Edición n° 2738 . 21/05/2024

“En esta época, y como está la cosa, agarramos lo que venga”

Entre sus antecedentes cuentan con realización de obras civiles en Rosario, Esperanza, así como en Gualeguay, Gualeguaychú y General Ramírez, donde hicieron varias cuadras de pavimento articulado.

“En esta época, y como está la cosa, agarramos lo que venga”

Si bien la Cooperativa de Trabajo Cambiar por la Gente Ltda., de la capital santafesina, tiene herramientas y capacidad de organizarse en el rubro de la construcción, tomó algunos contratos municipales de desmalezamiento de espacios. Su presidente, Mauro Villalba, señaló en diálogo con El Portal de las Cooperativas, que no descartan incorporar la fabricación de alimentos.

Existen desde 2015 aunque antes eran una asociación civil que brindaba soluciones alimentarias a los comedores: “Después decidimos darle una vuelta de rosca, porque queríamos dejar de darle de comer al chico para darle trabajo al padre, para que ellos les den de comer, por eso conformamos la cooperativa”, rememoró.

En su existencia han hecho obras en varias partes de la provincia: Rosario, Esperanza, e incluso en Entre Ríos: Gualeguay, Gualeguaychú y General Ramírez donde hicieron varias cuadras de pavimento articulado.

Aproximadamente la masa societaria está compuesta por 35 personas, entre ellos los 9 del Consejo de Administración.

Con respecto a la actualidad señaló “que estamos complicados, desde hace un año y medio que no agarramos grandes obras, más que mantenimiento y reparación porque los costos son altísimos, con la inflación, sin relación de precios, a lo que se suma los tiempos del Estado en los otorgamientos y pagos de obras que demoran”.

Señaló que los trabajos que tenían con el gobierno anterior las terminaron y entregaron, se encuentran en períodos de licitaciones tanto con el nuevo gobierno provincial como municipal.

Consultado de qué estrategias tienen para sobrevivir e intentar progresar fue concreto: “Agarrar lo que venga, en otros tiempos nos dedicamos exclusivamente a obras, construcción-que era lo que más dejaba-, pero hoy como está la cosa si hay que hacer una poda, sacar un árbol, o pasear un perro, lo hacemos”, ironizó.

En el equipo técnico de la cooperativa cuentan con 3 arquitectos que les arman planos, presupuestos y licitaciones, “incluso trabajamos con el Colegio de Arquitectos de Santa Fe, tenemos un convenio”, indicó, “más los maestros mayores de obras que son responsables de los trabajos, que fiscalizan y controlan, y en la parte legal tenemos dos abogados”.

Reconoció que la mejor época de trabajo “por una cuestión vinculatoria y de conocidos fue en la gestión de (Mauricio) Macri a nivel nacional y Miguel Lifschtiz en la provincia”, ambas entre 2015-2019.

También indicó que tienen buena vinculación con el actual gobierno provincial, “nosotros vamos a licitaciones, eso no pasa por las vinculaciones políticas”.

Aseguró que están intentando capitalizarse en herramientas y hacer producidos, “abriremos un negocio de comidas, embutidos, hamburguesas, nos dimos cuenta que cuando se para todo el rubro construcción, el consumo baja pero no frena, estamos buscándole la vuelta para meternos en ese mercado”.

“Hay que adaptarse, no es un tiempo fácil para el cooperativismo en general, esta vorágine nos lleva a no tener predictibilidad, no hay que quedarse en un sólo lugar, hay que moverse”, cerró Villalba.