Edición n° 2701 . 14/04/2024

El PJ denuncia un «ajuste criminal», cierra filas con Kicillof y se moviliza el 24M

En CABA y en provincia de Buenos Aires, se realizaron dos cónclaves que iniciaron la reorganización. «La patria no se vende y el federalismo no se negocia», advierte el documento.

El Partido Justicialista empezó a organizarse. Este sábado dos cónclaves a ambos lados de la General Paz marcaron que la dirigencia decidió avanzar en la organización y nivel de enfrentamiento a las políticas del gobierno nacional al calor de la ebullición que despertó el enfrentamiento con los gobernadores. El PJ Capital y el PJ Bonaerense se preparan para hacer una demostración de fuerza el 24 de marzo con la dirigencia al frente.

Si bien los dos cónclaves estaban pautados de antemano, se produjeron este sábado en medio de la rebelión de los gobernadores de todos los partidos políticos contra las medidas de Milei. El hecho de que haya sido un mandatario del PRO el que tiró la primera piedra habilitó al resto a pararse de manos contra las decisiones de Milei y Luis Caputo. Es que el peronismo se encuentra en la encerrona de no aparecer boicoteando la institucionalidad de un presidente elegido por el voto popular, pero a la vez tiene la intención de representar a los sectores populares castigados por el mega ajuste. Es por eso que las herramientas de lucha con las que se enfrentará cada vez más al Ejecutivo se mantienen dentro de la extrema institucionalidad.

Tiempo pudo saber que desde el PJ porteño se espera que este 24 de marzo se iguale o supere la marcha del 24 de enero convocada por las centrales sindicales. En el encuentro que se llevó a cabo en la UMET, se hizo un diagnóstico sobre la gravedad del momento, se destacó la necesidad de «estar unidos, organizados, movilizados y coordinados» y se elaboró una propuesta común para trabajar hasta el 24 de marzo. «La tarea por delante es salir por los barrios a convocar a Plaza de Mayo, estar a la par con los conflictos, reclamos, demandas y actividades como la del Banco Nación, los inquilinos y la cultura», explicó el senador y presidente del PJ porteño Mariano Recalde, quien participó de la actividad junto a los dirigentes Kelly Olmos, Carlos Tomada y Daniel Filmus. También estuvieron Ofelia Fernández, Pitu Salvatierra, el diputado del Parlasur Gustavo López, referentes de la CGT y la CTA, SITRAJU, Ate Capital, UTE Capital, SIPREBA; SADOP, FEDUBA; así como de Barrios de Pie, Movimiento Evita, Patria Grande y la Corriente Clasista Combativa. Una forma de unir la dirigencia política, sindical y de los movimientos sociales. El cierre estuvo a cargo del excandidato a jefe de Gobierno, Leandro Santoro.

Por lo pronto, la preocupación que se expresó en el cónclave porteño se centró en el peligro que acarrea la eventual dolarización que pretende llevar adelante Milei. Una forma de retomar la indicación programática que expresó en su documento la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Debate y apoyo a Kicillof

El PJ bonaerense, conducido por el diputado nacional Máximo Kirchner, también deliberó este sábado y condenó en un duro comunicado el «ajuste criminal», el recorte de fondos a las provincias y los «constantes agravios personales» del presidente Javier Milei a gobernadores, legisladores y otros funcionarios. Cerró filas detrás del gobernador Axel Kicillof, defendiendo los reclamos que ya hizo su gestión a la Nación, y acordó sumarlo a la próxima reunión partidaria, y hacer extensivo el convite a la ex vicepresidenta Cristina Kirchner y al ex candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa.

El Consejo del PJ deliberó por tres horas en el Museo Campo, en Cañuelas. Fue la primera reunión formal de 2024 convocada por Kirchner, en medio de los cuestionamientos sobre su conducción por parte de un sector de la dirigencia de UxP que busca que dé un paso al costado. Se debatió, con algunos momentos tensos, sobre el impacto de las políticas nacionales en la provincia, la situación de los distritos, el recorte de los fondos a Buenos Aires –como el Consenso Fiscal, Incentivo Docente, Fortalecimiento Fiscal y Fondo del Transporte– y hubo un fuerte respaldo a Kicillof, en medio de la guerra abierta entre Milei y los gobernadores que escaló en las últimas horas.

Aunque se especulaba con que Kicillof formara parte de la reunión pese a que no tiene un cargo en el partido, finalmente eso no sucedió y motivó reproches, que se saldaron al acordar invitarlo al próximo encuentro. También se propuso sumar a Massa y a Cristina Kirchner a otras reuniones del Consejo para sumarlos a la definición de la estrategia opositora.

El apoyo a Kicillof también quedó explícito en el documento que difundió el PJ al final del encuentro, titulado «La Patria no se vende y el federalismo no se negocia». Los consejeros recordaron que Kicillof fue reelecto con el 45% de los votos y que le sacó una ventaja de 20 puntos a sus rivales, y defendieron su gestión «en defensa de la producción, el empleo, el desarrollo y la educación pública».

Repudiaron el recorte de fondos a la Provincia y refutaron, los argumentos de Milei sobre la supuesta discrecionalidad de los recursos que recibía del gobierno anterior. «Es falsa, de falsedad absoluta, la campaña que busca justificar el recorte sangriento de fondos a nuestra Provincia», señalaron y advirtieron: «Buenos Aires no es la casta».

En este sentido, precisaron que con 17 millones de habitantes recibe sólo el 22% de la coparticipación, pese a que aporta el 39 por ciento. «Esa diferencia merece una compensación para garantizar educación pública de calidad, seguridad ciudadana, cloacas, rutas, viviendas, autopistas, créditos al consumo y a la producción, energía, agua corriente, transporte, comunicaciones, ayuda social directa, comedores, merenderos, jubilaciones, subsidios y becas escolares», puntualizaron.

Además de Kirchner, llegaron hasta Cañuelas la vicegobernadora Verónica Magario (ocupa la vicepresidencia del PJ) y los ministros provinciales Gabriel Katopodis (Infraestructura), Walter Correa (Trabajo), Andrés Larroque (Desarrollo Social) y Florencia Saintout (Instituto Cultural). También participaron los intendentes Mayra Mendoza (Quilmes), Fernando Espinoza (La Matanza), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mariel Fernández (Moreno) y Julio Alak (La Plata); el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Alejandro Dichiara; la senadora nacional Juliana di Tullio; y las diputadas nacionales Vanesa Siley y Victoria Tolosa Paz. «

Por: Gimena Fuertes@gimenafuertes / Por: Jorgelina Naveiro@jornaveiro