Edición n° 2708 . 21/04/2024

En Córdoba, dirigentes de la UTEP, la CGT y la CTA lanzaron un plan de lucha nacional para combatir las políticas de ajustes de Milei

En el marco de las acciones de lucha a lo largo de todo el país y dando continuidad a las acciones en conjunto con otras centrales obreras, se llevó a cabo este viernes una conferencia de prensa en la sede de UTEP, ante la grave situación que atraviesa nuestro país.

Bajo el lema “¡Con unidad y lucha no dejaremos que avancen contra nuestros derechos!”, participaron dirigentes sociales y sindicales de las centrales obreras mas importantes de la provincia junto con las principales organizaciones sociales que integran la Unión de Trabajadores de la Economia Popular de esta importante conferencia de prensa que se llevó a cabo este viernes 23 de febrero del año corriente, en el marco de un plan nacional de lucha que los movimientos sociales en conjunto con el movimiento obrero organizado estan llevando a cabbo en todo el territorio nacional.

En conclusión, cientos de militantes de la UTEP se organizaron en 25 actividades a lo largo y ancho de toda la provincia para lanzar el plan de lucha de unidad

En su cuenta personal de Instagram, el congresal nacional por Córdoba de la UTEP, expresó que “la unidad que se viene gestando es cada vez más amplia y contundente” y remarcó que “hay que cuidarla, construirla y multiplicarla , por qué sin dudas representa una buena nueva para nuestro pueblo, una luz de esperanza para defenderse y no ser avasallado” dijo el reresentante cordobés de la Unión de Trabajadores de la Economia Popular.

Compartimos documento completo:


Hoy más de 44.000 comedores populares continúan sin recibir alimentos necesarios para su funcionamiento, lo que ha llevado al desabastecimiento de los comedores comunitarios en este contexto crítico.

Con un índice de pobreza de casi el 60%, una inflación del 20,6% en enero, una interanual del 254,2%, con una licuación del poder adquisitivo generalizada frente a estos brutales aumentos, que incluyen alimentos, transporte, medicamentos, alquileres, etc., el gobierno decide eliminar la última barrera de contención que tienen las familias más empobrecidas; la asistencia alimentaria.

Sumado a esto, continua la persecución al sector y ataque a la política del Potenciar Trabajo. Con bajas arbitrarias, sin profundización y con un salario que cada vez vale menos, siguen ajustando a las y los trabajadores que se inventaron un trabajo en la exclusión.

Luego de meses de intentar dialogar en búsqueda de respuesta, queda demostrado que no les molesta la intermediación, les molesta la organización y el poder popular. Les molesta la justicia social y la lucha por nuestras reivindicaciones, conjuntamente con las y los trabajadores de los sindicatos. Solo favorecen a los de arriba, a la especulación financiera, a los grandes grupos empresariales que son los ganadores del modelo de Milei.