Edición n° 2701 . 14/04/2024

El Sello del Buen Diseño potencia la inserción externa de las pymes

Durante este año, la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo entregó una distinción a 400 productos que se destacan por su innovación y calidad de diseño en un contexto de crecimiento de mipyme exportadoras, que en 2021 llegaron hasta las 7.960.

Funcionarios y empresarios pyme destacaron la importancia del Sello del Buen Diseño Argentino (SBD) a la hora de posicionar a las pequeñas y medianas empresas en los mercados internacionales.

El Sello es un galardón que la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo entrega a las pymes industriales que se destacan por su innovación y calidad de diseño, además de sus apuestas por la producción local y el posicionamiento en el mercado.

Este año 400 productos obtuvieron la distinción, y muchos de ellos estuvieron exhibidos en una feria en el Centro Cultural Kirchner organizada por la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo.

En diálogo con Télam, el director nacional de Política Pyme, Pablo Bercovich, destacó que «no es casualidad que sean exportadoras la mitad de las empresas que están este año exponiendo sus productos».

«Hay cada vez más pymes que venden al exterior en la Argentina. Tenemos programas que impulsan a esas empresas con financiamiento, con aportes no reembolsables. El Sello de Buen Diseño es el corolario de todo un proceso», agregó Bercovich.

Según un trabajo del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) del Ministerio de Economía, la cantidad de mipymes exportadoras creció en 2021 hasta las 7.960, tras la caída que había experimentado en 2020 por la pandemia. La tendencia continuó en 2022 según cifras preliminares, informaron fuentes oficiales.

A pesar de las mejoras, el número se encuentra aún por debajo del pico de 10.800 mipymes que vendieron al exterior en el año 2011.

El Sello del Buen Diseño es un galardón que Industria otorga desde hace 12 años. Los productos premiados son elegidos por un jurado conformado por 84 referentes del sector productivo, de la academia y del sector público.

En diálogo con Télam, la responsable de comunicación de la empresa Crucijuegos, María Belén Milano, indicó que «tener el galardón es para nosotros un valor agregado que nos potencia y nos prestigia a la hora de salir a buscar mercados en el exterior».

Crucijuegos exporta a países como Brasil, Chile, España, Colombia, México, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, El Salvador, República Dominicana y Uruguay.

En la misma sintonía, el líder de proyecto de Legal SAT 24, Luciano Poggi, afirmó que a la hora de reunirse con potenciales clientes mostrar el Sello le da a la empresa «prestigio y transmite confianza y seguridad de que detrás del producto que ofrecemos hubo toda una organización y hubo un jurado especializado que avaló la calidad».

Legal SAT 24 es una pyme originalmente vinculada al rubro de la seguridad pero que durante la pandemia se reconvirtió parcialmente y creó la Unidad Remota para Asistencia Médica (URAM), un innovador servicio que permite realizar videoconferencias y mediciones a distancia para obtener un diagnóstico preciso.

Otro caso es el de Purple Tree, una empresa que produce videojuegos hace más de una década y ya logró posicionarse en regiones de Europa, Asia y América.

Su cofundador, Pablo Cerruti, afirmó que «a nivel global siempre suma tener una distinción a la hora de posicionar los productos. También hace que los usuarios compren los juegos con otra predisposición».

Sobre la exposición

La muestra denominada «Sello de Buen Diseño Argentino» fue inaugurada el jueves por el presidente Alberto Fernández y el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, y se extendió hasta este domingo.

La exposición incluyó producciones de todas las cadenas de valor del país, agrupadas en cinco categorías: Industria y Transporte, Mobiliario y Equipamiento, Indumentaria, Calzado y Accesorios, Comunicación Estratégica y Hogar, Oficina y Recreación.

El concepto de diseño considera desde la gestación de un proyecto hasta la concreción, por lo que abarca todo el proceso productivo.

Así, el diseño impacta en la mejora de la eficiencia de los procesos, aprovechar de mejor manera los materiales, reducir el impacto en el ambiente o posicionar mejor un producto en un mercado a partir de su identidad y diseño de marca.

En esta edición el Sello tuvo récord de inscriptos y de premiados, algo que para Bercovich se relaciona con el prestigio que ha ido adquiriendo el galardón y con el contexto de crecimiento de la producción y de la oferta de bienes local.

El año 2022 la industria creció 4,4% en el que fue su segundo año consecutivo al alza, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

«Tenemos una plataforma pyme absolutamente desarrollada que no es común en cualquier país en desarrollo. No es común tampoco que un país latinoamericano tenga semejante herramienta y haga semejante inversión en una estrategia que es la de la incorporación de diseño en empresas», sostuvo Bercovich.

Y agregó que «tenemos pymes competitivas en otros mercados más exigentes, justamente por su calidad, por su innovación y diferenciación, y no por mano de obra barata».

Fuente: Télam