Edición n° 2769 . 21/06/2024

«El principal problema de la economía argentina es la dinámica bimonetaria»

En diálogo con Revista Zoom, Hernán Letcher, Director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y Vicepresidente de YPF Litio abordó los temas más resonantes de la actualidad económica del país. Las causas de la inflación, las políticas del gobierno para contener los precios y la negociación con el FMI, entre otros

El acuerdo alcanzado por el equipo de Massa en Washington le permitió al gobierno recibir el colchón de dólares suficientes para cumplir los compromisos de deuda. A la vez, el organismo postergó los plazos de revisión y pagos para después de las Elecciones Primarias del 13 de agosto.
El oficialismo busca calmar las tensiones cambiarias a partir de la acumulación de dólares. En Unión por la Patria consideran que las chances de tener una buena performance electoral están atadas al escenario económico, dado que, en tanto la inflación ceda y las corridas de dólares paralelos se detengan, la credibilidad de Massa, candidato y ministro, será la mejor plataforma del peronismo.
Sin embargo, los sondeos de la Secretaría de Comercio no son muy alentadores sobre la posibilidad de sostener la caída en los precios de los últimos meses, incluso consideran posible un aumento.

Para discutir los temas de la inflación, el acuerdo con el Fondo Monetario, la acumulación de reservas de dólares y otros temas, hablamos con Hernán Letcher. Letcher es Magíster en Economía Política (FLACSO) y ex Concejal por Unidad Ciudadana en la localidad de San Martín. Actualmente es Director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y se desempeña como Vicepresidente de YPF Litio.

¿Cuáles son las principales causas de la inflación y qué análisis haces de la política del gobierno para combatirla?

El principal problema de la economía argentina es la dinámica bimonetaria. Los efectos que ello genera sobre el frente cambiario impactan sobre las distintas variables: actividad, inflación, etc.
Esta situación se ve agravada hoy por dos cuestiones. El nivel de endeudamiento público-privado heredado de la gestión 2016-2019 y por el efecto de la sequía que te come 20.000 millones de dólares de reservas.
Existen otras razones como el acuerdo con el Fondo. El acuerdo es claramente inflacionario por la exigencia de tipo de cambio real positivo, las tarifas por encima de precios, razones sectoriales y, fundamentalmente, los dólares que no tenes.
La política del gobierno identifica este problema, y lo considera principal. Así que, en términos generales, comparto la mirada y las políticas aplicadas tendientes a cuidar los dólares.
El gobierno los destina prioritariamente a la producción y la búsqueda de dólares para compensar el efecto. Complementariamente, la política de regulación de precios sigue teniendo trascendencia, ya que si hoy no hubiese regulaciones, los precios dispararían.

¿Qué cosas crees que se hicieron mal en el acuerdo que realizó el ex ministro Guzmán?

Desde CEPA no estuvimos de acuerdo con lo que se firmó. Nuestra crítica principal no era sólo en relación a la exigencia de las metas, sino, sobre todo, a la revisión trimestral del FMI.
Esta revisión implica un condicionamiento sustancial de la política económica. Para reconvertir el crédito tenés que pagarle al Fondo y, a la vez, el Fondo te devuelve la plata si considera que cumpliste las metas. También cabe agregar que el organismo te perdona si no las cumpliste, pero de todos modos, cada tres meses vos estás a tiro de default.
Podríamos incluir otras cosas.