Edición n° 2795 . 17/07/2024

Empresas pyme y sectores agroindustriales :quejas por el dólar y el financiamiento

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reclamó al Gobierno Nacional que priorice el acceso a los dólares para la producción y la compra de insumos que requieren las pymes.

El pedido de la entidad se suma al que efectuó la Unión Industrial Argentina (UIA) para que el Ministerio de Economía y el Banco Central eviten que la demanda de divisas para el consumo con tarjeta de crédito limite la cantidad de dólares disponibles para la actividad productiva.

«Las restricciones a las importaciones dispuestas por el Banco Central complejizan la realidad de muchas pymes, que necesitan traer maquinaria o insumos para sus empresas. Esta situación hace que el Gobierno deba encarar este tema rápidamente», sostuvo el presidente de CAME, Alfredo González.

Además, el dirigente consideró que «en este contexto de escasez de dólares y de sábana corta, hay que privilegiar al sector productivo, y eso exige un esfuerzo gubernamental adicional». Vale decir que el reclamo de los industriales se enmarca en niveles de actitvidad que siigue para arriba y donde la demanda parece sostenerse, a pesar del faltante de divisas. 

En ese contexto, ante la escasez de divisas, el Banco Central prorrogó hasta fin de año el régimen que establece restricciones para las importaciones, al tiempo que endureció las condiciones de financiamiento para productores que no liquiden sus tenencias luego del lanzamiento del «dólar soja». Esta última decisión desató enojos de varios sectores vinculados a la producción agropecuaria. 

Por medio de un comunicado, las Bolsas de Comercio y de Cereales de diferentes regiones del país y la provincia de Buenos Aires expresaron «su total rechazo a la comunicación emitida por el Banco Central de la República Argentina el día 8 de setiembre de 2022 mediante la cual establece una tasa mínima para financiar a productores de soja». Y agregaron que «esta medida es totalmente discriminatoria y distorsiva y atenta contra el normal desarrollo de las actividades productivas, poniendo en riesgo no solo posibles inversiones del sector sino también el acceso al capital de trabajo que este año será muy necesario debido a la severa sequía que está poniendo en riesgo a la producción de la próxima campaña. Hoy más que nunca es necesario dar señales claras hacia el futuro, es por ello que las Bolsas solicitan a las autoridades del Banco Central la derogación inmediata de la mencionada norma».