Edición n° 2653 . 26/02/2024

El titular de ARBA dijo que Santilli «debería saber que CABA es la jurisdicción con mayor presión impositiva».

El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación bonaerense, Cristian Girard, consideró hoy que el precandidato a gobernador de Juntos por el Cambio (JxC), Diego Santilli, «debería saber que CABA es la jurisdicción con mayor presión impositiva».

De ese modo, el funcionario de Axel Kicillof respondió las declaraciones de Santilli, quien esta mañana planteó ante radio Mitre que la de Buenos Aires es *»la provincia con mayor presión fiscal de la Argentina»*.

*»Otra vez, Diego Santilli miente. La provincia de Buenos Aires no es la provincia con mayor presión fiscal. Incluso está mucho más cerca de las que menos tienen. Como exvicejefe de gobierno y exministro porteño debería saber que CABA es la jurisdicción con mayor presión impositiva del país»*, posteó *Girard* en su cuenta de Twitter. 

En ese sentido, el titular de *ARBA* analizó que *»el verdadero flagelo para las y los bonaerenses fueron los gobiernos de (Mauricio) Macri y (María Eugenia) Vidal, que asfixiaron impositivamente al sector productivo, sobre todo a pymes, microempresas, monotributistas, comercios y profesionales»*.

Así, planteó que «desde que asumió el gobernador Axel Kicillof, pusimos en marcha una reforma integral en Ingresos Brutos que disminuyó retenciones, aceleró la devolución de saldos a favor acumulados, brindó facilidades para regularizar deudas y promovió un régimen simplificado para monotributistas».

En los últimos tres años y medio, alrededor de 10.000 empresas pequeñas y medianas fueron eximidas de actuar como agentes de recaudación en la provincia de Buenos Aires, a partir de una reforma estructural de Ingresos Brutos.

Además, se agilizaron los mecanismos de devolución y se beneficiaron 870 mil pymes y monotributistas.

Quienes actúan como agentes de recaudación de II.BB. tienen la obligación de retener o percibir dinero de los contribuyentes, cuanto les compran o venden, en concepto de pago a cuenta de ese tributo, para luego depositarlo a la orden del fisco.

*“Actualizar los montos de facturación para evitar que las pymes deban cumplir el rol de agentes de recaudación constituye un beneficio concreto para el sector, ya que libera a las empresas de esa tarea administrativa y les permite destinar esos recursos a proyectos productivos”*, explicó *Girard* en su momento.

ResponderReenviar