sino fácticas o experienciales. Tal carácter , sin embargo, es avalado por el Diseño Curricular de la modalidad (Res. N° 4848/14 CGE) y por el Reglamento de Concursos provincial (Res. 1000- Art. 6° Inc. d). Aunque posean   título secundario y Cursos de Capacitación o actualización docente, no se los llama a concurso. Esto, que se halla contenido en las resoluciones, no se condice con la realidad. 

En su mayoría, estos agentes de educación cuentan, como único  o primordial ingreso, con el salario docente, el que a partir de abril dejarán de percibir. Estos trabajadores ahora atraviesan momentos desesperantes. Al desempleo se le suma la precarización laboral a nivel nacional, la falta de seguridad social,  la ausencia de aportes patronales y el fin de la cobertura de salud  (especialmente en cuadros críticos propios o de sus familiares). 

Por temor a ser estigmatizados, son renuentes a marchar o concentrarse frente a los organismos gubernamentales. LA SITUACIÓN EDUCATIVA DE LOS TRABAJADORES CON BAJO NIVEL EDUCATIVO PUEDE INTERPRETARSE EN TÉRMINOS DE LA DOBLE EXCLUSIÓN EDUCATIVA Y LABORAL QUE EXPERIMENTAN AMPLIOS SECTORES, CUYA REVERSIÓN REQUIERE DE LA ACCIÓN CONJUNTA DE LA POLÍTICA EDUCATIVA, DE TRABAJO Y SOCIAL.

 Sin embargo, ya a estas alturas (mediados de marzo) es preocupante la falta de planificación y coordinación de las acciones por parte del CGE en torno a la continuidad laboral de los trabajadores. Sabemos que el período de transición de gobierno es  un proceso  no exento de disputas y descoordinación entre las instancias nacionales, provinciales y locales, pero resultan ya  alarmantes las tensiones entre un diseño definido por una instancia central y las posibilidades que deja a la participación de otros agentes  encargados de su implementación, como es el caso de los COORDINADORES DEPARTAMENTALES, muchos de los cuales, en la presente gestión provincial,no cuentan con título docente y sin embargo fueron designados por el mismo sistema que excluye a otros . 

“Se hace necesario y urgente interpelar la percepción de los sujetos que intervienen en la ejecución de las políticas y programas a través de la voz de los coordinadores departamentales y zonales de la provincia. Como parte de equipos de trabajo territoriales que somos, apelamos a que los directores de Educación de Jóvenes y Adultos y Departamental de Escuelas de la provincia reconozcan nuestro trabajo y las funciones que desarrollamos en el territorio provincial, no sólo como educadores, secretarios administrativos u ordenanzas, sino también como agentes de cambio de un compromiso colectivo en la inserción socioeducativa, socioproductiva y sociocomunitaria de los sujetos de aprendizaje y en el acompañamiento de las familias en situaciones difíciles o críticas, en las que ahora también nosotros pasamos a sentirnos incluidos”.