Edición n° 2799 . 21/07/2024

El Sindicato de Conductores Navales SICONARA entró en Estado de Alerta Permanente: «Se prioriza la rentabilidad empresarial por sobre la seguridad de las personas y el ambiente»

El Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA), que conduce Mariano Vilar, se declaró en estado de alerta permanente ante “la grave situación de inseguridad que se vive en el sector mercante, poniendo en riesgo la vida y el medio ambiente”.

En un comunicado emitido el día de hoy, desde el sindicato volvieron a manifestar su preocupación persistente respecto a “la falta de dotaciones de seguridad adecuadas” y “el desinterés por preservar el medio ambiente”.

El documento detalla que “en enero de 2024, los pasajeros del catamarán Elizabetha vivieron una dramática situación a bordo debido a un temporal, mientras que el navío navegaba por el Canal de Beagle a pesar de las desaconsejadas condiciones climáticas. Parte del navío resultó dañado por el vendaval, aunque afortunadamente no hubo que lamentar víctimas, pero se corre un riesgo innecesario por la falta de personal de máquinas a bordo”.

Además, agregaron que en abril del mismo año “la lancha Alacalufe habría contaminado con hidrocarburos el Lago Argentino-Brazo Rico, aparentemente por problemas en su planta propulsora, hecho por el cual la justicia ordenó la interdicción”.

Al respecto, desde el SICONARA alertaron que “ambas embarcaciones operan sin la dotación adecuada para su planta propulsora, que requiere personal de máquinas apostado a ese fin, sin dedicación a tareas de cubierta relativas a maniobras de navegación y atención de pasajeros”.

Según lo argumentado por las autoridades del sindicato, “al omitir contratar personal de máquinas, se prioriza la rentabilidad empresarial por sobre la seguridad de las personas y el ambiente. Este ahorro a costa de la vida y el ambiente es inaceptable”, y agregaron: “Lo venimos viendo y denunciando en varios sectores, les venimos pidiendo a las autoridades que tomen cartas en el asunto. No esperemos otro derrame o la pérdida de vidas humanas”.

Por último, desde el gremio reafirmaron “su compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores, la seguridad de la navegación y la preservación del ambiente. No queremos que se siga poniendo en riesgo la vida de nadie por falta de medidas de seguridad”.